Business Intelligence como espacio común

Peppard (Cranfield, Oxford) y Marchand (IMD, Laussanne), dos de mis autores favoritos de la literatura de sistemas de información, acaban de publicar un artículo juntos en la Harvard Business Review del mes. Eso es más raro y fantástico que una gira de Serrat y Sabina o un recital de Jacqueline du Pré y Daniel Barenboim en sus ratos de buen rollo. Y es interesante que lo hagan sobre Inteligencia de Negocio, que no es su territorio familiar.

Agnus Dei de Francisco de Zurbarán. Imagen de dominio público (en aquellos países en que los derechos de autor tienen una vida de 70 años o menos)

No quiero hablar aquí y hoy de BI. Creo que en realidad tampoco ellos. El BI es un espejo y una oportunidad para la informática y el negocio. Un cliente me ha preguntado qué debería hacerse para que la gente de negocio y la gente de IT trabajen juntos de forma más productiva y desprejuiciada. Y he pensado en la Inteligencia de Negocio. Creo que la información es un espacio común donde la gente puede entenderse trabajando codo con codo: en la información, decíamos hace poco, cree todo el mundo.

A este espacio común se le llama centros de competencias, equipos de soporte de información, data labs o como decidamos llamar a formas reales o virtuales de trabajo en equipos híbridos. Lo estoy viendo, viviendo, en organizaciones muy variadas, privadas y públicas, del sector financiero, utilities retail. No ocurre necesariamente por diseño, sino a veces de forma espontánea (y puede que si lo diseñásemos, no ocurriría). Creo más en ésto que en organizar juegos de rol o descensos en piragua, que es la aproximación que adoptan algunas empresas para que los equipos de dirección y los managers “se entiendan”.

Al menos tres informes recientes de analistas se refieren a este fenómeno, comenzando por la nueva relación entre el director de marketing y el director de informática: el de Open Text (o quien sea, con Open Text nunca se sabe) para el forum de CIOs de Linkedin; el de Aberdeen y el de IDG. Las compañías que encuentran una relación más productiva entre los informáticos y los demás, ganan y retienen a más clientes y aumentan su rentabilidad por cliente.

En los proyectos de BI se produce de forma paradigmática el debate más vivo entre la integridad y la agilidad, entre lo permanente y lo coyuntural, y es donde se prueban nuevas estructuras federales o confederadas de la informática. Son el lugar donde el proyecto se encuentra con el programa, el programa con el porfolio y todos con las operaciones; y por tanto donde se ponen en cuestión las maneras tradicionales de gestionar proyectos. Me parece que esta es la filosofía de nuestro Máster de Business Intelligence.

La inteligencia de negocio habla acerca de cómo la gente real (analistas, trabajadores del conocimiento, ejecutivos intermedios y altos) usa la información en realidad, cómo le gusta verla presentada o buscarla. Cada persona, cada jefe y cada equipo aprenden de manera distinta. ¡Y hay gente que odia los datos!, sobre todo aquellos que desafían su intuición, su experiencia… o su poder.

Davenport, el gurú de la cosa de la inteligencia de negocio, y Potil decían hace pocos meses (lo recogíamos aquí) que el analista de datos sería la profesión más sexy del siglo XXI. Peppard y Marchand proponen además incorporar a los equipos de inteligencia de negocio especialistas en comportamiento organizacional, psicología cognitiva y social, capaces de “entender cómo la gente (clientes internos y externos) perciben los problemas, usan la información y analizan los datos para desarrollar soluciones, ideas y conocimiento”.

Creo que éste es el territorio original de la dirección de sistemas de información (management of information systems). No es la tecnología, sino como la gente la usa y la gestiona. Un territorio cada vez más complejo y transversal, que desafía corporativismos y etiquetas.

Nota: La gráfica de hoy es el Agnus Dei (“cordero de dios”) de Francisco de Zurbarán (1598-1664), una de mis obras favoritas de la pintura clásica española.

CC BY-NC-SA 4.0 Business Intelligence como espacio común por Jose Ramon está licenciado bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - Información Bitacoras.com... Valora en Bitacoras.com: Peppard (Cranfield, Oxford) y Marchand (IMD, Laussanne), dos de mis autores favoritos de la…
  2. Inteligencia de negocio: la profesión más sexy | iNFoRMáTiCa++ - […] Nos ha hecho ilusión juntar en el programa profesionales que trabajan por vocación o por casualidad en Inteligencia de…
  3. Inteligencia de negocio: el factor humano | iNFoRMáTiCa++ - […] “ambidextro”, según las expresiones de cada uno, del profesional de BI, un espacio común entre la tecnología y las…

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Leer entrada anterior
Nuestro método

[versió en Català] Vamos a  hablar de  métodos y, cómo no, empiezo hablando de  quien dedicó buena parte de  su...

Cerrar