La empresa extrovertida y otras complementariedades

La investigación de las complementariedades entre la inversión en IT y la inversión en otros componentes del cambio organizativo para mejorar la productividad y los rendimientos de las empresas tiene ya una cierta historia, que aquí hemos recogido en parte alguna vez y que fue revisada por Melville (Purdue) y 0tros hace unos años. El principal impulsor de esta investigación es nuestro amigo Eric Brynjolfsson, director del Centre for Digital Business del MIT, que fue el pasado año nominado para los Thinkers 50 de 2013, una cosa entre el oscar y el nobel del management (entre los 50 nominados también encontramos a Clay Christensen, al que hemos dedicado aquí hace poco algunas entradas, aunque la ganadora ha sido Rita Gunter McGrath, profesora de la Columbia Business School). En sus obras con Hitt (de Wharton) y otros, desde comienzos de los 2000, Brynjolfsson ha ido revelando la importancia de la inversión combinada en informática y stock de capital organizativo, como la descentralización, la mejora de los procesos y la inversión en capital humano. En los últimos años, esta investigación se ha ampliado a otras variables, como el trabajo en equipo, la orientación externa y el uso de la información. En un artículo con Tambe (Stern) y Hitt de 2011, llamaban a este tipo de compañías “empresas extrovertidas” (the extroverted firm), aquellas donde la inversión de IT es relevante y sostenida en el tiempo, las decisiones se toman en equipo y de forma descentralizada y se produce un conjunto de buenas prácticas en el que la compañía se aprovecha del conocimiento de su entorno (información de clientes, proveedores, distribuidores y competidores y atracción...

Aprendizaje móvil (III): ¿a dónde vamos?

Retomamos esta serie de posts sobre el uso de dispositivos móviles para la educación. En una entrada anterior  vimos que en el m-learning más importante que el acceso a sistemas e-learning desde el móvil es la innovación docente que pueda generar esta tecnología. Es decir, la posibilidad de descubrir nuevos escenarios, recursos y actividades pedagógicas que únicamente tengan sentido con el uso de tecnología móvil, y de esta manera extraer todo su potencial para la educación. Vimos también que la evolución vertiginosa de la tecnología móvil impide consolidar iniciativas y experiencias piloto de m-learning. Aún así, estas experiencias son muy útiles para visualizar el potencial del m-learning en los próximos años. En esta entrada y en la próxima nos aproximamos al futuro del m-learning desde dos perspectivas. Primero analizamos los últimos dispositivos móviles que se están usando para dar soporte a actividades pedagógicas concretas en las aulas y fuera de ellas. En la próxima entrada le damos la vuelta a esta perspectiva tecnológica y descubriremos nuevos modelos y escenarios pedagógicos mediante la incorporación de estos dispositivos móviles. Vamos pues primero a hablar de tecnología para la educación en clave de presente y futuro. Según el informe Horizon 2013,  los dispositivos móviles que los próximos años tendrán repercusión en el campo de la educación son la tableta (un año o menos), y a más largo plazo la tecnología portátil o wearable technology  (de cuatro a cinco años). Esta evolución nos dice que la tecnología móvil será cada vez más personal, ubicua, potente y omnipresente para la educación. A continuación analizamos primero las tabletas y después las tecnologías portátiles. Tabletas Las...