El signo de los tiempos “libres”

Este inicio de 2012 nos ha sorprendido con una desagradable noticia: LinEx, la distribución Linux promovida desde el año 2002 por la Junta de Extremadura, deja de existir. En el ya lejano año de 2002, la Junta de Extremadura se puso a la vanguardia de las administraciones públicas españolas al promocionar el uso intensivo del software libre y ofrecer gratuitamente su propia distribución de Linux, ejemplo que imitarían después buena parte del resto de las administraciones públicas con mayor o menor éxito. Pero aquellos tiempos eran tiempos de bonanza económica y de ilusión, en los que reinaba la creencia de que las administraciones públicas debían predicar con el ejemplo y promocionar el software libre, apoyando de esta manera al tejido empresarial local, maximizando la transparencia de las administraciones y, de paso, ahorrar dinero público. ¿Cómo debemos entonces interpretar el anuncio del fin de LinEx? Desde hace unos cuantos años, las administraciones públicas, salvo honrosas excepciones, han dejado de interesarse por el software libre. De hecho, y basado en mi experiencia profesional, nunca lo han estado realmente y siempre han confiado sus programas internos a empresas de software propietario. Lo que estaba pasando, en realidad, es que el movimiento de algunas administraciones públicas españolas en apoyo del software libre y el hecho de que la Unión Europea dictó planes y sugerencias para promover su uso (que por cierto también ha quedado en agua de borrajas) provocó que todas las grandes administraciones públicas intentaran decir que “hacían algo por el software libre”. Pero eso no era más que un espejismo, no se intentó nunca usar realmente el software libre dentro de...

Mirando la bola de cristal para el 2012 y más allá: los datos

En un post reciente, repasé las conclusiones a vista de pájaro de los informes de IDC y Gartner sobre qué nos deparará el futuro de la IT en 2012 y más allá, y elaboré mi propia lista de paradojas y contradicciones. En esta entrada, quiero recoger los datos principales (o, al menos, los principales que han sumarizado los resúmenes de prensa, revistas online y foros) en las últimas semanas.Vamos allá: El gasto en IT crecerá un 6,9%. La mitad corresponderá a países emergentes. En 2012, China sobrepasará a Japón como el segundo mercado de IT del mundo (IDC). Sin embargo, viviremos procesos de desinversión de compañías internacionales en los mercados asiáticos, que volverán a construir en América (hasta un 20% del total de lo que se fabrica ahora fuera regresará, según Gartner). Un 20% del gasto total corresponderá ya a las tecnologías recientes que están cambiando la IT tal como las conocemos: móviles, tablets, redes sociales y sistema de analítica de datos; y tanto en hard, como en soft y comunicaciones (IDC). De hecho, esta clase de chismes son la fuente del 90% del crecimiento por adquisición de nuevos dispositivos y el desarrollo de aplicaciones para esta clase de terminales cuadruplicará las que se construyan para otra clase de máquinas (Gartner). Por cierto, un 15% de las nuevas aplicaciones para móviles se hará sobre HTML5, según IDC. El número de terminales móviles duplicará el de PCs y, por primera vez, el gasto en terminales móviles y tabletas superará por primera vez al de PCs Los ingresos por descargas de aplicaciones superarán por primera vez los de compra, desarrollo y...

Mirando la bola de cristal: predicciones y paradojas para el 2012

Las últimas semanas han producido el parto anual de los analistas y predictores profesionales. Entre ellos, como siempre, destacan los de Gartner e IDC. Acceder a los informes de verdad es caro y complicado. Sólo Gartner ofrece 73 informes y más de 300 predicciones, a varios centenares de dólares cada una, más caro que el tarot. De modo que, mientras tanto, usaremos los sumarios publicados y algunas referencias indirectas. Me ha gustado el título propuesto por Information Management, una revista online para gente de gestión de la información y BI (Business intelligence): “más información y menos control”. Situémonos: en comparación con el año anterior, las nuevas plataformas de datos, aplicaciones y servicios basadas en móviles, redes sociales, los sensores de la “Internet de las cosas” y los servicios y datos en la nube (un conjunto que IDC llama “la Tercera Plataforma”) han dejado de ser una tendencia emergente y están en la vida cotidiana de muchas empresas y particulares, al menos globalmente. Los nuevos accesos y contactos producen más información que nunca, principalmente datos no estructurados, con un crecimiento de entre el 40% y el 50% anual, según los analistas, un desafío a la ley de Moore. Sin embargo, la capacidad de los sistemas de empresa para su administración y explotación no ha evolucionado sustancialmente, y sobre todo, menos aún, las habilidades para obtener información y conocimiento valioso para el negocio. De lo que se deducen dos paradojas: más plataformas, menos gestión; más datos, menos inteligencia. Menos gestión: los nuevos sistemas desafían la capacidad de los departamentos de IT, que sufrirán más exigencia de los clientes para mantener al...