¿Qué diferencia a los titulados UOC?

Quizás esta entrada no sea especialmente interesante para algunos que normalmente nos leéis, pero creo que se debe hacer. Es de justicia. Yo, como podéis ver en mi currículo, he obtenido todos los títulos a nivel universitario en la UAB, por lo que no soy “beneficiario” de mis propias palabras. Además, en este caso, no quiero hablar del modelo de enseñanza de la UOC, ni compararlo con el de otras universidades. Por lo que tampoco la UOC es “beneficiaria” (última). Lo que pretendo es dar mi propia respuesta a una pregunta que una vez se lanzó en una reunión de Alumni UOC: ¿Qué diferencia a los titulados UOC de otros titulados? Ante esta pregunta la respuesta fácil no me convence, lo siento. Sí, son responsables, tienen una capacidad de gestión del tiempo muy alta, paciencia infinita, perseverancia, etc. Yo no digo que todo esto no sea cierto. De hecho, estoy convencido de que lo es. Pero, en mi opinión, insisto, esto no es lo que realmente les diferencia de otros titulados. Porque habrá titulados UAB, UPC, UPM o de donde sean, que también serán responsables, pacientes, etc. Por suerte, creo que los titulados universitarios de este país, vengan de donde vengan, son… (estoy buscando una palabra para no usar “brutales”) … son muy buenos. Y el ejemplo más claro lo tenemos en los ingenieros, que son de los más deseados por las compañías europeas. Estos últimos sábados se han venido realizando las ceremonias de entrega de diplomas a titulados UOC del curso pasado. Yo tuve la suerte de estar en el acto del 16 de Noviembre en Barcelona. Es...

La innovación abierta, hoy (y II)

En una entrada anterior, discutíamos el concepto de innovación abierta o externa, tal como fue presentado por Chesbrough y actualizado por otros autores y cuya forma más característica es la creación de software de código abierto. “La idea es sencilla: en lugar de hacer todas las cosas en casa, las empresas pueden entrar en la nube de ideas procedentes de expertos externos para desarrollar nuevos productos y servicios” (King y Lakhati). Estos expertos pueden ser clientes, socios de negocio, practicantes o proveedores. La cuestión es que no es fácil hacer que todo ésto funcione, por problemas logísticos, organizativos, culturales y de propiedad intelectual. El último número de la MIT Sloan Management Review y otro del otoño pasado presentan un conjunto de investigaciones recientes de autores reconocidos en este campo, de las que intento haceros el resumen de lo que yo he aprendido. 1) Primero, hay que saber qué cosas tienen sentido sacar al exterior y de qué forma. Lo normal es que las compañías, sus departamentos de I+D, marketing e ingeniería dispongan de soluciones y capacidades para manejar problemas y tecnologías conocidos. Pero no para problemas y soluciones desconocidas. Los concursos de innovación, por ejemplo, abren la mente de las empresas a capacidades y soluciones diversas, que pueden venir de diferentes campos de conocimiento. 2) Seguidamente, debe decidirse de qué forma y con qué extensión se buscarán las nuevas ideas (el proceso de generación). En general, la participación debería ser limitada y estructurada, con reglas e incentivos claros.  Algunas empresas reducen un problema complejo en partes más sencillas, contratan intermediarios, proporcionan herramientas de diseño y construyen una reputación de “precio justo” que incentiva a los...

e-commerce: Eligiendo plataforma para vender online

A la hora de montar una tienda online lo primero que debemos hacer es plantearnos qué solución vamos a usar. Al contrario de lo que la mayoría de la gente suele pensar, no existe una sola solución para todo el mundo (one size fits all). Además, tampoco tiene por qué ser caro empezar a vender por Internet. En esta entrada intentaré presentar las tres grandes soluciones que nos ofrece el mercado: Solución SaaS (Software As A Service) Las soluciones SaaS tienen la ventaja de no necesitar grandes conocimientos técnicos para empezar a vender y prácticamente no requiere inversión inicial (servidores, desarrollos, etc.). Una solución SaaS es ideal para gente que ya tiene una presencia online y quiere probar vender productos para monetizar un blog o una web (por ejemplo). Por contra, las soluciones SaaS son muy complicadas de personalizar, integrar o adaptar y tampoco nos permiten obtener analíticas (i.e. visitas, referers, etc.). Algunos ejemplos de soluciones SaaS son Wazala, Shopify o Tiendy. Plataforma estandard Utilizar una plataforma estándar es la opción generalmente mas recomendable. En este grupo encontraríamos soluciones especializadas como Magento, Prestashop o Konacart. También encontramos plugins o modulos que convierten CMS estandard en tiendas online. Este es el caso de Jigoshop o Ubercart. Esta solución conlleva una inversión inicial importante (hosting, desarrollo, etc.) pero no tiene las limitaciones de una solución SaaS y normalmente el coste variable por venta es mucho menor que el de las anteriores. Es decir, podemos personalizar, adaptar o integrar nuestra tienda online como necesitemos y más nos guste. Además seremos propietarios de los datos que se generen en la tienda. Desarrollo a...

La innovación abierta, hoy (I)

El año pasado, Henry Chesbrough dió una larga conferencia en el congreso de la ECIS (la European Conference on Information Systems) de Barcelona, que podéis consultar en You Tube. Personalmente, me pareció un batiburrillo de transparencias sobre lo humano y lo divino preparadas rápidamente en el viaje, según una definición del experto que hace un colega mío: “Alguien que acaba de llegar en avión, tiene sueño y está esperando con ansiedad el siguiente avión para volver a dormir”. Cualquiera tiene un mal día. Debemos a Chesbrough la primera teoría sobre la “innovación abierta” (open innovation), según la cual las compañías y la sociedad pueden beneficiarse de las innovaciones autónomas y distribuidas de clientes, socios y practicantes en un mundo que Internet ha hecho más permeable. El software de código abierto (llamado por algunos software libre) sería el ejemplo paradigmático. Las empresas y profesionales organizan la innovación abierta a través de mejoras de plataformas ya existentes (el caso de las API para sistemas de información de empresa), concursos (los “hackatones”), la colaboración de los clientes en el diseño o en la selección de nuevos productos o las redes organizadas de diseñadores y programadores. La gráfica del video siguiente muestra de forma más resumida y brillante el tema. En la teoría original, Chesbrough (colaborador habitual de IBM) defendía un modelo de relación bilateral (alguien dirige y compra y otro aporta y obtiene una parte del beneficio), cuya representación sería, por ejemplo, el entorno de desarrollo llamado Eclipse, que ha evolucionado luego en forma de una fundación supuestamente independiente, pero que no cumple las reglas GNU. Tampoco pasa nada. Los temas de la propiedad intelectual, los incentivos...

Gestión económica para profesionales de la Informática (I)

Muchos de los que en su día estudiamos Ingeniería Informática hemos terminado ejerciendo la profesión por cuenta propia o hemos montado un negocio o una empresa. Los profesionales de la informática (en general) somos unos enamorados de nuestra profesión, nos encanta programar, configurar sistemas, descubrir nuevo hardware, etc. pero lo de gestionar el negocio (i.e. finanzas, marketing, ventas, etc.) ya no nos suele atraer tanto. Aun así, estos son temas importantes. Por esto, intentaré escribir una serie de entradas orientadas a la gestión del negocio (propio), siempre desde la humilde perspectiva y experiencia de un servidor. Este primer post lo dedicaré a introducir una base de la gestión económica. El control del estado actual de la economía del negocio es muy importante: a todos nos gusta tener ‘cash‘ en el bolsillo para poder comer, ir al cine, etc. Como profesionales independientes (o similar) debemos tener siempre una foto del estado actual del negocio. Saber cuánto dinero tenemos en el banco es bastante fácil, basta con conectarte a la Extranet del banco y ver cuántas facturas tienes pendientes de cobrar. Pero también es importante saber, por ejemplo, cuánto vas a facturar la semana que viene. Esto ya es mas complicado. El principio de meritación El principio de meritación (o de devengo) nos dice que debemos imputar los ingresos y gastos según la corriente real con independencia del momento en que se facturen o cobren. Para los que no somos contables, con un par de ejemplos nos suele quedar claro: Ejemplo 1: Si Juan nos paga 5.000 Euros a cuenta de un ERP que debemos entregar a los 3 meses, de...