Transferencia del conocimiento: SpinUOC

En un entorno global tan competitivo como el actual, la necesidad de acercar el conocimiento generado en las universidades y centros de investigación al sector empresarial se convierte en un objetivo claro para el progreso social y económico de un país. Con este sentido, son clave tanto programas como “Indústria del Coneixement” ofrecido por la Generalitat de Catalunya para afoverecer el desarrollo de nuevas empresas de base científica (spin-offs) así como eventos promovidos por las propias universidades como el SpinUOC, en la que nos centraremos en este entrada del blog.

27788341975_bab83dc52e_o

Finalistas del SpinUOC 2016. Licencia Creative Commons Reconomiento No Comercial

El pasado jueves 16 de junio tuvo lugar la 4ª edición del SpinUOC, el evento del conocimiento transferible de la UOC que acerca soluciones innovadoras de la comunidad UOC al tejido socioeconómico. La realidad aumentada y virtual, aplicaciones móbiles en el ámbito social, el arte, la cultura y el ocio, el consumo colaborativo o los juegos formativos son algunos de los ámbitos temáticos de los proyectos de este año. A continuación, haremos un breve repaso a los 8 proyectos finalistas de esta edición:

  • Artinpocket es una comunidad que promociona y vende arte accesible con un solo clic, con la misión de transformar y renovar el canal de proyección tradicional del arte y de fomentar y estimular su compra. Esta plataforma reúne la promoción del arte, de los artistas y de las galerías con un canal directo de venta y compra de obras de arte.
  • eQuàliment es un proyecto de innovación social iniciado en 2011 en el contexto de la crisis económica para dar respuesta a las necesidades crecientes de distribución de alimentos solidarios a las familias en situación de pobreza. El proyecto ofrece una aplicación informática que permite gestionar y hacer el seguimiento de la distribución de los alimentos, así como apoyar y acompañar los proyectos de una manera más eficiente, equitativa y transparente.
  • Experiències Augmentades es el proyecto que hace referencia a las distintas experiencias de realidad aumentada que ha construido la UOC basadas en la geolocalización y el reconomiento de imágenes. La última de ellas ha sido una colaboración con el CosmoCaixa, en la que la realidad aumentada permite que los visitantes del museo, con sus tabletas o teléfonos móviles, puedan ver cómo cobra vida un triceratops.
  • Geomotion Games es una empresa emergente fundada en Barcelona que se dedica a la creación de videojuegos, juegos formativos (serious games) y experiencias móviles ludificadas utilizando las tecnologías de proximidad (GPS y balizas) y macrodatos.
  • Mykubuk es una plataforma web y una aplicación que comercializa reservas de hoteles, restaurantes y experiencias en general con los grandes descuentos característicos de las ofertas de última hora (last minute). Por un lado, la aplicación propone al usuario disfrutar de una experiencia a buen precio o bien indemnizarlo si esta no se lleva a cabo, y, por otro, facilita al proveedor una gran herramienta de gestión de la sobrerreserva (overbooking).
  • PaintXYZ es un sistema de bajo coste diseñado con Arduino y Processing que permite crear un entorno virtual en una localización real y construir objetos tridimensionales superpuestos, pintar en este entorno y aplicar texturas a partir de imágenes archivadas en la memoria del móvil, mediante un teléfono inteligente, unas gafas de realidad virtual, un pincel físico (creado también con Arduino) y sensores de detección de posicionamiento.
  • Sharing Academy es la plataforma de consumo colaborativo que permite a los estudiantes universitarios encontrar y ofrecer clases particulares entre compañeros de su misma carrera para mejorar los resultados académicos de ambas partes.
  • Tweaking Head es una aplicación web virtual, en forma de juego interactivo, que tiene como público objetivo cualquier persona que tenga la intención de aprender, adquirir o mejorar los conocimientos musicales de una manera divertida y entretenida. El juego está constituido por doce niveles de siete preguntas cada uno sobre curiosidades de la música, aspectos de armonía, lenguaje y composición musical, hechos y acontecimientos de la historia de este arte, análisis auditivo y bandas sonoras de películas.

Esta pasada edición hubieron dos ganadores, uno elegido por un jurado profesional y otro elegido por los asistentes al evento. Geomotion Games fue el proyecto elegido por el jurado mientras que la audiencia prefirió Sharing Academy. De todas formas, los 8 finalistas tendrán la oportunidad de presentar sus proyectos en la próxima edición de 4YFN [4 Years From Now] que tendrá lugar coincidiendo con la celebración de Mobile World Congress.

Por último, relacionado con el SpinUOC, me gustaría también destacar un espacio donde se muestran los resultados de la actividad I+D+I de la UOC valorizados de ser transferidos al tejido económico y social: La UOC Transfiere. Los tipos de resultados que la UOC transfiere son soluciones tecnológicas, patentes y tecnologías para licenciar, aplicaciones, empresas derivadas (spin-offs) y servicios universidad-empresa.

Dilemas éticos en los usos de la tecnología (II)

Y hoy reanudamos la discusión que dejamos pendiente la semana pasada en esta entrada.

Naturalmente, la tendencia del quantified self nos lleva a pensar en los usos de los datos que generan Fitbits y demás dispositivos que miden nuestra actividad física diaria. ¿Queremos que, por ejemplo, nuestra aseguradora sepa realmente cuan sedentarios son nuestros hábitos? Por otra parte, comienza a haber casos en que el acceso a la información recogida por estos dispositivos ha sido muy útil y Apple acaba de abrir el código de CareKit, que de nuevo pone de manifiesto la utilidad potencial de este tipo de dispositivos y los datos que recogen.

A esta preocupación creciente por la privacidad y los datos, se añaden también los usos que dan las empresas a los datos que recopilan de sus usuarios. Parecía que esta inquietud había quedado resuelta con los terms and conditions, pero ahora surge una nueva pregunta: ¿qué ocurre si estas empresas quiebran o son adquiridas por otras compañías? Aparentemente, hay un grupo considerable de empresas que no se hacen responsables de los usos que se podrían dar a estos datos en esta circunstancia.

Y más allá de las protecciones que nos ofrecen las condiciones legales, hay que considerar los potenciales problemas de seguridad que pueden dar lugar a filtraciones involuntarias de datos. Dos ejemplos que muestran esta situación son: El primero, un análisis de la seguridad de la plataforma Samsung Smart Home que es, como mínimo, alarmante para los ocupantes de viviendas donde se haya instalado; el segundo, que seguramente resulte más llamativo, tiene que ver con la tendencia de conectar a la red juguetes sexuales.

No es necesario que los datos acaben en manos de un hacker black hat para que se cree debate, tal y como ha demostrado no hace mucho la polémica entre el FBI y Apple (y los métodos cuestionables del FBI para romper el cifrado del iPhone). El debate público ha ayudado, seguro, a que prácticamente todas las aplicaciones de mensajería hayan aplicado cifrado “end to end” a sus servicios. Y esta mejora en la seguridad, a su vez, ha motivado un segundo debate sobre la seguridad de los correspondientes protocolos y sobre la información que se puede extraer de los metadatos que quedan fuera de este cifrado. En ausencia de mecanismos para romper cifrados robustos, los sistemas judiciales oponen otras alternativas: en Estados Unidos un hombre ha sido encarcelado por negarse a descifrar un disco duro (era sospechoso de poseer pornografía infantil).

La percepción pública de estos problemas está creciendo. El Washington Post cita un informe de la National Telecommunications & Information Administration que afirma que un porcentaje sensible de estadounidenses está empezando a dejar de utilizar determinados servicios en la red dando como motivo la falta de seguridad y privacidad.

Esto en cuanto a los datos recopilados, pero también hay que tener en cuenta los algoritmos que se aplican a estos datos. El tema de moda hace apenas semanas en la prensa de los Estados Unidos es el presunto sesgo liberal de las trending news de Facebook. Cada vez más algoritmos ayudan a tomar decisiones que nos afectan. Un primer caso que nos toca de cerca es, naturalmente, el uso de asistentes en educación, que en algunos casos pueden tomar decisiones que se podrían considerar segregación. Uno de los motivos de preocupación es que muchos de esos algoritmos están diseñados por un perfil muy limitado de personas (hombres, blancos, residentes en Silicon Valley, de entre 25 y 45 años de edad, de nivel económico alto). El problema ha llegado, como mínimo, a hacer que desde la Casa Blanca se afirmase que es un tema que debe considerarse seriamente. La necesidad de transparencia de los algoritmos, y los problemas obvios de hacer transparentes estos algoritmos, son cada vez más tema de conversación. ¿Qué pasa si hay un error en un programa que se utiliza para tomar decisiones médicas? Empieza a haber, por ejemplo, literatura científica sobre el uso de máquinas en procesos judiciales. Naturalmente, la llegada inminente de coches con capacidades de conducción autónoma ha dado lugar a preocupación sobre qué pasará cuando empiece a haber los primeros inevitables accidentes. Si un robot mata, ¿debemos considerarlo un asesinato o responsabilidad civil del fabricante (o del instalador / configurador)?

No queremos alargar demasiado y los temas a tocar son muchísimos, pero tampoco queremos dejar de hablar de drones. No han tardado en aparecer muchos usos que no se habían considerado. Considérese, por ejemplo, el ciudadano que ha decidido que su misión particular, y ajena en ocasiones a los límites legales, de acabar con la prostitución le ha llevado a usar drones para espiar a las trabajadoras sexuales de sus alrededores. Pero los que cuestionan (o cuestionamos) la moralidad de este uso (que seguro que pueden imaginar mecanismos para utilizar drones para usos vandálicos o que vulneran la privacidad de las personas), también deben pensar en la tribu de la Guayana que ha comprado y montado un dron barato (al menos relativamente barato) para denunciar la tala ilegal de árboles (de nuevo, potencialmente huyendo de los límites de la legalidad). O en los descubrimientos científicos que nos está trayendo el hecho de que haya artilugios así en manos de particulares, o el hecho de que la National Science Foundation haya dado financiación para drones para proteger la vida salvaje

Nuevas tecnologías y los usos no previstos que les damos. ¿Bendición o maldición?

It's complicated

Dilemas éticos en los usos de la tecnología (I)

El Observatorio Tecnológico de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación de la UOC reflexiona sobre diferentes temas de actualidad que giran alrededor del mundo de las tecnologías de la información y la comunicación. Los autores (los profesores Irma Vilà, Robert Clarisó, César Córcoles, Josep Jorba, Enric Mor y Antoni Pérez-Navarro) se fijan en esta ocasión en los dilemas que pueden provocar los malos usos y los efectos imprevistos que pueden tener algunas de las tecnologías que se están popularizando últimamente.


Como sabéis, cruzar la calle con el semáforo en rojo es un delito susceptible de multa. Hace poco ha aparecido un servicio web que accede a las múltiples cámaras de tráfico de una ciudad y, aplicando técnicas de visión por ordenador, detecta y graba a personas que cruzan en rojo para presentar después el vídeo resultante al usuario, preguntándole si quiere denunciar al infractor.

De hecho, este servicio del que os hablamos es en realidad una instalación artística de un artista belga, Dries Depoorter, que quiere poner de manifiesto la potencial intrusividad de algunas tecnologías. Un ejemplo similar es un proyecto fotográfico construido sobre imágenes obtenidas de webcams abiertas en el que podemos ver una gran cantidad de fotografías de personas que no saben que han sido fotografiadas…

El siguiente ejemplo es, desgraciadamente, real. Findface es un servicio ruso que permite cruzar cualquier foto contra las fotos públicas etiquetadas en la red social Vkontakte, extremadamente popular en Rusia. Poco tiempo después de hacerse público el servicio, un grupo de personas ha comenzado a aplicarlo a películas pornográficas, para identificar a las mujeres que participan en ellas (no a los hombres, según la información disponible) y enviar esta información a sus contactos en dicha red social. Cabe decir que, a pesar de este uso, las bases de datos de caras y el reconocimiento facial, así como la visión por ordenador en general, tienen utilidades notables.

Los usos “imprevistos” de información que ha sido recopilada por aplicaciones y similares van más allá de los dos ejemplos anteriores. No hace mucho se publicaba en la prensa barcelonesa que Waze, una aplicación de GPS social que adquirió Google hace un tiempo, comparte sus datos con el Servicio Catalán de Tráfico y el ayuntamiento de Barcelona. El principal uso de esa información compartida es obtener información instantánea sobre el estado del tráfico. Hacer lo mismo sin esta infraestructura crowdsourced requeriría una inversión colosal. Pero… ¿puede tener otros usos esta información? Debemos suponer que los datos han sido anonimizadas, pero hay múltiples ejemplos que muestran que “desanonimizar” datos a menudo es extremadamente fácil, al menos para una parte de los datos recogidos en grandes volúmenes.

Hace unas semanas unos investigadores daneses publicaron una colección de 70.000 perfiles del sitio de dating OkCupid en los foros de una revista científica de psicología. Los investigadores afirman que toda la información estaba disponible en los perfiles públicos de las 70.000 personas, a los que se puede acceder sin ser usuario del servicio. La polémica está servida: ¿es ético publicar esta colección, teniendo en cuenta que el objetivo es facilitar la investigación científica? (El dataset fue retirado poco tiempo después.)

También ocurre con cierta frecuencia que en herramientas colaborativas en la web el desconocimiento de los usuarios (o la poca claridad del diseño de experiencia de la aplicación correspondiente, por ejemplo) hace que se acaben publicando datos sensibles de manera involuntaria. Un caso relativamente frecuente es el que se conoce como Google dorking de documentos de aplicaciones “en la nube” como Google Drive o Dropbox. Y no es necesario que se trate de usuarios poco avezados en el uso de la tecnología: de desarrolladores que se dejan información sensible en los proyectos que suben a Github hay un montón. Un caso similar es el de los usuarios que utilizan los servicios de streaming que han popularizado últimamente redes sociales como Twitter (con Periscope) o Facebook para retransmitir momentos privados a audiencias potencialmente enormes. Y, sin embargo, tanto poder editar colaborativamente documentos en la web como la posibilidad de hacer un streaming de forma fácilmente accesible, sin grandes barreras de autenticación son, sin duda, factores que han contribuido notablemente al éxito de todos estos servicios.

No son estos los únicos problemas que vienen de la mano de las ventajas que nos aportan las nuevas tecnologías. Pero hagamos una pequeña pausa para tomar aire y reflexionar. En una próxima entrada recuperamos el tema y seguimos revisando potenciales dilemas.

Management para los informáticos, gestión de la informática para mánagers

Hemos inagurado una nueva categoría en el blog, que hemos llamado Management, mientras se nos ocurre una idea mejor. En una primera tacada, o sea, sin hilar muy fino, ya nos han salido 124 entradas a lo largo de estos cinco (¡cinco!) años, o sea una de cada cuatro. Seguramente, lo que queríamos decir es que hoy en día, al menos en el espacio de las empresas y organizaciones, “IT management is about management” o, lo que es más fuerte, “IT is not about IT“. Esto vale para los informáticos, que en la práctica y en su mayoría no construyen artefactos, sino que gestionan recursos, dirigen equipos y proyectos o sirven a clientes. Pero también para los no informàticos, en especial los mánagers, que ya no pueden hacer su trabajo sin la informática y sin la colaboración con los informáticos. La sabiduría digital en la empresa es la condición para capturar los beneficios potenciales de las máquinas.

Girlweb

En la UOC, algunos cursos de competencias de informática y de gestión de la informática se han ido exportando o rediseñando para escuelas muy diferentes, como los Estudios de Empresa, de Información y Comunicación, la Business School, los estudios de Derecho, de Psicología o de Salud, al menos. Una colega de los estudios de Economía y Empresa me sugirió la idea de poner juntas las cosas de dirección de sistemas de información publicadas aquí. En realidad, salvo algunos temas muy abstrusos, que yo tampoco entiendo, la verdad, a casi cualquier lector le deberían interesar los contenidos del blog sobre inteligencia artificial, ingeniería del software, bases de datos, movilidad, quizá los juegos y, desde luego, business intelligence.

Hace unos meses, estuve en una “cumbre” de directivos mundiales en homenaje a Peter Drucker, el fundador de la ciencia del management. Un participante en uno de los paneles, gestor de éxito de empresas de capital riesgo en Sillicon Valley, preguntó provocativamente a esta audiencia de una edad y con poca pinta ni curriculum de informáticos quién sabía programar. Para su sorpresa y la de muchos, alrededor de un 40 por 100 levantaron la mano. En los bajos de la casa de un amigo de Barcelona, directivo y poco informático, en un barrio bien lleno de directivos de una edad y de pocos informáticos, hay una academia para niños que vende pensamiento computacional, programación, robótica y “muchas cosas más”, en la que se anuncia como “la mejor actividad extraescolar para el futuro de tus hijos”. Importan un modelo americano de éxito.

Sólo un 2% de los directivos de informática (CIO) alcanzan la posición de CEO, director general o primer ejecutivo, pero a un 79% de los CIOs les gustaría ampliar su rol con nuevas responsabilidades fuera de la informática y acaso algunos llegar a CEO. Más de un tercio del presupuesto de informática no se maneja desde el departamento de sistemas, pero una mayoría de los CEOs consideran al CIO su socio preferente para la innovación. Hoy, frecuentemente, no lo son y los ejecutivos ven la informática como un agujero negro, pero en realidad la mayoría de causas de desentendimiento entre el negocio y la informática no tienen que ver con la informática, sino con el management. Hemos hablado aquí más de una vez de estas y otras paradojas y hemos intentado explorar y contribuir en ese espacio común a pesar de las leyendas urbanas y estereotipos.

Clasificar estas entradas ha sido una experiencia curiosa. En realidad, la mayoría de ellas, fuera de un blog de informática o si cambiamos algunas palabras, podría estar en un espacio de gestión de empresas. La gestión de sistemas y tecnologías de la información se parece a la gestión de cualquier cosa. Pero también al revés: si las empresas y los directivos quieren usar estratégicamente las TIC y transformarse digitalmente necesitan saber de dirección de sistemas de información y de informática, como saben de productos, mercados, canales, balances o márgenes. Y, sobre todo, unos y otros deberían saber trabajar juntos de forma productiva.

Confiamos que esta nueva categoría de Management dentro del blog, que todavía tenemos que pulir y ampliar y a la que seguiremos contribuyendo en el tiempo, ayude a construir ese diálogo imprescindible entre los informáticos y los gestores, entre los gestores de la informática y los informáticos de la gestión.

 

Becas para los Másters en Ingeniería Informática y de Telecomunicación

Hace un tiempo escribí en este blog una recopilación de becas para estudiar Ingeniería Informática. Este listado no era tan largo como hubiera querido, ya que la oferta de becas no es muy amplia. Así pues, me alegra poder añadir una nueva incorporación a ese listado.

La Caixa d’Enginyers y la UOC han firmado un convenio de colaboración para ofrecer un programa de becas a estudiantes del ámbito tecnológico. Concretamente, las becas se dirigen a estudiantes del Máster Universitario en Ingeniería Informática de la UOC y el Máster Universitario en Ingeniería de Telecomunicación de la UOC-URL. Se trata de 2 becas por un importe de 3.000€ para cubrir los gastos de matrícula.

Ambos Másters oficiales ofrecen un enfoque profesionalizador que aporta conocimientos avanzados en su ámbito de especialidad, cubriendo las tecnologías y métodos más relevante para el ejercicio de la profesión.

Josep Anton Planell, Rector de la UOC y José Oriol Sala, Presidente de la Caixa d'Enginyers, durante la firma del convenio.

Josep Anton Planell, Rector de la UOC y José Oriol Sala, Presidente de la Caixa d’Enginyers, durante la firma del convenio.

El plazo de inscripción a estas becas está abierto entre el 2 de junio y el 20 de julio. Los solicitantes deben cumplir una serie de requisitos: cumplir los requisitos de acceso al Máster que desean cursar; tener una nota media superior a 6 en su expediente académico; y comprometerse a finalizar sus estudios en un plazo de 3 semestres. Para valorar las solicitudes recibidas, se tendrán en cuenta criterios como el expediente académico, el currículum vitae y los argumentos expuestos en la carta de motivación.

La información completa sobre el procedimiento, documentación, criterios de valoración y calendario está disponible en la web del programa de becas.

Esta iniciativa forma parte de la estrategia de la Fundació Caixa d’Enginyers y la UOC para fomentar el desarrollo de la sociedad del conocimiento y la formación a lo largo de la vida, facilitando el acceso a estos Másters a los estudiantes con un expediente brillante. Quiero aprovechar esta entrada para agradecer a la Caixa d’Enginyers la oportunidad que ofrece a los estudiantes de obtener una formación avanzada en el ámbito TIC y la confianza que deposita en la UOC como formadora.

Y a quien lea esta entrada… si cumples los requisitos obviamente te animo a presentarte y aprovechar esta oportunidad. ¡Mucha suerte!