Más allá del alineamiento estratégico

Desde la teoría de Scott Morton (1), a partir de las investigaciones del MIT, hasta la actualidad, mucho se ha escrito y hablado sobre el alineamiento entre el negocio y la tecnología, hasta convertirse en un concepto bastante amplio y metafórico: “Alineamiento quiere decir que la IT y el negocio trabajan conjuntamente para alcanzar un objetivo común” (2). Y como todas las metáforas, acaba siendo una manera estupenda de decir a la vez todo y nada.

Estar “alineado” representa, por lo tanto, una multiplicidad de “alineamientos”: alineamiento de las estrategias de IT y de negocio (según el modelo original), pero también de las estructuras de la organización, los procesos de trabajo, la cultura empresarial y las actitudes y capacidades de las personas, por los dos lados.

En la práctica, sin embargo, según un estudio de Forrester de hace unos meses, dos tercios de los CIOs y directores de sistemas de empresas norteamericanas, consideran que alineamiento quiere decir esperar a que el negocio defina lo que quiere y a continuación establecer los sistemas (las aplicaciones y la infraestructura) para poder darles soporte (3). O sea, que debe ser difícil. Efectivamente, la investigación académica sugiere que esto es más fácil en organizaciones más pequeñas y más nuevas, especialmente en los nuevos negocios nacidos digitalmente, y más difícil en las organizaciones grandes, maduras y complicadas (4).

Actualmente, se piensa que el alineamiento estratégico entre la IT y el negocio deber ser un proceso recíproco y compartido, o sea, que el alineamiento es responsabilidad de todos. Y que esto se debe mostrar particularmente en tres dimensiones:

  1. Gobierno compartido: es decir, el negocio debe intervenir colegialmente en las decisiones estratégicas en materia tecnológica y la dirección de sistemas (el CIO) debe hacerlo también en las decisiones de negocio.
  2. Conocimiento compartido: es decir, la gente de IT debe tener conocimientos y habilidades de la dirección de empresas y de sus áreas y procesos funcionales, de la misma manera que los líderes de negocio deben saber de IT (lo que los anglosajones llaman ser IT-savvy).
  3. Cultura compartida: es decir, actitudes y valores en los que la relación y la comunicación entre IT y negocios va más allá de la relación cliente-proveedor o del reparto de culpas propio de algunas empresas, y se parece más a “remar juntos en la misma dirección”.

Sobre algunos de estos puntos, recientemente revisábamos un modelo bastante inteligente construido por el profesor Peppard y recomendábamos también la video-conferencia de nuestro colaborador Dídac López (5).

Finalmente, existe un cierto consenso en pensar, con sentido práctico, que la informática no puede ni debe estar alineada con todo y para todo, sino que en cada organización la dirección general y la dirección de informática deben elegir cuidadosamente en qué clase de decisiones, en qué clase de procesos y en qué clase de proyectos, por su importancia estratégica para la compañía, el alineamiento es más importante y deben ser liderados conjuntamente (6).

Dicho de otra manera, más allá del alineamiento estratégico se sitúa la innovación compartida, en una relación de socios (business partners) entre la IT y el resto de la empresa, y viceversa. O sea, todos somos negocio (7).

Notas:

  1. Scott Morton, M.S. (ed) (1991). The Corporation of the 1990s: Information Technology and Organizational Transformation. London: Oxford Univesity Press.
  2. Campbell (2005), citado en Chan, Y. y Horner Reich B. (2011). “Rethinking Business-IT Alignment”, en Galliers R. y Currie, W. The Oxford Handbook of Management Information Systems. New York (EUA): Oxford University Press.
  3. http://www.cio.com/article/692280/Forrester_Tech_Changes_to_Expect_in_Next_3_Years?source=cioincpt_forrester_reg y http://www.cio.com/article/680737/IT_Business_Alignment_a_Thing_of_the_Past
  4. Chan Y. y Horner Reich B. (2011). Ver nota 2.
  5. http://www.youtube.com/watch?v=pMticbEu3qw
  6. De todas maneras, comienzan a presentarse teorías un poco más atrevidas sobre el rol de la IT, tal como explicábamos la semana pasada (http://informatica.blogs.uoc.edu/2012/04/04/de-quien-es-la-informatica/).
  7. Otras lecturas recomendables sobre este concepto de la IT como propulsor de la innovación en el negocio, si se usa estrechamente combinada con la innovación de procesos y personas, son: McAfee A. y Brynjolfsson E. (2008). “Investing in the IT That Makes a Competitive Difference” (Harvard Business Review, 2006: Enero, Reprint R0807J) y, también, el libro Brynjolfsson E y Saunders A. (2010). Wired for Innovation (MIT Press), que recomiendo repetidamente, jeje.

CC BY-NC-SA 4.0
Más allá del alineamiento estratégico por Jose Ramon está licenciado bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

1 Comment

  1. Hola,

    Me ha gustado la entrada, además cada vez le voy cogiendo más onda a tus entradas, me parecen fáciles de leer y escribir (y eso que no tengo ni idea de la temática, es decir se nota un nivel alto en la redacción)
    Solamente un apunte: el enlace de “Y los otros C’s” creo que está mal

    Un saludo

    Reply

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - Información Bitacoras.com... Valora en Bitacoras.com: Desde la teoría de Scott Morton (1), a partir de las investigaciones del MIT,…
  2. La gestión del portfolio como herramienta de transformación | iNFoRMáTiCa++ - [...] ejemplo, en Teoría y práctica de la Dirección de informática, De quién es la informática y Más allá del…
  3. Arquitectura: el eslabón perdido (I) | iNFoRMáTiCa++ - [...] empresa con la estrategia tecnológica de las empresas, dentro de la teoría (o la metáfora) del alineamiento estratégico. La referencia…

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Leer entrada anterior
De quién es la Informática

Las previsiones de los analistas para 2012, que presentábamos aquí y aquí, presagiaban que a lo largo de los próximos...

Cerrar