Nuevo espacio de recursos en ciencia de datos (data science)

Es evidente que el universo del data science levanta cada vez más y más curiosidad. Un ejemplo de ello se ve en los medios de comunicación; el Mundo y la Vanguardia entrevistaron en los últimos meses a Josep Curto, profesor de la los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación de la UOC; es especialista en inteligencia artificial (IA) y científico de datos.

recurso data science ciencia de datos
Visualización del nuevo espacio de recursos en ciencia de datos (data science)

En los últimos años, la curiosidad de la sociedad por saber de algorismos, datos y inteligencia artificial ha sido exponencial. Además, el mercado laboral ya reclama profesionales que se dediquen a estos universos, situación que irá a más en los próximos años. La UOC conoce esta realidad y ya dispone de un Grado en Ciencia de Datos Aplicada (Applied Data Science) y de un Máster en Ciencia de Datos (Data science). Además, se ha estrenado hace poco un espacio de recursos en ciencia de datos para profesionales e interesados en este universo, una web abierta que se irá ampliando y actualizando con recursos de interés para cualquier científico o analista de datos.

Blockchain permisionada

(Trobareu la versió en català més avall)

Ahora que ya hace más de 10 años de la generación del primer bloque de Bitcoin, que sirvió como una excelente carta de presentación de la tecnología blockchain, vemos que esta tecnología se está haciendo cada día más popular, hecho que se refleja claramente en el gran número de criptomonedas que han surgido. La web coinmarketcap.com ya tiene más de 2000 monedas diferentes indexadas.  Blockchain promete ser un sistema descentralizado, extremadamente seguro, que construye una especie de libro mayor donde se pueden añadir nuevas entradas, pero no borrar ninguna existente, creando un sistema transparente y auditable. Estas características asociadas a blockchain son ideales para las aplicaciones monetarias como el Bitcoin, pero también pueden ser muy útiles para muchas otras aplicaciones más allá de las criptomonedas. Así, después de Bitcoin han aparecido otras plataformas donde se pueden crear aplicaciones descentralizadas programadas por los usuarios en los llamados contratos inteligentes (smart contracts en inglés) y que pueden usar una blockchain como registro para guardar otros tipos de información a parte de monetaria. Una de las plataformas más conocidas para ello es Ethereum.

criptomonedas
Listado de las últimas criptomonedas en la lista de coinmarketcap.com según su capitalización. Debe notarse que la capitalización de estas monedas no es conocida por esta web (indicado con un $?) y por esto están al final de la lista.

Sin embargo, tanto la blockchain inicial propuesta para Bitcoin, como otras más modernas como Ethereum, además de las propiedades ventajosas mencionadas anteriormente, también tienen ciertos inconvenientes que hacen que no sean sistemas apropiados para ciertos casos de uso. Entre estos problemas encontramos la falta de escalabilidad (este tipo de plataformas puede aguantar un número relativamente bajo de transacciones por segundo), la poca velocidad para registrar datos (en Bitcoin se publican bloques con nueva información cada 10 minutos de media), o el hecho de necesitar criptomonedas para realizar operaciones en la blockchain (esto puede ser un inconveniente tanto por el engorro que supone tener que vincular pagos a la mayoría de operaciones con el sistema, como también tener que tener en cuenta la volatilidad del precio de las criptomonedas y la incertidumbre del precio que tendrá cada transacción).

Uno de los motivos principales por los que estas blockchains tienen estos problemas es su carácter abierto, público y sin requerir permisos (permissionless en inglés). Con esto nos referimos a que cualquier persona puede conectarse a la plataforma de la blockchain y sin que se le haya otorgado ningún permiso especial, puede contribuir a la gestión del sistema y a la validación de que todas las transacciones incluidas siguen el protocolo de la blockchain en cuestión. Además, como parte de la seguridad de estas blockchain se basa en su fuerza de computación (la fuerza de computación de todos los nodos junta), estas plataformas necesitan dar incentivos para que la gente quiera contribuir con su fuerza computacional. Por estos motivos, los nodos que contribuyen registrando transacciones son recompensados con criptomonedas, y por estos motivos es necesario pagar criptomonedas para transaccionar en la mayoría de estas plataformas públicas.

Aunque el hecho de tener una plataforma abierta donde cualquier nodo se pueda conectar y ejercer tareas de gestión y validación es un concepto muy interesante, hay muchas aplicaciones en las que esto no es necesario. Incluso esto podría no ser deseado. Por ejemplo en muchas aplicaciones empresariales. Por este motivo se propusieron las blockchains permisionadas (permissioned en inglés). Estas blockchains suelen tener un carácter más cerrado y la información que se registra puede incluso mantenerse privada entre los nodos que la mantienen. De esta manera, una blockchain con permisos es mucho menos revolucionaria que una blockchain sin permisos y, de hecho, muchos argumentan que este tipo de sistema no es más que un tipo de base de datos compartida, y llaman blockchain sólo a las plataformas sin permisos. Sin entrar en este tipo de polémicas, lo que es cierto es que las blockchain con permisos tienen cierta utilidad en contextos donde consorcios de varias entidades diferentes necesitan un sistema común donde almacenar información compartida. En estos consorcios los miembros suelen tener ciertos intereses contrapuestos y la información que se requiere guardar en la blockchain suele ser de alto valor para varios de los miembros del consorcio. Por estos motivos los miembros del consorcio necesitan una plataforma donde la gestión y el almacenamiento de los datos no recaigan en una o pocas de las organizaciones del consorcio que puedan manipular los datos registrados, sino que estas responsabilidades sean compartidas entre todos los miembros. Así, en una blockchain permisionada, los miembros del consorcio pueden tener permisos especiales dependiendo de su responsabilidad dentro de la plataforma, y, por ejemplo, pueden tener permisos para escribir nuevos bloques, para validarlos o tan solo para usar el sistema y enviar transacciones.  

Gracias a poder designar con permisos a los nodos que van a participar en el protocolo de consenso se pueden utilizar sistemas más eficientes que en las blockchain sin permisos. En las blockchain sin permisos, para que la mayor parte de los nodos se pongan de acuerdo en cuál es el estado del sistema se suele utilizar un protocolo de consenso llamado Proof-of-Work (PoW). Este protocolo requiere el consumo de grandes cantidades de energía por todos los nodos participantes, siendo tan solo uno de ellos (el primero que llegue a resolver un problema criptográfico) el seleccionado para publicar el siguiente bloque (más información sobre este protocolo aquí). El gasto energético sirve de motivación para que los nodos se comporten de manera honesta y no intenten colar transacciones inválidas en los bloques. Así, si un nodo es el seleccionado para publicar el siguiente bloque de la cadena e incluye transacciones que no son válidas, entonces el bloque será descartado por los otros nodos de la red, y entonces el nodo habrá malgastado sus recursos energéticos. En cambio, en las blockchains con permisos todo esto no es necesario. Tal y como se dan permisos a algunos nodos para poder contribuir en el protocolo de consenso, estos permisos también pueden revocarse. De esta manera, el nodo que no siga el protocolo será excluído. Además, los nodos de las blockchain con permisos no reciben criptomonedas como premio por contribuir en el protocolo de consenso. Sino que son las propias instituciones que participan en la blockchain las que deben tener el interés de participar con algún nodo y así poder validar que todo lo que se incluye en el sistema es correcto. Por lo tanto, en este tipo de blockchain no es necesario incentivar la participación con criptomonedas, lo que hace que no sea necesario pagar por incluir transacciones en el sistema. Además, el hecho de no ofrecer un sistema totalmente descentralizado y asignar las tareas de creación de bloques a unos pocos nodos también permite aceptar miles de transacciones por segundo de forma muy rápida, lo que rompe con otras de las limitaciones importantes de las blockchains sin permisos.

Aunque esta tecnología todavía está en sus inicios, ya son varios los proyectos que proponen el uso de blockchains con permisos. En muchas ocasiones estas plataformas se habilitan para mejorar la gestión entre grupos de organizaciones diferentes, sustituyendo procedimientos basados en papel que requieran la firma de varias partes. De esta manera en muchos casos se espera mejorar la eficiencia en procedimientos rutinarios y reducir costes administrativos. También en muchos de estos casos lo que se busca es disponer de una plataforma común donde tener la información de algunos tratos comerciales y contractuales entre las diferentes organizaciones para así poder resolver más fácilmente conflictos entre ellas y para poder tener cierta trazabilidad de activos que se intercambian entre las organizaciones. Un buen ejemplo de uso de una blockchain permisionada se puede ver en el vídeo de abajo. En este caso de uso se utiliza Hyperledger Sawtooth para ofrecer una plataforma para registrar todas las transacciones en la cadena de suministro del pescado. De esta manera, un pescador cuando realiza una captura puede registrarla en una blockchain, registrando también información sobre la captura, como el lugar y la fecha. Posteriormente, el sistema está preparado para que se registren todas las transacciones del pescado entre todos los intermediarios de la cadena de suministro. En estas transacciones también se propone utilizar sensores de temperatura para controlar que los contenedores de pescado no pasen de cierta temperatura máxima durante su transporte y almacenaje y registrar los valores recogidos por estos sensores en la blockchain. De esta manera, se podría dar permiso de lectura a los consumidores para que accedieran a la blockchain y así ver todas las manos por las que ha pasado el pescado que van a consumir. Así los consumidores de pescado, tanto consumidores finales, como negocios como restaurantes, disponen de un registro transparente donde, con un alto grado de certeza, pueden asegurar la procedencia del pescado que consumen, y pueden verificar otras muchas características, como por ejemplo, si proviene de pesca sostenible, si se ha almacenado correctamente, etc.


Ejemplo de blockchain para la cadena de suministro del pescado. Fuente: Hyperledger.org

Finalmente, sin entrar en más detalles, listamos algunas de las plataformas más populares con las que se pueden desplegar blockchains permisionadas: Hyperledger, Quorum, BigchainDB, Multichain.

Victor Garcia-Font es profesor de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación de la Universitat Oberta de Catalunya

Blockchain permisionada

Ara que ja fa més de 10 anys de la generació del primer bloc de Bitcoin, que va servir com una excel·lent carta de presentació de la tecnologia blockchain, veiem que aquesta tecnologia s’està fent cada dia més popular, fet que es reflecteix clarament en el gran nombre de criptomonedes que han sorgit. El web  coinmarketcap.com ja té més de 2000 monedes diferents indexades. Blockchain promet ser un sistema descentralitzat, extremadament segur, que construeix una mena de llibre major on es poden afegir noves entrades, però no esborrar cap existent, creant un sistema transparent i auditable. Aquestes característiques associades a blockchain són ideals per a les aplicacions monetàries com el Bitcoin, però també poden ser molt útils per a moltes altres aplicacions més enllà de les monedes digitals. Així, després de Bitcoin han aparegut altres plataformes on es poden crear aplicacions descentralitzades programades pels usuaris amb els anomenats contractes intel·ligents (smart contracts en anglès) que poden utilitzar una blockchain com a registre per guardar altres tipus d’informació a part de monetària. Una de les plataformes més conegudes per a això és Ethereum.

Llistat de les últimes criptomonedes en la llista de coinmarketcap.com segons la seva capitalització. Ha de notar-se que la capitalització d’aquestes monedes no és coneguda per aquest web (indicat amb un $?) i per això estan al final de la llista.

No obstant això, tant la blockchain inicial proposta per a Bitcoin, com altres més modernes com Ethereum, a més de les propietats avantatjoses esmentades anteriorment, també tenen certs inconvenients que fan que no siguin sistemes apropiats per a certs casos d’ús. Entre aquests problemes hi ha la falta d’escalabilitat (aquest tipus de plataformes pot aguantar un nombre relativament baix de transaccions per segon), la poca velocitat per registrar dades (en Bitcoin es publiquen blocs amb nova informació cada 10 minuts de mitjana), o el fet de necessitar moneda digital per a realitzar operacions a la blockchain (això pot ser un inconvenient tant pel destorb que suposa haver de vincular pagaments a la majoria d’operacions amb el sistema, com també haver de tenir en compte la volatilitat del preu de les criptomonedes i la incertesa del preu que tindrà cada transacció).

Un dels motius principals pels quals aquestes blockchains tenen aquests problemes és el seu caràcter obert, públic i sense requerir permisos (permissionless en anglès). Amb això ens referim al fet que qualsevol persona pot connectar-se a la plataforma de la blockchain i sense que se li hagi atorgat cap permís especial, pot contribuir a la gestió del sistema i a la validació de que totes les transaccions incloses segueixen el protocol de la blockchain en qüestió. A més, com a part de la seguretat d’aquestes blockchain es basa en la seva força de computació (la força de computació de tots els nodes junta), aquestes plataformes han de donar un incentiu perquè la gent vulgui contribuir amb la seva força computacional. Per aquests motius, els nodes que contribueixen registrant transaccions són recompensats amb criptomonedes, i per aquests motius cal pagar criptomonedes per transaccionar en la majoria d’aquestes plataformes públiques.

Tot i que el fet de tenir una plataforma oberta on qualsevol node es pugui connectar i exercir tasques de gestió i validació és un concepte molt interessant, hi ha moltes aplicacions en les que això no és necessari. Fins i tot això podria no ser desitjat. Per exemple en moltes aplicacions empresarials. Per aquest motiu es van proposar les blockchains permisionades (permissioned en anglès). Aquestes blockchains solen tenir un caràcter més tancat i la informació que es registra pot fins i tot mantenir-se privada entre els nodes que la gestionen. D’aquesta manera, una blockchain amb permisos és molt menys revolucionària que una blockchain sense permisos i, de fet, molts argumenten que aquest tipus de sistema no és més que un tipus de base de dades compartida, i anomenen blockchain només a les plataformes sense permisos. Sense entrar en aquest tipus de polèmiques, el que és cert és que les blockchain amb permisos tenen certa utilitat en contextos on consorcis de diverses entitats diferents necessiten un sistema comú on emmagatzemar informació compartida. En aquests consorcis els membres solen tenir certs interessos contraposats i la informació que es requereix desar a la blockchain sol ser d’alt valor per a diversos dels membres del consorci. Per aquests motius els membres del consorci necessiten una plataforma on la gestió i l’emmagatzematge de les dades no recaiguin en una o poques de les organitzacions del consorci que puguin manipular les dades registrades, sinó que aquestes responsabilitats siguin compartides entre tots els membres. Així, en una blockchain permisionada, els membres del consorci poden tenir permisos especials depenent de la seva responsabilitat dins de la plataforma, i, per exemple, poden tenir permisos per escriure nous blocs, per validar-los o tan sols per utilitzar el sistema i enviar transaccions.

Gràcies a poder designar amb permisos als nodes que participaran en el protocol de consens es poden utilitzar sistemes més eficients que en les blockchains sense permisos. A les blockchains sense permisos, perquè la major part dels nodes es posin d’acord en quin és l’estat del sistema se sol utilitzar un protocol de consens anomenat Proof-of-Work (PoW). Aquest protocol requereix el consum de grans quantitats d’energia per tots els nodes participants, sent tan sols un d’ells (el primer que arribi a resoldre un problema criptogràfic) el seleccionat per publicar el següent bloc (més informació sobre aquest protocol aquí). La despesa energètica serveix de motivació perquè els nodes es comportin de manera honesta i no intentin colar transaccions invàlides en els blocs. Així, si un node és el seleccionat per publicar el següent bloc de la cadena i inclou transaccions que no són vàlides, llavors el bloc serà descartat pels altres nodes de la xarxa, i llavors el node haurà malgastat els seus recursos energètics. En canvi, en les blockchains amb permisos tot això no és necessari. Tal com es donen permisos a alguns nodes per poder contribuir en el protocol de consens, aquests permisos també es poden revocar. D’aquesta manera, el node que no segueixi el protocol serà exclòs. A més, els nodes de les blockchains amb permisos no reben moneda digital com a premi per contribuir en el protocol de consens. Sinó que són les pròpies institucions que participen en la blockchain les que han de tenir l’interès de participar amb algun node i així poder validar que tot el que s’inclou en el sistema és correcte. Per tant, en aquest tipus de blockchain no cal incentivar la participació amb criptomonedes, el que fa que no sigui necessari pagar per incloure transaccions en el sistema. A més, el fet de no oferir un sistema totalment descentralitzat i assignar les tasques de creació de blocs a uns pocs nodes també permet acceptar milers de transaccions per segon de forma molt ràpida, el que trenca amb altres de les limitacions importants de les blockchains sense permisos .

Tot i que aquesta tecnologia encara està en els seus inicis, ja són diversos els projectes que proposen l’ús de blockchains amb permisos. En moltes ocasions aquestes plataformes s’habiliten per millorar la gestió entre grups d’organitzacions diferents, eliminant procediments basat en paper que requereixin la signatura de diverses parts. D’aquesta manera en molts casos s’espera millorar l’eficiència en procediments rutinaris i reduir costos administratius. També en molts d’aquests casos el que es busca és disposar d’una plataforma comuna on tenir la informació dels tractes comercials i contractuals entre les diferents organitzacions per així poder resoldre més fàcilment conflictes entre elles i per poder tenir certa traçabilitat d’actius que s’intercanvien entre les organitzacions. Un bon exemple d’ús d’una blockchain permisionada es pot veure al vídeo de sota. En aquest cas d’ús s’utilitza Hyperledger Sawtooth per oferir una plataforma per registrar totes les transaccions en la cadena de subministrament del peix. D’aquesta manera, un pescador quan realitza una captura pot registrar-la en una blockchain, registrant també informació sobre la captura, com el lloc i la data. Posteriorment, el sistema està preparat perquè es registrin totes les transaccions del peix entre tots els intermediaris de la cadena de subministrament. En aquestes transaccions també es proposa utilitzar sensors de temperatura per controlar que els contenidors de peix no passin de certa temperatura màxima durant el seu transport i emmagatzematge i registrar els valors recollits per aquests sensors en la blockchain. D’aquesta manera, es podria donar permís de lectura als consumidors perquè accedissin a la blockchain i així veure totes les mans per les quals ha passat el peix que consumiran. Així els consumidors de peix, tant consumidors finals, com negocis com restaurants, disposen d’un registre transparent on, amb un alt grau de certesa, poden assegurar la procedència del peix que consumeixen, i poden verificar moltes altres característiques, com per exemple, si prové de pesca sostenible, si s’ha emmagatzemat correctament, etc.

Exemple de blockchain per a la cadena de subministrament del peix. Font: Hyperledger.org.


Exemple de blockchain per a la cadena de subministrament del peix. Font: Hyperledger.org.

Finalment, sense entrar en més detalls, llistem algunes de les plataformes més populars amb les que es poden desplegar blockchains permissionades: Hyperledger, Quorum, BigchainDB, Multichain.

Finalment, sense entrar en més detalls, llistem algunes de les plataformes més populars amb les que es poden desplegar blockchains permissionades: Hyperledger, Quorum, BigchainDB, Multichain.

Victor Garcia-Font és professor dels Estudis d’Informàtica, Multimèdia i Telecomunicació de la Universitat Oberta de Catalunya.

El Mobile World Congress, a posteriori

El Mobile World Congress tuvo lugar en Barcelona a finales de febrero y desde los EIMT nos preguntamos ¿qué ha quedado de todo aquello? ¿Cuáles han sido las novedades que marcarán las líneas de innovación de cara al futuro? ¿Y lo que más ha impresionado al público? Hablamos con Carles Garrigues, profesor de la UOC y director del Máster en Universitario en Desarrollo de Aplicaciones para Dispositivos Móviles.

El mundo del motor

Comenzamos con los automóviles, uno de los protagonistas cada año en el Mobile World Congress. ¿Qué novedades nos han traído este año? Pese a que todos los fabricantes están mirando al futuro con el 5G, realmente hubo pocas novedades; un ejemplo es que siguen con el mismo nivel de conexión de siempre, el nivel dos. Además, la idea que hay detrás de los coches presentados es la misma año tras año: ayudar al conductor con una buena conducción. ¿Qué significa esto? Que por ejemplo hay un dispositivo en el vehículo que reconoce cuando el conductor se está durmiendo y hace que el coche se pare. Otro ejemplo es dotar al vehículo de dispositivos para reconocer las constantes vitales del conductor: presión arterial, ritmo cardiaco, etc. Esto último lo ha presentado Mercedes en sus vehículos.

La marca SAP presentó un coche modular, un producto híbrido cuya estructura se podía transformar según las necesidades de cada uno. Pese al avance, aún está lejos la realidad del coche autónomo; hacen falta tantas empresas de por medio y tantos procesos tecnológicos, además del tema legal, que el coche autónomo aún se hará esperar unos cuantos años más. Una marca de automóviles de las que está mejor adelantada en este universo es Tesla y no estaba presente en el MWC… La presencia del coche en el MWC tiene como objetivo mostrar autonomía y, pese a que todas las marcas hablan y trabajan en ello, aún no hay ninguna que lo haya conseguido. ¿Ayudará la tecnología 5G?

Realidad virtual

Otro protagonista del MWC19 fue la Hololens. En esta edición, la Hololens detectaba donde estaba la mano del usuario sin la necesidad de llevar ningún dispositivo. De esa manera, la persona que utilizaba las gafas tenía total libertad para sumergirse en la realidad aumentada sin tener que llevar un guante o pequeño dispositivo que identificara la ubicación a la Hololens.

hololens
La Hololens presentada proporciona más autonomía al usuario

El futuro del notch

¿Y qué ocurre con el notch? Según Carles, el notch no es garantía de futuro después de que Samsung acabe de lanzar el S10 Infinity Display con dos pequeños agujeros, en donde se sitúan las cámaras frontales. De esta manera, la pantalla ocupa toda la parte delantera del dispositivo salvo en la parte superior derecha, en donde se encuentran dos agujeritos. Carles comenta que, en el futuro, los rumores que apuntan que la propia Apple descartará el notch son creíbles. Posiblemente no en el iPhone del año que viene, pero sí en el de los próximos años. Además, el reconocimiento facial en la parte delantera también ocupa mucho espacio para un posible Infinity Display razón por la que se acabará eliminando.

notch iPhone X mobile world congress
El notch es la franja negra gruesa de la parte superior del iPhone

Aplicaciones de la cámara frontal

Hablemos del time of flight (TOF). Lo que hace Apple para el reconocimiento facial y poder desbloquear el móvil es que, mediante las cámaras frontales, se envían rayos infrarrojos para hacer una imagen en tres dimensiones de la persona que está delante y quiere desbloquear el dispositivo. El Time of flight viene a hacer lo mismo pero reconociendo cual es el objeto o persona está en un primer plano o más cercano al móvil. ¿El objetivo? Identificar lo que está en un plano más alejado y así poder desenfocarlo. Esto se hace actualmente con las fotografías, pero no con los vídeos y es aquí donde está la novedad. De esta manera, al igual que con las fotografías, se podrá grabar con el móvil desenfocando en el momento los planos más alejados, sin tener que pasar el vídeo por ningún editor.

Según Carles, el futuro del desbloqueo pasa o por el reconocimiento facial o por el sensor de huella detrás de la pantalla. Tan sólo quedará uno de los dos y, seguramente, será el que dé menos errores además de qué tecnología sea la más rápida en implementarse; la primera que se implemente será la que quedará. Carles comenta que el detector de huellas bajo la pantalla tiene más números de afianzarse ya que no necesita espacio en la pantalla ya que estaría debajo de ella. Esto no pasa con el reconocimiento facial, que necesitaría una pequeña cámara delantera y por ello la pantalla nunca sería Infinity Display, una tecnología por la que se apuesta desde hace años y que marca el rumbo de las prioridades en tecnología hoy en día.

¿Independencia energética?

También había mucha expectativa con lo que Energizer iba a presentar: una batería de 18.000 mAh. Según los fabricantes, con ella los dispositivos podrían aguantar hasta 50 días sin la necesidad de cargarse. Lo que el fabricante no quiso comentar es el espacio que una batería con esta autonomía podía tener, recordándonos lo abultados y pesados que eran los móviles hace unos años.

Dispositivos plegables

El móvil plegable también era una novedad estrella de esta edición del MWC19. Se mostró al público en una vitrina, a modo de reliquia, sin que nadie lo pudiera tocar o manejar. Esto hace pensar que, aunque la tecnología ya está implementada, aún falta pulirla porque… ¿por qué no se dejó al público manejar y toquetear los dispositivos plegables? Además, con la pantalla plegable surgen algunas dudas como que si de tanto doblarla, la pantalla se resentirá y aparecerá la raya del pliegue. O si el material será lo suficientemente resistente como para doblarlo una y otra vez. Todos estos detalles se tendrán que ir viendo poco a poco y ver así la viabilidad y practicidad de tener pantallas plegables.

Como vemos, la vigente edición del MWC trajo muchas novedades pero, como suele pasar, habrá que ver qué camino cogen, si tienen futuro y de qué manera se implementarán en nuestro día a día.

Carles Garrigues es profesor de la UOC y actualmente imparte docencia en materias relacionadas con el Software Libre, la seguridad informática y el desarrollo de aplicaciones para dispositivos móviles. Actualmente dirige el Máster Universitario en Desarrollo de Aplicaciones para Dispositivos Móviles.

El género del MWC 2019

(Trobareu la versió en català més avall)

La presencia del género masculino en el MWC 2019 es mayoritaria aunque, año tras año, la de las mujeres va aumentando; el porcentaje de mujeres conferenciantes en el congreso ha sido del 30%, algo superior al 2018 y claramente más que el 21% del 2017, según datos de  la GSMA, la entidad organizadora. Además, mientras la presencia de las mujeres en  las conferencias y presentaciones oficiales más importantes es muy poco significativa, sí que lo es, y mucho, la gran mayoría de mujeres entre las azafatas en los stands de las empresas. Esta doble discriminación es la muestra evidente de la flagrante desigualdad de género en el ámbito del MWC.

#GSMAW4T
#GSMAW4T

En España, sólo una de cada cien adolescentes quiere dedicarse a las tecnologías de la información y la comunicación, según los datos del último informe PISA de 2015. También son muy pocas las que eligen esta rama en la universidad. Solo el 14,7% de los alumnos que empiezan Ingeniería Informática son mujeres, según datos del  Ministerio de Educación y Formación Profesional.

Aunque tanto el evento MWC como otros similares están promoviendo iniciativas para combatir esta brecha de género en el ámbito de las industrias tecnológicas, la GSMA creó hace dos años  el programa Women4Tech, y la conferencia  Women in Mobile se viene celebrando desde hace cuatro años en el MWC con un formato 100% mujeres, aún queda mucho por hacer.


Maria Antonia Huertas es licenciada en Matemáticas por la Universidad de Barcelona y doctora en Matemáticas por la misma universidad. Es profesora de Matemáticas y Multimedia en la Universitat Oberta de Catalunya.

El gènere del MWC 2019

La presència del gènere masculí en el MWC 2019 és majoritària, tot i que any rere any la de les dones va augmentant; el percentatge de dones conferenciants del congrés ha estat del 30%, una mica superior al 2018 i clarament més que el 21% del 2017 segons dades de la GSMA, l’entitat organitzadora. A més, mentre la presència de les dones en les conferències i presentacions oficials més importants és molt poc significativa, sí que ho és, i molt, la gran majoria de dones entre les hostesses en els estands de les empreses. Aquesta doble discriminació és la mostra evident de la flagrant desigualtat de gènere en l’àmbit del MWC.

#GSMAW4T
#GSMAW4T

A Espanya, només una de cada cent adolescents vol dedicar-se a les tecnologies de la informació i la comunicació, segons les dades de l’últim informe PISA de 2015. També són molt poques les que trien aquesta branca a la universitat. Només el 14,7% dels alumnes que comencen Enginyeria Informàtica són dones, segons dades del Ministeri d’Educació i Formació Professional.

Encara que tant l’esdeveniment MWC com altres similars estan promovent iniciatives per combatre aquesta bretxa de gènere en l’àmbit de les indústries tecnològiques, la GSMA va crear fa dos anys el programa Women4Tech, I la conferÈncia  Women in Mobile la conferència Women in Mobile es celebra des de fa quatre anys al MWC amb un format 100% dones, encara queda molt per fer.

Maria Antonia Huertas és llicenciada en Matemàtiques per la Universitat de Barcelona i doctora en Matemàtiques per la mateixa universitat. És professora de Matemàtqiues i Multimedia a la Universitat Oberta de Catalunya.

Ágata Lapedriza y Eugènia Santamaria; presencia femenina en un mundo masculino

Con motivo del 8M, desde los estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicaciones queremos aportar nuestro granito de arena en la visibilidad de las mujeres en el ámbito laboral. De esta manera, hemos decidido entrevistar a dos de las muchas mujeres que hay estudiando, investigando o impartiendo clases en nuestros ámbitos de estudio: Ágata Lapedriza y Eugènia Santamaria. Ágata es profesora de la UOC y actualmente reside en Massachusetts investigando en el Massachusetts Institute of Technology (MIT). Eugènia Santamaria, además de ser profesora y directora del Grado en Tecnologías de Telecomunicación de los estudios de IMT, fue la diez primeras mujeres en licenciarse en Telecomunicaciones por la UPC y de las primera en doctorarse, también en Telecomunicaciones.

La presencia femenina en áreas como las telecomunicaciones o las ingenierías aún sigue siendo poco generalizada. Preguntamos a Ágata y a Eugènia sobre sus trayectorias y analizamos con ellas cómo es investigar en un entorno aún marcado por clara presencia masculina.

¿Recuerdas el primer momento en el que decidiste ser investigadora/doctora?

Ágata Lapedriza: No tengo la sensación de un momento concreto. Cuando era pequeña me gustaban las ciencias y las matemáticas. Estudié matemáticas en la universidad y al acabar tenía ganas de quedarme en el entorno académico. Realicé un doctorado de forma combinada con impartir clases en la universidad. Ni siquiera en aquel momento tenía una idea clara de qué era ser investigadora. Lo fui descubriendo sobre la marcha.

Eugènia Santamaria: Cuando comencé mis estudios de Ingeniería de Telecomunicación no me planteaba la investigación o el doctorado. Me planteaba el futuro laboral como ingeniera,  aunque si que me motivaba la docencia. Fue un profesor de la carrera quien me propuso hacer el proyecto fin de carrera en un tema vinculado a un proyecto de investigación. A partir de aquí, él mismo me comentó si quería hacer el doctorado y, de esta manera, pude  realizar la tesis doctoral en el Departamento de Teoría de Señal y Comunicaciones de la UPC, donde posteriormente fuí profesora Titular de Universidad.

¿Consideras que la escuela y, en consecuencia, el actual sistema de educación ayuda al alumnado a proyectarse hacia la investigación?

Ágata Lapedriza: Cada vez se hacen más acciones para motivar el interés en la ciencia y la tecnología al alumnado, pero aún no es suficiente; de momento, la tendencia no está cambiando. Cuando yo iba a la escuela no recuerdo que se hiciera nada en concreto. Además, las pocas veces que se hablaba de investigadores se hablaba de figuras como Einstein, lo cual podía hace pensar que tienes que ser un genio superdotado excepcional para plantearte una carrera académica.

Eugènia Santamaria: No, creo que se informa poco incluso sobre las salidas profesionales de las titulaciones.  En la ESO, los estudiantes ya tienen que elegir algunas asignaturas que condicionan el Bachillerato que podrán cursar y realizan esta elección con una información deficiente. Personalmente, yo tuve poca información en lo referente a salidas laborales y también en lo referente a la carrera de investigación.

¿Y en el caso del alumnado femenino?

Ágata Lapedriza: Creo que no hay diferencia entre el alumnado femenino o masculino. A nivel personal, no la he percibido. Desafortunadamente sí que hay muchos estereotipos de género sobre la tecnología, las ingenierías y la ciencia que quizás tiran atrás al alumnado femenino. También se cree que tienen poco componente social y esto aleja a las chicas, porque creo que la sociedad orienta más a las mujeres a cuidar de los demás.

Eugènia Santamaria: En lo referente a la falta de información, la situación es general.

¿Tuviste alguna limitación, prejuicio o presión a la hora de realizar unos estudios como los tuyos, con una clara presencia masculina?

Ágata Lapedriza: No.  Me daba igual. De hecho si alguien decía que las matemáticas y la tecnología eran difíciles o que eran más para hombres casi me sentía más motivada.

Eugènia Santamaria: No, de hecho, mi decisión fue impulsada por el entorno familiar y por mis profesores del instituto.

Cursar unos estudios con una denotación y presencia masculina, ¿ha sido un problema o limitación o te ha motivado y te ha ayudado a alcanzar tus objetivos?

Ágata Lapedriza: Directamente no creo que haya sido un problema para mí, he tenido la suerte de no sentir ningún trato desfavorable. Tampoco considero que la presencia masculina me haya ayudado particularmente a alcanzar mis objetivos. Simplemente pienso que no me ha afectado demasiado.

Eugènia Santamaria: Ingeniería de Telecomunicación era una carrera masculina casi al 100%. En mi promoción, por ejemplo, sólo hubo dos mujeres, yo una de ellas. Pese a ello, esto no supuso ningún problema para mí ni me impidió alcanzar mis objetivos. Si que es verdad que en el ambiente de la escuela se notaba esta preponderancia masculina y faltaba el equilibrio que hubiese aportado la presencia femenina.

Actualmente, ¿consideras exponencial la presencia femenina en tus estudios? ¿Ha mejorado desde tus inicios?

Ágata Lapedriza: Creo que no ha mejorado. Sin embargo, en algunas áreas concretas de la tecnología parece que la presencia de mujeres es mayor que la de hombres.  En particular, hay dos grupos con los que trabajo en el Massachusetts Insitute of Technology, en dónde ahora estoy haciendo una estancia, que tienen alta presencia de mujeres y los dos están liderados por mujeres. Se trata del grupo de Computación Afectiva y el de Robots Personales, el primero liderado por Rosalind Picard y el segundo por Cynthia Braezel. Quizás el motivo por el que hay alrededor del 70% de mujeres en estos grupos viene dado por las temáticas que estudian, con una fuerte componente social. En el grupo de Computación Afectiva se estudia cómo hacer máquinas que puedan tener inteligencia emocional. En el grupo de Robots Personales se trabaja en robótica social, es decir, en desarrollar robots que puedan interactuar con humanos de una forma socialmente inteligente.

Eugènia Santamaria: Creo que ha mejorado un poco, pero muy poco. Las carreras de ingeniería aún tienen una exagerada presencia masculina.

¿Qué tipo de estrategias o apoyos se deberían de dar en las escuelas y centros de estudios para animar a las mujeres a tener más presencia en los centros de investigación dado que los estudios de informática y telecomunicaciones aún tienen una notable presencia masculina?

Ágata Lapedriza: Lo más importante es que se les dé información y que conozcan personas que cursan estos estudios, en particular mujeres, y que tengan la opción de verlo como algo interesante y a su alcance. También que los padres sean más sensibles a los intereses que puedan mostrar sus hijas hacia los ámbitos tecnológicos. Por ejemplo, que las motiven a jugar con juguetes de ciencia y tecnología, que vean películas y lean libros dónde haya protagonistas mujeres que tienen éxito como investigadoras o profesionales en ciencia o tecnología. E

Eugènia Santamaria:  Desde la escuela se tiene que dar mucha más información. La información es básica. Por ejemplo, la sociedad no acaba de saber qué implica ser ingeniero. Mucha gente ni se lo plantea. Dar información sobre las profesiones haría que la decisión sobre la carrera a cursar se tomase con conocimiento. Por ejemplo, una de las salidas profesionales de las carreras de Ingeniería  es la dirección de proyectos, que conlleva la gestión de personas, y el resultado de estos proyectos en ocasiones redunda en un beneficio social. Algunas mujeres desconocen estos aspectos que podrían motivarles a cursar una ingeniería y creen que un ingeniero se dedica al hardware o al software y trabaja poco conectado con las personas.

Parece que a las mujeres los temas de tecnología  les resultan poco atractivos. Creo que la clave está en conocer el motivo de esta situación para poder  realizar acciones que permitan mejorarla.