Crónica del I Congreso de Seguridad en la Red. Ciberespionaje y Ciberseguridad

«La Tercera Guerra Mundial se hará con iPhones y ordenadores», así ha empezado hoy la ponencia Chema Alonso, CEO de Telefónica Digital Identity & Privacy en el I Congreso de Seguridad en la Red de la UOC. Y es que cada día aparecen en los medios noticias relacionadas con ciberespionaje y ciberseguridad y solo unos pocos son conscientes de ello. «Las amenazas están por todas partes y nos afecta de manera directa o indirecta», añade Vicente Díaz, analista de Kaspersky. Desde hace varios años es común usar las herramientas tecnológicas para el espionaje, sabotaje o control de dispositivos de cualquier persona o país. En este congreso, organizado por los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación de la UOC y muy relacionado con el Máster Interuniversitario en Seguridad de las TIC, se ha querido hablar con expertos en esta temática de los últimos acontecimientos que afectan tanto a la relación entre países como a las personas en concreto. Un vídeo resumen de las ponencias del congreso El primero en hablar sobre ciberseguridad ha sido Jesús Luna García, profesor de la Universidad de Darmstad especializado en problemas de seguridad del cloud. Luna ha querido hacer referencia a la nueva tendencia a tener información almacenada en la nube y los peligros que implica. «Tanto usuarios de primer nivel como infraestructuras críticas (hospitales, centrales eléctricas…) disponen de información en la nube; pero, ¿es segura esta información?», se pregunta Luna. La respuesta a esta cuestión se basa en el usuario. «Si los usuarios somos conscientes de la seguridad y tenemos el contacto de la empresa con quien contactar, es más sencillo conseguir que todos...

Libertad de impresión

Hace un mes me encontré ante la encrucijada en la que muchos de nosotros habremos estado en algún momento. Uno de los cartuchos de tinta de mi impresora se terminó. ¿Qué debía hacer? ¿Comprar un recambio o una impresora nueva? Resulta que prácticamente es más barato comprar una nueva impresora que renovar todos los cartuchos. El hardware de impresión ya es una commodity. Pero una commodity subvencionada claro está, por la compra de los cartuchos de tinta. Entre esos pensamientos estaba cuando pensé en la next big thing que se nos avecina. Las impresoras 3D. ¿También será el hardware una commodity y nos cobrarán una barbaridad por el plástico? Seguramente será así, pero ya hay personas que están intentando avanzarse en ese sentido y han creado un interesante proyecto Open Source llamado RepRap. El proyecto consiste en realizar una impresora 3D que sea capaz de autoreplicarse, de manera que podamos crear tantas impresoras 3D como queramos, regalarlas a nuestros familiares y amigos y en definitiva, hacer libre la impresión 3D. Si hace unos meses hablábamos del proyecto Oscar en el que se pretende utilizar los principios del Open Source para diseñar un coche ecológico, con RepRap llegamos a uno de los aspectos más revolucionarios de la humanidad: la fabricación. Fabricar nunca ha sido fácil ni barato y las impresoras 3D prometen democratizar este aspecto de la producción, pero si encima lo hacemos con máquinas libres, en su más amplio sentido de la palabra, el futuro que tenemos ante nosotros es simplemente insospechado. Ya he visto personas que diseñan y construyen los juguetes que le regalan a sus hijos y...

Aprender a programar o aprender un lenguaje de programación

En este artículo hablaremos un poco de la programación (acción o efecto de programar). Programar es esencialmente el arte de estructurar ideas. De acuerdo con las dos primeras frases de su entrada en la Wikipedia: La programación es el proceso de diseñar, codificar, depurar y mantener el código fuente de programas computacionales. El código fuente es escrito en un lenguaje de programación. Es por tanto difícil programar sin conocer un lenguaje de programación. Aprender un lenguaje de programación puede ser fácil o difícil, depende de la persona y del lenguaje. Un lenguaje consta de varios elementos, (i) un léxico básico (afortunadamente muy acotado), expresiones, órdenes, símbolos, etc.  (ii) unas reglas que permiten combinar estos elementos. Otro problema relacionado pero a su vez distinto es la algoritmia. Un algoritmo es (de nuevo recurriendo a la imprescindible Wikipedia) un conjunto preescrito de instrucciones o reglas bien definidas, ordenadas y finitas que permite realizar una actividad mediante pasos sucesivos que no generen dudas a quien deba realizar dicha actividad. Cuando nos planteamos los diseños de los grados y másteres, siempre suele haber un cierto debate entorno a la enseñanza de la programación y los lenguajes. Para aprender a programar se requieren de unas nociones iniciales de algoritmia, pero no nos engañemos, para programar bien no hay nada como practicar (¡como todo en esta vida!). Para practicar es básico tener nociones de algún lenguaje. Los tres conceptos  están imbricados. Y este bendito problema es menor si lo comparamos con el debate sobre si hay que aprender primero a programar o ingeniería del SW. En fin, no me meteré aquí en estos jardines… A...

Gobernanza y gobierno

Una cosa que tienen los vicios antiguos y las comidas copiosas es que se repiten. Después de años sin escribir sobre la informática pública, me han venido dos posts seguidos y ahora éste. Trabajo para algunas administraciones, normalmente lejos de España, me hablo con amigos del sector y leo algunas cosas que necesito o me apetecen. Sigue siendo un espacio apasionante, por más que vilipendiado (también por mí). Son tiempos duros, dije hace algunas semanas, los de la economía y la ideología de la austeridad. Sangre, sudor y lágrimas, dijo un colega. Les pilla con el pie cambiado después de años de bonanza, con grandes proyectos y pensamientos a medias, y a la vez las cosas han cambiado fuera de forma imparable y cuesta resistirse. También ha cambiado la gestión de la IT en todas partes, gracias o por desgracia de la digitalización de los procesos, la Internet de las cosas, las nuevas plataformas, el poder de usuarios internos y externos y la descentralización deseada o inevitable de los presupuestos. También o más en el gobierno, donde la tensión entre las informáticas de cada uno y la informática de todos es permanente. La  tensión presupuestaria pide reducción del gasto, excelencia operativa, transparencia en el servicio y el coste y mejora de la calidad y la reputación. La presión de la universalización digital y la informática de consumo ha impulsado una convergencia entre la informática corporativa (la IT de siempre), la tecnología de las operaciones (las máquinas que usamos en la policía, la limpieza, las funerarias o los hospitales) y los dispositivos de usuario. Lo primero pide ahorro; lo segundo...

Tecnologías en la salud

Uno de los sectores en los que más beneficios se observan aplicando tecnologías es, sin lugar a dudas, la salud.  Gracias al empleo correcto de herramientas tecnológicas en los sistemas sanitarios se pueden obtener innumerables mejoras y ofrecer un servicio más eficiente. Si además se hace empleando estándares, tecnologías abiertas y software libre, los beneficios se multiplican. Es un sector en el que estoy teniendo el honor de participar en diferentes países estos últimos años y en el que mayores satisfacciones podemos encontrar: Pacientes mejor atendidos, con mayor número de medios y de forma más veloz, recursos públicos usados de forma eficiente, y como me decían los amigos de EsSalud, gracias a las cuales se salvan vidas, y no hay nada más importante. Nos encontramos con un sector, que debe crecer, en el que los médicos ya confían, y que organismos como la propia Comisión Europea intentar impulsar, con eventos y proyectos como eHealth Solution EU SME Competition 2013. Sin embargo, y como dice el amigo Alfonso de la Guarda, aún existen importante limitaciones como: Sector con muchos requerimientos y necesidades tecnológicas Poca penetración y diversidad de soluciones tecnológicas Nuestros ciudadanos necesitan recibir una atención de primera calidad Alimentación y salud forman parte de las necesidades básicas del hombre Sector (salud) gobernado por grandes compañías con una gran marginación económica Por eso, es importante conocer los actuales sistemas, modernizar, innovar, emplear las mejores herramientas, muchas de las cuales ya se usan en centros hospitalarios y sistemas sanitarios de todos los continentes.  Sin embargo, siguen siendo desconocidas, mal empleadas o no implantadas, etc. Las siglas inundan el sector, entre otras: EMR:...