¿Qué tienen que ver los coches con el Open Source?

La respuesta a la pregunta que da título a esta entrada seguramente es “aparentemente nada”. Pero es sorprendente como el movimiento Open Source ha conseguido que personas con intereses en otras áreas ajenas a la informática, hagan suyos sus principios y los apliquen a cualquier tema imaginable. Y por supuesto y aunque parezca extraño a priori, el mundo automovilístico es uno de ellos.

Esquema de un Nissan 350Z

Esquema de un Nissan 350Z – Fuente: Wikipedia, Licencia: Dominio público

No es fácil imaginar cómo se puede llegar a fabricar un coche Open Source ¿verdad?. Para empezar, programar una aplicación es “relativamente” fácil, y con “relativamente” me refiero a que las únicas materias primas que se requieren son, básicamente, un ordenador y un compilador. Pero diseñar y construir un coche ya es arena de otro costal.

Pues bien, OScar (de Open Source car) es un proyecto comunitario basado en los principios del Open Source que pretende que todos podamos disponer de un automóvil a precio de coste y además ecológico. Lógicamente deberemos prescindir de esos fabulosos ordenadores de abordo, de la tecnología de seguridad pasiva y activa, y de un largo etcétera más, ya que el objetivo es hacer un pequeño vehículo que nos permita movernos de una manera fácil y cómoda.

El coche en cuestión no existe todavía, pero hay una comunidad activa que está diseñándolo por completo y a la que cualquier interesado puede unirse para aportar su visión del transporte del futuro. Por supuesto, todo es abierto y disponible para que cualquiera pueda utilizarlo.

No sé si veremos este coche en nuestras ciudades en algún momento, pero lo que realmente es interesante de este proyecto es la filosofía que se esconde detrás. Con la ayuda de Internet, personas de todo el mundo pueden reunirse alrededor de un proyecto que beneficiará a toda la comunidad, que no tendrá propietarios y cuya evolución dependerá de la voluntad de dicha comunidad. Y esto bien vale para un sistema operativo, una aplicación ofimática o un coche.

Con este ejemplo, lo que podemos constatar es que el movimiento Open Source ha resultado tan exitoso que otros grupos de personas con intereses distintos a la informática han aplicado la misma filosofía a proyectos de todo tipo. Intentaremos traer en este blog aquellos proyectos que sean realmente interesantes y que nos ayuden a entender la trastienda de la filosofía Open Source.

Mario Gómez Molina es tutor y consultor del Máster Universitario de Software Libre de la UOC. Es además Project Manager de la consultora VASS y dispone de más de 15 años de experiencia trabajando en el mundo de las tecnologías de la información en proyectos de alta complejidad para grandes clientes.

Licencia Creative Commons
Este contenido, a excepción del contenido de terceros y de que se indique lo contrario, se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported Licencia.

Esta entrada fue publicada en Software libre y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ¿Qué tienen que ver los coches con el Open Source?

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: Una respuesta a ¿Qué tienen que ver los coches con el Open Source? | proyectos colectivistas exitosos | Scoop.it

  3. mecánica automotriz dijo:

    ¡Qué proyecto tan interesante! Sin embargo, le veo un gran problema para aplicarlo a la realidad, y es el mundo sobre regulado en el que vivimos, ya que probablemente este coche no cumpliría con todas las reglas para circular por nuestras calles… :(

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Más en Comunidades colaborativas, Proyectos, Software Libre
Buenas noticias para la gestión de proyectos

Los libros y artículos de gestión de proyectos comienzan con las cifras apocalípticas de los desastres de gestión (el famoso...

Cerrar