Que no se hunda tu… proyecto

Recientemente he tenido la oportunidad de visitar Estocolmo y uno de sus museos más espectaculares, el Vasamuseet. Este museo está dedicado a un único barco, el Vasa. Este buque de guerra es tristemente célebre por su ambicioso (y carísimo) diseño y por su brevísima vida útil: el que tenía que ser el buque insignia de la armada sueca se hundió el mismo día de su botadura, el 10 de agosto de 1628, en condiciones de buen tiempo y casi sin salir del puerto. El Vasamuseet dedica una parte importante de su exposición a analizar por qué se hundió el Vasa. El hecho innegable es que hubo un problema de ingeniería: el centro de gravedad del barco era demasiado alto y por lo tanto era inestable. Pero el problema de fondo fue una mala gestión del proyecto. De  hecho, la historia del Vasa podría ser la de muchos proyectos informáticos… Repasemos la lista de factores en contra, porque supongo que os resultarán muy familiares: Los objetivos del proyecto eran muy ambiciosos: el Vasa tenía que ser el buque de guerra más poderoso que hubiera surcado los mares. El proyecto incorporaba características innovadoras que nunca antes se habían probado: el barco tenía dos puentes de cañones, cuando en Suecia sólo había experiencia en construcción de barcos con un solo puente. Había una gran presión en los plazos de finalización: Suecia estaba en guerra con Polonia y necesitaba el barco para el conflicto. Los requisitos del proyecto cambiaron diversas veces desde el inicio: de un puente de cañones pesados se pasó a un puente de cañones pesados y otro de ligeros, y...

Symbaloo: una herramienta útil de escritorio web

Symbaloo es una herramienta 2.0 que genera escritorios web con un diseño webmix muy moderno, sencillo y atractivo. Además, es muy fácil de usar y gratuito, aunque requiere registrarse. Podría decirse que Symbaloo está a medio camino entre escritorios web y marcadores sociales.  Permite crear varios escritorios (personal, de trabajo, temáticos, etc.) así como compartirlos con otros usuarios. Así pues, se trata de una herramienta con muchas posibilidades y muy recomendable para… trabajar en grupo en un determinado proyecto gestionar una lista de páginas preferidas y acceder a ellas desde cualquier máquina (muy útil cuando se trabaja con máquinas y sistemas diferentes) almacenar recursos sobre un tema concreto (tipo portafolio) trabajar con estudiantes (repositorio de recursos en un entorno virtual) Symbaloo diferencia y separa en interfaces diferentes las herramientas en webmix (páginas favoritas) y el servicio de feeds, aunque también permite tenerlo todo en un mismo escritorio. Entre los bloques o módulos que el usuario puede añadir a su webmix se contemplan, entre otros: sitios web, noticias sindicadas RSS, emisoras de radio y páginas incrustadas (embedded). Yo la he probado y la recomiendo. Victoria Bescós es consultora del Máster Universitario de Software Libre de la UOC. Es licenciada en Filología Clásica y autora de material didáctico de Informática para usuarios. También es formadora en el Institut de Ciències de l’Educació de la Universitat Autònoma de...

El sueño de los nativos digitales

¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? era la pregunta inquietante de la novela de Philip K. Dick en que se basa la película Blade Runner, de Ridley Scott (un peliculón, la verdad). Nuestros androides, replicantes de carne y hueso, se llaman nativos digitales y son nuestros hijos, la gente que se incorporará en los próximos años al mundo universitario y laboral, los que nacieron con un ordenador conectado permanentemente a Internet en casa y tuvieron teléfono móvil cuando cumplieron 10 ó 12 años. ¿Cómo son? ¿En qué son diferentes? ¿Cómo usan y cómo les ha influido la tecnología? Sospechosamente, la escasa investigación sobre este tema se la debemos todavía a la neurología, la psicología y la sociología. Por un lado, parece que sus espacios de atención y concentración son más cortos y menos profundos y que han perdido cierta capacidad de memorización porque no necesitan usarla. Parece que son también más egocéntricos, superficiales, narcisistas. Para algunos, padecen una especie crónica de “déficit de atención en el adulto” (ADD), que requiere de atención médica. Por otra parte, parecen más flexibles, abiertos, políglotas y colaborativos. Pueden hacer varias cosas al mismo tiempo (por ejemplo, cenar, ver la televisión, seguir varias conversaciones en el Facebook y estudiar un examen de sociales) y con mucha gente. Son menos jerárquicos, más rápidos y directos. Y lo comparten todo, todo es público. La privacidad, la seguridad en Internet les preocupa poco. Creen más en Internet que en los libros y los profesores. Y sobre todo, creen, viven en las redes sociales (algunas partes de esta caracterización se basan en el artículo “Generation FB”, de Katrin...