2011: los titulares TIC en los medios de comunicación

En este año 2011, la informática y las tecnologías de la información han dado mucho que hablar. Hoy queremos destacar algunos de los temas que han marcado los titulares de la prensa generalista durante el 2011: Personajes célebres: Muchos pioneros de la informática han fallecido este año, tal y como repasamos en una entrada reciente. Steve Jobs destaca claramente entre ellos como la figura más mediática. Mobile computing: La disputa por la supremacía del mercado de dispositivos móviles continúa, especialmente entre Android y iOS. Los lanzamientos más destacados del año han sido (entre muchos otros) el teléfono iPhone 4S (con su muy comentado asistente por voz Siri), la tableta Kindle Fire de Amazon y la nueva versión de Android 4.0 Ice Cream Sandwich. Entre el resto de contrincantes se han producido bajas especialmente relevantes: el sistema operativo MeeGo (abandonado por Nokia y Intel) y el sistema operativo WebOS de HP. RIM, el fabricante de Blackberry, también tiene retos importantes en su futuro. Crisis económica: El tema que no podía faltar en un repaso de los titulares del 2011…. Aunque parece que ningún sector se escapa de la crisis, las empresas TIC parecen tener mejores perspectivas que las de otros sectores. Redes sociales: Facebook sigue siendo la red social a batir, pero este año le ha salido competencia con Google+, la red social de Google (y más recientemente la red Socl de Microsoft). Algunos temas repetidos este año han sido preocupaciones sobre la privacidad de los datos de los usuarios o la explotación económica de estas redes mediante publicidad. Seguridad informática: De entre los diversos problemas de seguridad explotados este...

Jacob Goldman, nuestro último muerto (espero) del año, y los demás

Uffff, este año se nos han muerto muchos, muchos de los grandes pioneros, revolucionarios de las tecnologías de la información y del mundo como es hoy. Supongo que los más mediáticos han sido Steve Jobs (1) y Dennis Ritchie (2, 3) (a los que ya hemos dedicado entradas en este blog), pero abajo veréis una lista de unos cuantos más (4). Jacob Goldman (1921-2011) ha sido el último. Era físico y fue fundador del centro tecnológico PARC, de Xerox, en Stanford, California, un icono de la investigación básica y aplicada en los 60 y los 70, una era prodigiosa en que las grandes compañías estudiaban cosas inútiles o con un retorno de la inversión dudoso y a largo plazo. Goldman era además judío, demócrata y lo que los americanos llaman “liberal” (o sea, un poco de izquierdas) (5). En esa época Xerox inventó casi todo y no comercializó casi nada: el primer PC, el primer interface gráfico de usuario, la primera red Ethernet, la primera impresora láser y, según algunos, puso las bases para el desarrollo de Internet. Michael Hiltzik ha contado la historia de esa era ilustrada en un libro que vale la pena (6). La lista de los muertos, de esta colección increíble de innovadores de la ciencia, la ingeniería y los negocios, deja, o al menos me deja, una especie de encogimiento. Es la historia de un siglo, de nuestra profesión y de nuestro mundo. Empecemos por los inventores, los pioneros: Paul Baran (1926-2011), ingeniero de la corporación RAND, inventor del intercambio de paquetes a través de la red y uno de los fundadores de ARPANET,...

El negocio de la consultoría

En una entrada reciente (1) intentábamos mostrar los tres objetivos de la consultoría: servir al mismo tiempo a los clientes, a los profesionales y a la propia compañía (los socios, que son casi siempre también profesionales ellos mismos). David Maister, el gurú sin discusión del oficio, lo llama “la verdadera profesionalidad: la valentía de cuidar de tu gente, tus clientes y tu carrera”, o las tres S (service, satisfaction y success) (2). Lo interesante de esta combinación, como muestra la práctica profesional y la literatura sobre el género (3), es que no se trata de una metáfora más o menos brillante ni un ejercicio intelectual sino de una función, casi un algoritmo, que permite analizar y pronosticar de forma bastante segura el éxito y fracaso de una compañía, de una “práctica”, sus riesgos y desviaciones. Este modelo es aplicable a empresas de servicios profesionales muy variados: informática, gestión, algunos bancos privados, compañías de publicidad, abogados o auditores… Veámoslo. ¿En qué consiste el negocio profesional de consultoría? ¿Cómo se gana dinero, se construye una Firma y se sirve mejor a los clientes? Puedes vender volumen (llamémosle “brazos”), a través de procedimientos y métodos estandarizados y, frecuentemente, apoyado en alguna clase de producto. Puedes implantar paquetes estándar de empresa o construir aplicaciones a medida. En este caso, el trabajo es fácilmente delegable a personal más joven y con una supervisión limitada. La competencia es mayor y los precios por unidad de tiempo son más bajos. Ganas más dinero si puedes facilitar una ocupación más alta de tu staff y eres capaz de retener a tus clientes por más tiempo y reducir...

Los chinos ya están, porque se lo han tomado en serio

China tiene el doble de usuarios de internet que Estados Unidos (casi todos censurados, por cierto) y casi el mismo número de supercomputadores (tiene el  de mayor en velocidad de proceso y el de menor consumo, y con tecnología propia, dicen). Dicen también que han desarrollado y están en condiciones de desplegar la nueva generación de Internet, basada en el protocolo IPv6, más rápido y que permite mayor número de direcciones IP y otras prestaciones. China es desde luego  el mayor productor y exportador de productos informáticos del mundo y es líder en casi cualquier categoría (menos en semiconductores, micro-chips, por el momento). Sus universidades gradúan más de 100.000 ingenieros informáticos al año (más que la India) y es el mayor proveedor de doctorandos en ciencias de la computación en el MIT y los mayores centros tecnológicos norteamericanos. Sus analistas y programadores que compiten en los concursos internacionales son más rápidos, eficientes y creativos. Y más baratos, claro (pero no tanto). La mayoría de las causas son conocidas: un mercado interior inmenso, acceso a casi todas las materias primas (sea en el mercado local o en los mercados que domina del  tercer mundo), mano de obra barata que trabaja más horas y en condiciones laborales más precarias, una moneda artificialmente infravalorada que abarata las exportaciones, casi nula protección de la propiedad industrial y una manera particular de “facilitar” que los occidentales puedan invertir y crear empresas bajo el control o la “cooperación” estatal, a la vez que no pueden vender sus productos, por la mayor protección arancelaria. Es menos conocido que, aunque la principal fuente de financiación es pública,...

¿El lenguaje de programación más odiado?

Los lenguajes de programación son una de las herramientas que podemos utilizar en nuestro trabajo informático. Como todas las herramientas, tienen sus limitaciones o pueden resultar inapropiadas para la tarea que tenemos entre manos. Esto en ocasiones puede generar rabia y frustración hacia un lenguaje en concreto. En esta entrada nos preguntamos: ¿cuál es el lenguaje de programación más odiado? No es posible dar una respuesta única, porque cada persona tiene su propia opinión – no hace falta más que ver las respuestas a esta pregunta en Stack Overflow o en Quora. Pero si hay algunos “sospechosos habituales” que aparecen repetidamente (algunos, lógicamente, son los lenguajes más populares) y algunos rasgos concretos de los lenguajes que suelen ser un imán para la críticas. Propiedades inherentes al lenguaje Algunas críticas a los lenguajes de programación se dirigen a la sintaxis y semántica del lenguaje. Por ejemplo: La posibilidad de no declarar los nombres y tipos de variables antes de usarlos (permite un código más conciso pero pueden aparecer errores en tiempo de ejecución, más difíciles de detectar que en tiempo de compilación). La existencia de variables por defecto que no necesitan declararse. La sintaxis elegida para delimitar el inicio y el fin de un bloque, como por ejemplo, los paréntesis en Lisp o la indentación en Python. La legibilidad del código escrito, una crítica que se dirige frecuentemente a Perl. La concisión del código generado, una crítica frecuente hacia Java. La falta de coherencia en el nombre de las funciones básicas que ofrece el lenguaje, como se le critica a PHP. La ausencia de determinadas funcionalidades existentes en otros lenguajes....