Verano ambiguo

Me tomo unos días de descanso en un pueblo del interior de veinte habitantes. A pesar del calor tórrido y de la geografía, llega todo el rato un aire de mar agradable y lenitivo. Delante hay tierra de cultivo de secano, después un bosque de pinos y detrás, por todas partes, un inmenso parque eólico. Los molinos señalan por la noche su presencia con miles de luces rojas, que compiten con un mar de estrellas que es único. Gracias a los molinos ha venido la internet al pueblo, pero no hay cobertura de móvil. Tengo sentimientos confusos sobre todo esto. Me he traído libros electrónicos y de los otros. Releo Ways of Seeing, de John Berger, una histórica crítica de la historia del arte, a la manera del filósofo y crítico marxista Walter Benjamin. Hay una serie de la BBC basada en esta obra. Benjamin y Berger pronosticaron el final del arte como objeto de posesión de las minorías ricas y cultas, de su manera de mirar la historia, de la propiedad de las colecciones como signo de éxito y de la autoridad de los comisarios y cuidadores de los museos como traductores de un arte convencional al gusto de los que mandan. Esto debía ser el resultado de los nuevos medios de reproducción, comenzando por la fotografía y el cine, y de comunicación masiva. No conocieron el iPad. La edición de iBook es más barata y cuidada que la de Kindle y que la impresa, y permite acceder a las obras directamente por Internet. Contemplo la pintura alternativa de autores como Frans Hals o Adriaen Bouwer en una...

Patentes … ¿de corso?

Últimamente, la actualidad tecnológica está plagada de noticias sobre los litigios entre compañías: Samsung, Apple, HTC, Google, Microsoft, Oracle, … Parece que no eres nadie si no estás en una demanda por infracción de patentes. Y el arma principal en estas batallas legales son las patentes. La idea general detrás de las patentes es sensata: un inventor que invierte esfuerzos y logra descubrir una nueva técnica/tecnología/método consigue un periodo de protección durante el que tiene ciertos derechos en exclusiva sobre su invención. Esta protección pretende incentivar la innovación, evitando que las ideas de un inventor sean “robadas” por competidores que se aprovechan de la invención sin contribuir a su descubrimiento. Además, la patente obliga al inventor a describir su invención con cierto detalle, de forma que las invenciones quedan documentadas públicamente y pueden ser aprovechadas por otros cuando la patente expira. Para implementar este concepto, debe existir un organismo (oficina de patentes) que revise las invenciones y pueda decidir sobre si merece recibir protección o no en base a criterios como: Novedad: La invención debería aportar algún elemento innovador relevante, en lugar de ser una reiteración de ideas ya conocidas. No obviedad: La invención no debería ser evidente o trivial. Concreción: La invención no debería ser un concepto abstracto o genérico sino  aportar información precisa sobre qué se pretende patentar (los llamados claims). Por ejemplo, no suele admitirse patentar hechos o bien conceptos matemáticos. La teoría es bonita y tiene sentido cuando se explica. El problema es que, como siempre, la implementación de la idea exhibe muchos problemas en la práctica. En particular, las oficinas de patentes reciben muchas...

2012: Los ingenieros consiguen, una vez más, esquivar el paro

Los últimos datos sobre empleabilidad en el estado español confirman que los ingenieros e ingenieras del ámbito de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), especialmente en Informática, son unos de los colectivos que mejor está esquivando el paro. Eurostat ofrecía recientemente unos resultados espectaculares, ya que daba una tasa de paro de un 7,65% para el colectivo de las ingenierías, que contrastaba con la media estatal, situada en el 26,6% (mayo 2012). En las última semanas muchos medios de comunicación se han hecho eco de esta noticia. A continuación se muestran algunos enlaces: El País: los informáticos no entienden de paro. ABC: Las aplicaciones móviles, un filón para el empleo El Pais: los ingenierios informáticos, los menos afectados por el paro CODDII: El nivel de empleo de los ingenieros informáticos roza el 100% Wall Street Journal – Best Jobs of 2012 (nº 1 – Software Engineer, nº 9 – Computer Systems Analyst, nº15 – Web developer) Expansión: Los ingenieros españoles, una pieza codiciada en el extranjero Cinco días: Ingeniero con idiomas, el perfil más buscado en el extranjero El Economista: Estudiar ingeniería en España es la mejor apuesta para un joven La Vanguardia: Los ingenieros informáticos sortean la crisis del paro Computing.es: El paro juvenil no afecta tanto a los ingenieros informáticos Esta situación no es nueva para los ingenieros e ingenieras TIC ya que en los últimos 20 años [1992-2012]  han podido superar y esquivar otras crisis importantes, como el periodo post-olimpiadas del 92,  el efecto 2000, la famosa crisis de la burbuja tecnológica a partir del 2000 o la situación posterior a la implantación del...

Los mejores manuales de Dirección de Sistemas de Información

El manual es un género en extinción, porque los sistemas de aprendizaje han cambiado (no sólo en el mundo digital), porque los profesores prefieren sus propios apuntes o presentaciones o repartir fotocopias de cosas, porque los estudiantes se buscan la vida y porque son caros. En el ámbito de la Dirección de Sistemas de Información (Management of Information Systems), que es a lo que me dedico, los manuales de referencia casi no se reeditan y yo comentaba hace un tiempo aquí la revolución editorial que, por ejemplo, ha supuesto un librito, casi una novela sobre las aventuras de un director de informática y que se sirve principalmente como audiolibro. Mientras no se acaban del todo o tenemos que buscarlos en almacenes de viejo, me gustaría comentar y recomendar mis preferidos, al menos para mis estudiantes, colegas y otros interesados. Son cinco y todos en inglés. Lo siento. Creo que tiene que ver con la diferencia de los currículums en el mundo latino y con la novedad de nuestra disciplina en cualquier sitio.  Corporate Information Strategy and Management: Text and Cases, de Linda Applegate, Robert Austin y Debora Soule (McGraw Hill-Irwin). La última edición (8ª) se publicó en 2008, y es más corta que las anteriores, pero me dijo Austin que no habrá más, por todo lo dicho. Es el manual de la Harvard Business School y la referencia primigenia para los que hemos pasado por allí, qué le vamos a hacer. Está basado en las notas técnicas y casos de los autores y de los fundadores del departamento, como James McKenny y Warren MacFarlan. Aunque está orientado a la...

De virus y antivirus

Diversas experiencias recientes me han permitido comprobar el grado de virulencia del malware en la actualidad. Afortunadamente, no he tenido que comprobarlo “en mis carnes”, pero he tenido bastante viendo los esfuerzos de mis compañeros por limpiar sistemas infectados o simplemente intentar recuperar parte de la información del disco duro. Es el tipo de experiencia que te hace pensar cuánto tiempo ha pasado desde que hiciste una copia de seguridad. ¿Por qué…  tenemos copias de seguridad, no? Hoy en día, nuestra promiscuidad con los discos USB es parecida a la que teníamos (hace años) con los diskettes y que tantas alegrías dio a los creadores de virus. También parece haberse relajado un poco la tendencia a instalar software antivirus/antispyware en los ordenadores personales, que en su momento era lo primero que cualquiera instalaba en su nuevo ordenador. Otro factor de riesgo de hoy día es la peligrosidad de Internet, donde no se puede salir a navegar sin tener en cuenta consejos como “no utilices ese navegador”, “ten siempre el navegador y el plugin de Flash actualizado” o “ten cuidado con las páginas que visitas”. Google indicaba recientemente que descubre 9500 nuevos sitios web maliciosos cada día.  ¡Los malos no descansan! Y tampoco está del todo resuelto el modelo de seguridad en dispositivos móviles, donde en ocasiones hay aplicaciones maliciosas que se cuelan en las tiendas de aplicaciones y pueden acabar en nuestro teléfono. En conjunto, es un panorama que anima a no bajar la guardia. Tampoco hay que ponerse dramático: siempre ha habido amenazas, sólo hay que recordar que siguen ahí y ser precavido. En este contexto, resulta muy...