Mundos virtuales: de LOTR a MH3

Sí, soy consciente que la comparativa puede llegar a ser absurda o incluso un poco pretenciosa (no por mi parte sino por la de MH3 – Monster hunter 3) pero, después de jugar unas cuantas horas creo que me la aceptarán. De hecho, mezclaré dos lenguajes diferentes, literatura y videojuegos, aunque cada vez más cercanos.

Hay libros en los que el autor presenta una pequeña historia en un entorno muy limitado. Igualmente, hay videojuegos que siguen la misma idea. Estos suelen basarse en una historia que lleva al protagonista a la necesidad de resolver un problema concreto, y las normas/reglas que limitan este objetivo suelen ser bastante sencillas: se ajusta el espacio, el tiempo, las herramientas/armas a utilizar, la capacidad de evolución de los personajes, la inteligencia artificial de los enemigos o PNJs, etc. De hecho, en los grandes videojuegos actuales, muchas veces te quedas más con la sensación de ver una película que de jugar o tomar decisiones por ti mismo. El paradigma sería The walking dead, que podría considerarse una versión actual de Dragon’s Lair, donde las elecciones son mínimas (cuantitativamente hablando, claro) y las escenas se suceden una tras otra. Sería como permitirte tomar decisiones en tu película o serie preferida, parecido a aquellos libros de Elige tu propia aventura en los que pasabas a una página u otra dependiendo de dichas decisiones.

Cuando J.R.R. Tolkien escribió LOTR – El señor de los anillos no sólo pensó en la historia que quería contar. Incorporó todo un mundo “lógico/coherente” (siempre se pueden discutir algunas cosas, por supuesto) alrededor de una pequeña historia. Inventó lenguas, regiones, razas/especies, mitología, y mucho más. Esto, evidentemente, engrandece la historia, la complica, añade matices.

MH3 es a los videojuegos lo que LOTR a la literatura (es sólo una opinión, conste): Aunque la historia, en sí, no es una gran historia – eres una cazadora (en mi caso, chica) de monstruos que llega a un pequeño poblado asediado por todo tipo de criaturas de las que debes liberarlos. Esto mismo sucede con LOTR. La historia en sí es un viaje en el que se enfrentan el bien y el mal. De hecho, no es muy difícil imaginarser dicho viaje de LOTR como un videojuego. Lo que le da grandeza a MH3 es la complejidad del mundo alrededor de la historia, los detalles que sus creadores han incorporado y que hacen que cada decisión que tomas influya en cómo evoluciona la historia. Que nadie piense que cambia la narrativa, pero sí que cambian los recursos, las necesidades, y la facilidad/dificultad de cada una de las futuras misiones. No es la historia, es lo que la envuelve. Si en LOTR era el mundo en sí (¿qué sentido tiene que los elfos hablen más de una lengua diferente? De hecho, ¿qué sentido tiene crear estas lenguas? Con decir que los elfos hablan distinto que los enanos y poner unas palabras al azar, ya “da el pego”) en MH3 tenemos la complejidad y completud de reglas cruzadas que relacionan todos los elementos del juego y que favorecen la inmersión del jugador. MH3 es extremadamente complejo: Hay cientos de armas, habilidades, compañeros de aventura, elementos que pueden utilizarse para mejorar las anteriores, intervención de una componente de azar en cada una de las acciones que realizas, etc. Cada arma se hace a partir de una serie de elementos que encuentras en las diferentes misiones o en los monstruos que vas matando o… Todo esto es muy complejo, y uno, que se va haciendo mayor, cada vez encuentra más complicado jugar (ya nada es como aquellos Camelot warriors, Ghosts’n’goblins o Gauntlet). Jugando a MH3 te sientes como si estuvieses perdido en la Tierra Media.

Viene Mordor!!! Imagen del juego Monster hunter 3 Ultimate (de Capcom) para Nintendo 3DS calificada como de uso justo (fair use)

Cabe decir que esta misma sensación la puedes tener también jugando a algunos MMORPG, como World of warcraft. De hecho, por alguna razón, este tipo de juegos tienen decenas de millones de jugadores que completan los mundos que se ponen a su disposición y que construyen la historia de éstos.

Por su lado, el protagonista de esta entrada, ya ha vendido unos cuantos millones de copias (me refiero a MH3 y no a LOTR, que ha vendido unas cuantas más) y claramente es un juego de culto para muchos jugadores, especialmente, en Japón. Los jugadores “enganchados” juegan horas y horas, y lo peor es que cuando cargas la partida, te indica el tiempo “perdido”. Es mejor no mirar. De hecho, lo peor es traducirlo a días, ¡o semanas! El videojuego es de la compañía Capcom, que ofreció en el pasado títulos como Street Fighter o Resident Evil. No está mal.

En fin, dado que se acercan las vacaciones, si les “sobran” unas cuantas horas de sus vidas, les recomiendo que le echen un vistazo, aunque sin estresarse, que es lo más fácil al principio.  Eso sí, si se enganchan, no me echen las culpas. Y si no quieren complicarse la vida, siempre nos quedará El señor de los anillos. 😉

CC BY-NC-SA 4.0 Mundos virtuales: de LOTR a MH3 por Dani está licenciado bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

2 Comments

  1. Que el autor de este artículo no se lo tome a mal si quería llamar la atención sobre este juego, pero el género MMORPG llega un momento que cansa de tanto leerlo por todos lados. Curiosamente, los dos únicos juegos a los que estoy enganchado (llevo unos días viciándome de nuevo con uno de ellos), son MMO’s. El primero precisamente es el LOTRO (www.lotro.com) que tengo a un Lore-Master (un sucedaneo de Elrond) dando piños en Moria estos días ya que no tengo trabajo. Tengo más personajes, pero quería centrarme en los 3 que tienen magia (Lore-Master, Rune-Keeper, Minstrel) porque veo que es el lado que me gusta. Y he de decir que a esté me enganché… porque es El Señor de Los Anillos. Tratar de lanzar un MMO clásico ambientado en fantasía me parece algo pedante habiendo éste. Y el otro es Eve Online, que sí que es un verdadero juegazo y por el cual llevo pagando desde 2007 (unos 140€/año con la cuota anual) sólo para entrenar habilidades (se entrenan en tiempo real aunque no estés conectado al juego), y que me enganchó desde el principio por la temática de naves espaciales, la economía, el servidor único con batallas de flota de 1000 vs 1000 (el otro día hubo una y con apenas lag!)…

    Reply
  2. Víctor, tienes razón. Cuando un tema se pone de moda, nos ponemos muy pesados. :)

    Aun así, normalmente se habla del juego per se, y yo quería hablar de cómo se consigue la inmersión en este tipo de juegos. Tradicionalmente, nos atrae la acción (e.g. juegos deportivos, de lucha, de habilidad, etc.) o la historia en sí (e.g. juegos con una narrativa importante), pero en ciertos juegos como los MMO’s (y yo creo que es comparable con lo que hace Tolkien en LOTR) hay algo más, algo que le gusta a un tipo de jugadores (los clasificados como Explorers, principalmente) que es básicamente el nivel de detalle. Por esto hablaba de las lenguas que Tolkien crea para los elfos, por ejemplo. La inmersión, así, va más allá de la historia en sí.

    Reply

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - Información Bitacoras.com... Valora en Bitacoras.com: Sí, soy consciente que la comparativa puede llegar a ser absurda o incluso un…

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Leer entrada anterior
Becas para estudiar Ingeniería Informática

Las becas universitarias en España están (tristemente) en el punto de mira por los recortes presupuestarios. Concretamente, recientemente la nota...

Cerrar