Steve Jobs: La biografía

Antes de comenzar, déjenme que diga que no soy sospechoso de ser amigo de Apple. Y aunque tengo un iPod Shuffle y el primer ordenador con el que empecé a programar (y me enamoré de éste, nuesto ámbito) era un Apple II :_) , nunca me ha gustado la estrategia del señor Jobs. He sido, soy y seré muy crítico con ella, aunque reconozco que Apple le da mil vueltas al resto de compañías en lo que se refiere a la experiencia de usuario, entre otras cosas. Aun así, como informático, creo que debía dar a la biografía de Steve como mínimo una oportunidad. El libro es bastante largo (más de 800 páginas), por lo que no tenía claro que pasase del primer capítulo. Con esta actitud, comencé a leer. Y debo decir que, sorprendentemente para mi, lo he acabado, y lo que es más, lo recomiendo encarecidamente. Léanlo. De verdad. Antes de entrar en el personaje, déjenme decir que sí que es cierto que en ciertos momentos parece un poco una apología de la marca que creó. Pero realmente, yo creo que esto viene dado por las fuertes convicciones de Jobs y su capacidad de concentración en la línea seguida. Eso lleva al libro a repetir constantemente sus mantras sobre cómo debe ser una empresa y cómo deben crearse los productos. El texto muestra a una persona que en mi opinión tiene aquello que suelen recopilar los genios: por un lado una visión y unas capacidades fuera de lo común. En el caso de Jobs, para entender, a priori, qué es lo que necesita la gente y cómo debe ser. Y por otro lado, una incapacidad para...

El Máster en Ingeniería Informática en el EEES

En España, el Espacio Europeo de Educación Superior organiza las enseñanzas universitarias oficiales en dos niveles: grado (de 240 ECTS, 4 años a tiempo completo)  y máster (entre 60 y 120 ECTS, entre 1 y 2 años a tiempo completo). Si en su día ya repasamos el papel y la estructura del Grado, en esta entrada vamos a revisar cómo es la formación oficial de Máster en Ingeniería Informática. La primera clave para entender el Máster son las “fichas” publicadas en el BOE. Recordemos que los títulos de las profesiones reguladas deben cumplir un conjunto de requisitos para que sus titulados pueden acceder al ejercicio de la profesión. Estos requisitos incluyen: las competencias a alcanzar en el programa, los módulos que deben estructurar el programa y los creditajes mínimos para cada grupo de competencias o área de conocimiento. De esta forma, aunque dos títulos provengan de universidades diferentes, garantizarán todos los requisitos para el ejercicio profesional. Aunque la regulación de la ingeniería informática sigue siendo un tema espinoso, el Consejo de Universidades finalmente publicó unas fichas para la Ingeniería Informática a petición de la CODDII. Estas fichas incluyen recomendaciones para el diseño de los Grados y Másters en Ingeniería Informática, de forma que: Define el itinerario formativo completo, a nivel de Grado y Máster. Harmoniza los títulos de las diferentes universidades, tanto a nivel de Grado como de Máster. Los títulos que sigan las recomendaciones de estas fichas permiten acceder al ejercicio de la profesión de Ingeniero Informática. Según estas recomendaciones, un título de Máster en Ingeniería Informática debe incluir al menos los siguientes tres módulos: Dirección y Gestión...
IT que destruye valor

IT que destruye valor

En unos cuantos posts recientes (1, 2, 3), hemos repasado los que llamábamos usos estratégicos de las TIC para obtener, mejorar o mantener ventajas competitivas para la empresa y crear valor, más allá de proporcionar los servicios tecnológicos ordinarios, gestionar recursos o dar soporte a las operaciones. Conviene no olvidar que las tecnologías de la información también pueden destruir valor, valor para el accionista, valor para los clientes y valor social. Desde el punto de vista estratégico, lo que son oportunidades para unos, son riesgos para otros. El análisis que hacer Porter de la Internet es un ejemplo devastador (4). Es lo que él mismo llama la naturaleza “dual” de la tecnología, fuente a la vez de ventajas competitivas y riesgos estratégicos. Sin embargo, como suele ocurrir, son los riesgos operativos, los riesgos de fallar o de no ejecutar correctamente, los que mayor daño pueden producir a la empresa. Como ocurre con otra clase de funciones infraestructurales y comunes a todos los procesos de negocio, nadie percibe su valor hasta que dejan de funcionar. Hasta el punto que muchos profesionales y algunos autores consideran que la principal misión de la dirección de sistemas es asegurar que las cosas simplemente funcionan y hacerlo sin que se note mucho. Como en los casos anteriores, cuando se trataba de ventajas, intentemos aquí categorizar los riesgos de una y otra clase (4): Riesgos competitivos. Normalmente, son los que provienen de no comprender la estructura de la competencia (las fuerzas competitivas y su evolución dinámica) y por lo tanto, no disponer de una estrategia clara o que ésta sea equivocada. Esto incluye no examinar...

Al menos algo va bien en estos tiempos…

El CENATIC (Centro Nacional de Referencia de Aplicación de las TIC basadas en software libre) ha dado a conocer los datos de uso del software libre en la empresa Española a partir de los datos recogidos por el INE. Los resultados son magníficos. El 91% de las empresas TIC usan software libre en su infraestructura y el 53,4% del conjunto de las PYMEs españolas usan ofimática libre. En este caso, el término ofimática libre se refiere a aplicaciones como OpenOffice o LibreOffice, sin contar los navegadores web. Los navegadores libres, por su parte, son usados por un 63,4% de las empresas. El dato es relevante, aunque todos sabemos que utilizar un navegador como Firefox es muy sencillo porque básicamente funciona igual que su equivalente propietario. Sin embargo, no pasa lo mismo con las suites ofimáticas, por lo que el hecho de que el 53,4% de las PYMEs utilice ofimática libre es muy significativo. Teniendo en cuenta que el tejido empresarial de nuestro país está compuesto en su mayoría por PYMEs, y teniendo en cuenta la coyuntura económica actual, parece razonable que estos datos sean fiables e incluso vayan a crecer con el tiempo. ¿Es razonable pagar una licencia de Microsoft Office para una empresa de 5 a 10 empleados, cuando se puede utilizar un producto de ofimática libre? La pregunta no tiene una fácil respuesta. Hace 5 años, seguramente pagar esa licencia no sería un problema. Hoy, quizás sí lo sea. Lamentablemente, sin embargo, un número importante de PYMEs seguramente utilizarán Microsoft Office sin pagar su correspondiente licencia, hecho que entre otros males, frena la expansión del Software Libre....