Movilizando libremente webs con Bootstrap

Cada cierto tiempo, algún desarrollo con licencia libre explota y se convierte en lo más usado por todos los desarrolladores del planeta. Los ejemplos son innumerables, y el último de ellos es Bootstrap.

Todos los desarrolladores que se hayan enfrentado a la complicada tarea de hacer que las webs que desarrollen sean visualizadas correctamente desde un dispositivo móvil sabrán que cualquier ayuda es poca, debido a que, ciertamente, no es una tarea fácil de realizar. Al infierno de hacer compatible la visualización con todo tipo de navegadores y versiones de navegadores (algunos clientes de la empresa en la que trabajo soportaban Internet Explorer 6.0 hasta hace muy poco), ahora se añade la problemática de que además se debe poder visualizar correctamente en cualquier tipo de combinación navegador móvil-dispositivo móvil. Si antes ya era complicado ahora la complicación crece exponencialmente en paralelo al crecimiento de la popularidad de los dispositivos móviles.

La complejidad del diseño responsive. Fuente: Wikipedia - Licencia: CC BY-SA 3.0

Un contenido, múltiples presentaciones: la complejidad del diseño responsive.
Fuente: Wikipedia – Licencia: CC BY-SA 3.0

En el año 2010, dos desarrolladores de Twitter crearon una herramienta interna (que por supuesto no era Open Source) con el objetivo de disponer de un framework único con el cual construir interfaces de usuario, fuera cual fuera el dispositivo al cual iba dirigido. La motivación de este proyecto era que habían percibido que cada grupo de desarrollo usaba sus propios frameworks, creando un universo de herramientas imposible de mantener. Ese mismo año, en lo que Twitter llama su “Hack Week” (increíble proceso interno que vale la pena explorar), los desarrolladores de Bootstrap mostraron a sus colegas el uso de su framework, enseñando como se podían desarrollar proyectos aumentando enormemente la productividad en el desarrollo de interfaces gráficas. En Twitter se quedaron todos maravillados y su uso se hizo no sólo popular sino universal, y se convirtió en un estándar dentro de la compañía.

Un año después, Twitter decidió liberar el framework con una licencia libre (la MIT license) y poco a poco se fue convirtiendo en un éxito debido al boca a boca entre desarrolladores. Un año más tarde, en 2012, el proyecto ya era el más popular en GitHub.

Bootstrap se autodefine como el framework HTML, CSS y JavaScript más famoso para desarrollar webs con diseño responsive y enfoque “mobile first”. Y estos, de hecho, son los términos de moda hoy en día. Todos los clientes quieren su web responsive aunque sólo algunos las desarrollan utilizando el concepto de “mobile first”.

Y los que estamos al otro lado, los que tenemos que desarrollar esas webs, nos estamos volcando en utilizar en toda su plenitud este tipo de herramientas, ya que al igual que pasó internamente en Twitter, todos necesitamos las posibilidades y la productividad que este tipo de software ofrece.

Si eres desarrollador de sitios o aplicaciones web y no estás usando Bootstrap, un consejo de amigo, pruébalo. Es completamente libre. 

Mario Gómez Molina es tutor y consultor del Máster Universitario en Software Libre de la UOC. Es además Project Manager de la consultora VASS y dispone de más de 16 años de experiencia trabajando en el mundo de las tecnologías de la información en proyectos de alta complejidad para grandes clientes.

CC BY-NC-SA 4.0 Movilizando libremente webs con Bootstrap por Colaborador UOC está licenciado bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

1 Comment

  1. No conocía este sistema para hacer webs, siempre usaba wordpress, y prestashop para mis tiendas, pero he visto lo rápido que van las web realizadas así, por lo que tendré que ponerme manos a la obra para empezar a trabajar con esto.

    Reply

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - Información Bitacoras.com Valora en Bitacoras.com: Cada cierto tiempo, algún desarrollo con licencia libre explota y se convierte en lo…

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Leer entrada anterior
Gestión de la infraestructura y las operaciones: una cuestión de músculo

En este tiempo de la informática bimodal y de dos velocidades sobre la que prometo hablar más dentro de poco, Max Neira ...

Cerrar