CIO y CEO, un tema de dos

CIO y CEO, un tema de dos

Durante la última década el papel del primer ejecutivo responsable de los sistemas y tecnologías de la información de las empresas en todo el mundo (el CIO, o se llame como se llame) ha evolucionado, como resultado del propio cambio tecnológico, del impacto que la información y la tecnología ha tenido sobre los modelos y procesos de negocio, de las decisiones de externalización de la informática y de la mayor formación de los usuarios, entre otras muchas causas.

Un tema permanente en la economía, la dirección de empresas y la literatura académica ha sido sin embargo la dificultad de las empresas para capturar los beneficios puestos a disposición por la tecnología y, en particular, el “desalineamiento” entre la dirección de informática y “el negocio”. Como consecuencia, el rol y liderazgo del CIO han ido ocupando una parte mayor de la investigación en sistemas de información.

Los amantes (R. Magritte)

Los amantes (René Magritte). Fuente: juliusjob @ Flickr  con Licencia CC BY-NC-ND 2.0

Sin embargo, en la posición mayoritaria, sobre todo sostenida desde Michael Earl (2002) y Morgan y Gary (2002), el nuevo CIO debería ser un líder visionario, pensador estratégico y un político (“arquitecto de relaciones”, jeje), con extraordinarias capacidades para comunicarse comercialmente y gestionar personas. Estas cualidades extraordinarias que el CIO tendría que desarrollar, y que curiosamente no parece pedírsele a nadie más (al director de ventas o al financiero…), han dado lugar al mito del CIO “super-héroe”.(Sobre este tema, vuelvo a recomendar el vídeo de nuestro colaborador Dídac López sobre la evolución del rol del CIO .

Este paradigma teórico, que pone el énfasis en las cualidades y competencias de la persona, ha presidido la investigación hasta hace poco (“progressing down the wrong path”, que se dice en la cosa académica) y, por desgracia, también las percepciones, opiniones y decisiones de la comunidad empresarial. Si alguien no cumple con no sé qué clase de exigencias o no muestra suficiente “liderazgo” y “capacidad de comunicación”, se le cambia y ya está. La rotación del puesto de CIO en las empresas norteamericanas es la más alta entre los ejecutivos de nivel C (los miembros del comité de dirección).

Sin embargo, en los últimos años ha surgido, afortunadamente, otra línea de investigación que ha ido mostrando tanto en el nivel macroeconómico (como las investigaciones de Brynjolfsson y otros), como en el nivel de las empresas, que lo que importa realmente es la capacidad de la organización en su conjunto para capturar y optimizar los beneficios de las TIC. Los estudios de Ward, Feeney, Ross y Weill y, sobre todo, Joe Peppard, están demostrando que la mayoría de los factores más influyentes en la optimización del valor de la IT en la empresa son externos a las competencias (capacidades) y cualidades del CIO. En realidad, tienen que ver principalmente con la consideración del rol de la IT en la organización y con las expectativas y percepciones del resto del comité de dirección, en particular, del primer ejecutivo (el CEO, director general o consejero delegado). Hace unos meses presentábamos aquí el modelo desarrollado por el profesor Peppard.

En esta línea de trabajo (que tiene en mi opinión mucho más rendimiento para la teoría pero sobre todo para la práctica de la gestión de la IT), la relación entre el CIO y el CEO es el tema central, el que explica en mayor medida la optimización de valor y el rol del CIO en la organización. CEO y CIO deben construir relaciones, conocimiento y una agenda compartida; en definitiva, una visión común de lo que tiene que ser y qué debe aportar la IT a la empresa. Y trabajar juntos, y con el resto de la dirección, para conseguirlo.

Nota:
En esta nueva época de mis entradas al blog, intentaré ilustrar cada post con alguna obra de arte, más o menos relacionada con la temática, o que yo lo siento así. La imagen de hoy corresponde a la obra Los amantes (1928), uno de una serie del pintor belga enigmático e inclasificable (¿surrealista?) René Magritte.

CC BY-NC-SA 4.0 CIO y CEO, un tema de dos por Jose Ramon está licenciado bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

1 Comment

  1. Importante es todo, desde los grandes líderes a quien los sigue, el mundo es mundo gracias a cada uno de los personajes históricos que crearon todo.

    Reply

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - Información Bitacoras.com... Valora en Bitacoras.com: Durante la última década el papel del primer ejecutivo responsable de los sistemas y…
  2. CIO y CEO: cómo llevarlo | iNFoRMáTiCa++ - [...] iNFoRMáTiCa++ Saltar al contenido Inicio¿Qué hacemos? ¿Quiénes somos?EnlacesRecursosPolítica de privacidad…

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Leer entrada anterior
Verano ambiguo

Me tomo unos días de descanso en un pueblo del interior de veinte habitantes. A pesar del calor tórrido y...

Cerrar