Vender

“La empresa existe porque alguien vende”, avisaba Peter Drucker, maestro. Los ingenieros esquivan el paro, decían Macau y Prieto en una entrada reciente. Pero lo hacen en lo que algunos ya comienzan a llamar la “industria cárnica” (desarrolladores vendidos a precios de cuidadores de ancianos por las empresas consultoras y de outsourcing), y con sueldos que son la mitad o menos de sus equivalentes europeos y norteamericanos; o como vendedores, en plantilla o freelances a comisión. Aquí pueden conseguir una pasta, a veces, y este sector es bastante endogámico, así que puedes hacer una carrera y mantenerte toda la vida (o sea, si eres comprador, verás al mismo tipo durante siempre con diferentes tarjetas). Las estadísticas tienden a omitir estas posiciones. En la encuesta del Wall Street Journal, presentada en el mismo artículo, los vendedores no aparecen (tampoco lo hacen los cocineros, los ingenieros de telecomunicaciones, los diseñadores gráficos o los gigolós, ¡vaya encuesta!). Pero en una búsqueda que he hecho hoy en Infojobs se ofrecen más de 100 puestos de trabajo de ventas sólo en el sector de Informática y Telecomunicaciones, sin contar cosas que no se llaman así pero que son lo mismo (consultor de preventa, analista de negocio, ingeniero comercial, etc.), frente a 20 ingenieros informáticos y 74 ingenieros de telecomunicaciones. De muchos vendedores y asociados se pide una titulación de ingeniería. El análisis de competencias más demandas en la misma Infojobs, publicado recientemente, las ventas siguen pareciendo el terreno de la microinformática y la agresión telefónica, y el resto de las posiciones se disfrazan con nombres estrambóticos. Pero creo que no es verdad, o es una...

Cómo organizar una fiesta

Lo flipo (diría Iker Casillas, amigo) estos días con las historias en el juzgado, en las comisiones de investigación, en los medios y en las declaraciones de los políticos con los desastres en la mega fiesta de Halloween del “Madrid Arena”. Nadie parece responsable de la organización, de los permisos, de los controles de acceso, de la seguridad…, o no hacía falta. La responsabilidad, señalan algunos sin rubor, es de los que fueron… y de sus padres que les dejaron ir. Algunos clientes me encargan organigramas, de la IT o de sus negocios. Intento no escribir organigramas. Hago dibujos: huevos que son como muñecas rusas, planetarios o paredes de ladrillo, puzzles con los nombres de la gente. Un organigrama es frecuentemente una excusa para medrar o para esconderse (y además el cliente al final se enfada si no escribes lo que te dice y no te paga el trabajo). Mintzberg (casi 9000 citas de este artículo de 1971) dibujaba los flujos informales de la información y del poder de las empresas en una especie de huso lleno de flechas cruzadas. Me gusta la organización por proyectos propia de los servicios professionales;  los pequeños equipos SWAT (Special Weapons and Techniques) de intervención de la policía y del ejército (lo siento); y  las estructuras sencillas propias de las operaciones de emergencia y salvamento, basadas en los procesos, no en los cargos, en las que sin embargo todo el mundo sabe lo que tiene que hacer. No entiendo la figura del “coordinador” ni aquéllas organizaciones llenas de “coordinadores”. ¿Qué es y para qué sirve un coordinador? En una vida anterior fui “jefe de la sección de apoyo...

Dos vueltas para una rotonda: la información geográfica voluntaria (VGI)

Si vamos a un sitio nuevo, buscamos en un mapa en Internet dónde está; si hacemos una foto, la podemos subir a la red con la posición geográfica en que estamos y verla situada en un mapa. Google Maps es una herramienta habitual y seguramente, en las montañas, vemos más GPS que brújulas. Todo ello nos ha avezado al uso de aplicaciones geográficas que, en cierto modo, son sencillos sistemas de información geográfica (SIG, o GIS, en inglés). Hace poco más de una década, los SIG eran aplicaciones al alcance sólo de las pocas organizaciones que se los podían permitir, pero hoy en día, aplicaciones de todo tipo llevan un mapa asociado. Los SIG se han democratizado. Es en este contexto que se ha convocado el GIS Day, que tuvo lugar el pasado 14 de noviembre, con el objetivo de dar a conocer y popularizar aún más estas útiles aplicaciones. En la UOC los actos del GIS day se han trasladado al jueves 29 de noviembre y consistirán principalmente en dos: 1) pedir a toda la comunidad UOC que marque su posición en un mapa; y 2) hacer una mapping party. Y es en este último punto en el que se va a centrar esta entrada. Como se ha dicho, estamos acostumbrados a ver mapas en un sinfín de aplicaciones, pero, ¿de dónde salen esos mapas que nos resultan tan útiles? Hace muchos, muchos, muchos años, más de una década (una eternidad en el mundo de la tecnología) los mapas surgían de un proceso de elaboración muy costoso: un avión sobrevolaba la zona a mapear y hacía unas fotos;...

¿Sigue teniendo sentido la planificación estratégica de sistemas de información?

“La gran mayoría de los CIOs trabajan en sitios donde el propio negocio no tiene una estrategia claramente articulada. Donde los líderes de la empresa no se preocupan mucho de la IT y por tanto aún valoran menos que la IT tenga un sentido estratégico. Donde el tiempo de los CIOs está devorado por las operaciones del día a día y tienen poco tiempo para mirar más allá de unos meses por delante. Si uno vive en esta clase de entorno táctico de la IT, poner por escrito un plan estratégico de sistemas es prácticamente imposible.” Stephanie Overby escribió este párrafo tremendo en un artículo de hace cuatro años y pico en la revista CIO. Me lo he encontrado rebuscando materiales para actualizar un módulo sobre Planificación Estratégica de la asignatura de Dirección Estratégica de Sistemas de Información. He releído los artículos clásicos de MacFarlan (1971 y 1981), Lederer y Sethi (1988) o Henderson y Venkatraman (1993), entre los más citados de la literatura científica, pero no es un tema de moda tampoco en la academia (salvo algunas cosas de australianos y chinos, como casi siempre: he encontrado un artículo interesante en el concepto y en el método de Wilkin y Cerpa, de la Universidad de Monash en Victoria). Actualmente, la planificación de los sistemas y tecnologías no está entre las preocupaciones de los directores de informática, que veíamos en una encuesta reciente, aunque aparezca en todos los modelos de gobierno de IT que utilizan como libro de cabecera (ITIL, COBIT, CMMi…). Sin embargo, ahora más que nunca el CIO debería pensar estratégicamente y compartir esa reflexión con la dirección general y los...

Elecciones americanas: “Eppur si muove…”

En un país dividido, paradójico y de tremendas contradicciones y contrastes, yo quiero ver en estas elecciones y en la reelección de Barack Obama algunas realidades y mensajes de esperanza para la ciencia, la tecnología y la innovación, o sea, las cosas a las que nos dedicamos (las otras no nos tocan aquí, creo). 1. La reelección de Obama me parece un triunfo de la razón clásica (la que asocia, según Séneca, el pensamiento, el conocimiento y la felicidad), sobre la superstición, el miedo y la superchería. O sea, es una victoria para la demografía, la estadística, la economía, las ciencias ambientales, la medicina científica y el uso avanzado de las TIC en la era de la información. Es una venganza de las evidencias tozudas del cambio sociológico, económico y medioambiental y de la manera de hacer campañas electorales, sobre la ideología, la religión, la magia o la ignorancia. 2. Desde el punto de vista de la ciencia y la tecnología, el voto latino y de los jóvenes y, sobre todo, la promesa de una reforma inmigratoria integral que favorezca la entrada y salida de talento de cualquier parte parece lo más prometedor. La portada de las sección “Tech” del Huffington Post la mañana de la victoria era un pie gigante colocado en el quicio de una puerta con el titular: “Dejadles entrar”. Fue también la mayor esperanza y reivindicación en la campaña por parte de las industrias TIC y de la innovación. (La reelección de Obama está siendo interpretada, principalmente, en términos demográficos.) 3. Han sido las elecciones de las redes sociales, la inteligencia analítica y el voto electrónico,...