El itinerario de Ingeniería de Computadores del Grado en Ingeniería Informática

En esta entrada presentamos en detalle el itinerario de Ingeniería de Computadores dentro del Grado en Ingeniería Informática adaptado al EEES. En inglés, esta subdisciplina se denomina Computer Engineering, según las guías curriculares de la ACM (Association for Computer Machinery). Hoy en día la tecnología impregna nuestras vidas y presenta nuevas oportunidades y retos a los cuales tenemos que hacer frente a través de conocimientos y adelantos tecnológicos que evolucionan constantemente. Por ejemplo, la evolución de los ordenadores personales, los dispositivos de movilidad (como tablets, y smartphones), y las tecnologías de comunicación, tanto las redes alámbricas como las inalámbricas. Pero también tenemos desde sistemas de cómputo hechos a medida para ser empotrados, por ejemplo en electrodomésticos o automóviles, hasta grandes supercomputadores, que mediante técnicas de computación de altas prestaciones (HPC, high performance computing), simulan la evolución del clima, de las galaxias, o nos permiten analizar el genoma de los animales, las plantas y el humano para determinar tratamientos y diseño de nuevos fármacos para diversas enfermedades. Por estos motivos actualmente la Ingeniería de Computadores está siendo el foco de gran atención y expectación dentro de las disciplinas relacionadas con la Ingeniería Informática. Consecuentemente, la Ingeniería de Computadores nace dentro de un marco en el cual se estudia el diseño y la aplicación de los computadores para dar soluciones a los problemas cotidianos y no cotidianos de la sociedad. Los computadores como principal actor de este marco enlazan ámbitos relacionados con los equipos electrónicos (hardware), la programación (software) y las telecomunicaciones. Esta potente combinación de ámbitos controla una parte significativa de nuestras tareas diarias impactante de forma positiva en la...

Test de Turing, prueba NO superada

Esta semana pasada, muchos medios TIC han publicado la noticia de un avance tecnológico sin precedentes: un superordenador ha superado el test de Turing. Alan Turing, en su artículo “Computing Machinery and Intelligence” del año 1950, propuso una posible forma de decidir si un sistema era inteligente o no. Este test se basaba en hacer conversar a dicho sistema con un entrevistador de forma ciega, es decir, el entrevistador sólo tendría acceso a sus mensajes y respuestas. A través de ellos, debería decidir si estaba interactuando con otra persona o una máquina. Un sistema realmente inteligente debería ser capaz de convencer a su interlocutor que no es un programa, demostrando su comprensión del lenguaje, capacidad comunicativa, conocimiento del mundo, sentido común, memoria, etc. La noticia no podía llegar en un momento más propicio: el 7 de junio se cumplían 60 años del suicidio de Alan Turing. Sin embargo, a medida que se ha ampliando la información, han ido apareciendo dudas:  ¿Por qué la fuente de la noticia es una nota de prensa y no un artículo científico? ¿Cómo se ha fijado la frontera del 30% de éxito como límite para superar el test? ¿Se trata realmente de un superordenador o es sólo un chatbot que analiza las frases y aplica un conjunto reducido de reglas? Hay algunos atajos que un entrevistador puede usar para detectar si su interlocutor es un programa, centrándose en su humanidad más que en su inteligencia. Preguntas como “¿En qué año naciste?”, “¿Cómo se llama tu madre?”, “¿Qué cenaste ayer?” o “¿Cuántos brazos tienes?” podrían revelar la naturaleza de nuestro interlocutor. Es por ello que, para superar...

EQF: algo que nos faltaba en los CV para trabajar en Europa

En la situación actual, muchos de nuestros titulados y tituladas en informática, que por cierto, están muy bien valorados en Europa, deciden emigrar. Sus motivos son variados, desde profundizar en el conocimiento de alguna lengua (principalmente el inglés), acceder a oportunidades profesionales mejor remuneradas, o incluso, vivir una experiencia enriquecedora tanto profesional como personal. En estos casos, cada vez es más frecuente solicitar a los candidatos para un proceso de selección de personal en una empresa u organismo, que indiquen el nivel EQF de su titulación. Pero, ¿qué es el nivel EQF? Aquí siempre hemos hablado de diplomaturas, licenciaturas, ingenierías técnicas, ingenierías, másteres, doctorados, y más recientemente, de grados o bachelors. Y en el resto de países europeos, nos encontramos con otras denominaciones diferentes para estas mismas titulaciones, o sus equivalentes. Por esta razón, EQF (European Qualifications Framework) adquiere valor y relevancia, ya que ha de facilitar una primera aproximación objetiva y sin generar confusiones a cualquiera de las partes respecto al nivel profesional requerido. El Marco Europeo de Cualificaciones (EQF) es la referencia común que permite a los países europeos comparar las cualificaciones profesionales. ¿Para qué sirve? Para facilitar la transparencia, la posibilidad de comparación y la transferibilidad de las cualificaciones de los profesionales entre los diversos estados de Europa. Este marco ayuda tanto a candidatos como a empresas. Cabe destacar que EQF marca niveles de cualificación profesional, que en esta entrada intentaremos relacionar con las titulaciones o niveles académicos. Para ello, partimos del hecho que un titulado en unos estudios universitarios ha adquirido unos conocimientos, habilidades y competencias profesionales determinadas, que están perfectamente definidas en la correspondiente...

Juegos de programación: press “compile” to play

En la mayoría de juegos de ordenador, el jugador controla a un avatar dentro del mundo del juego. Hay diferentes mecanismos para dar órdenes a nuestro avatar: controladores con botones y/o joysticks, interfaces táctiles… o incluso el movimiento corporal, con tecnologías como Kinect. Sin embargo, hay una familia de juegos  con un interfaz muy peculiar: el jugador define a priori las instrucciones que debe realizar su avatar y, a partir de este punto, el avatar las sigue de forma autónoma sin más participación por parte del jugador. La gracia del juego está descubrir cuáles son las instrucciones idóneas y saber describirlas utilizando el lenguaje del juego (que puede ser, o no, un lenguaje de programación). Y es que, en efecto, estamos hablando de juegos de programación. En este blog hemos hablado anteriormente de algunos temas relacionados: los juegos cuyo objetivo es crackear la seguridad de un sistema informático y Scratch, un lenguaje de programación visual y sencillo que permite a los niños adentrarse en el mundo de la programación creando sus propios juegos y animaciones sencillos. Aquí hablamos de algo diferente: videojuegos cuyo control se realiza exclusivamente mediante un programa,  orientados a un público más adulto, que quizás ya sabe programar y participa en el juego “just for fun”. Existen dos variantes de los juegos de programación: El juego presenta un reto al jugador, que debe crear un programa que permita a su avatar resolver el problema. Normalmente este tipo de juegos suelen ser tipo puzzle o estar orientados a aprender a utilizar un lenguaje de programación, planteando retos de dificultad creciente. El juego permite interactuar a los avatares...