Reconocimiento internacional del laboratorio EIMT-UOC: Laboratorio en Casa

El pasado día 1 de setiembre de 2014 el laboratorio virtual de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación recibió el galardón de iniciativa “Highly Commended” dentro de la categoría “Virtual Laboratory – Teaching and Learning”. Esta distinción, entregada por el organismo S-LAB (Safe, Successful and Sustainable Laboratories), reconoció las buenas prácticas y la innovación llevadas por la UOC para la creación y uso de laboratorios destinados a la experimentación práctica en educación en línea. S-Lab es un organismo que tiene como objetivo el de crear laboratorios más sostenibles, aumentando la conciencia de sostenibilidad tanto entre el personal de usuarios de los laboratorios así como de los estudiantes. S-Lab, actualmente ligado al Institute of Science and Technology, nació como un proyecto del Higher Education Environmental Performance Improvement (HEEPI) en el Reino Unido. Inicialmente su principal financiación provino de las cuatro grandes organizaciones de educación superior en UK, aunque actualmente tiene capacidad de autofinanciación: HEFCE, HEFCW, SFC y DELNI. La experimentación práctica permite a los estudiantes la adquisición de las competencias prácticas requeridas en las titulaciones tecnológicas. Dado esto, los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación (EIMT) de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), Universidad de educación a distancia basada en Internet, están trabajando en el desarrollo tanto de actividades prácticas de laboratorio como en la creación de toda la infraestructura necesaria para hacerlas posibles. Este laboratorio tiene una disponibilidad 24×7 los 365 días del año y está destinado a cubrir las necesidades de experimentación tanto con hardware como con software en el contexto de la educación en línea de la Ingeniería Informática, la Multimedia y la Ingeniería de Telecomunicación....

El Museo del Videojuego de Berlín

No hace mucho pude visitar Berlín y encontrar un hueco para ver algunos museos. Uno de los que primero me llamó la atención por su nombre fue el DDR Museum. Aunque ya de entrada me parecía demasiado extraño, no pude evitar una cierta desilusión al ver que no era exactamente sobre lo primero que me había venido a la cabeza, sino que se refería a la antigua Deutsche Demokratische Republik, o República Democrática (por así decirlo) Alemana. Esto de las iniciales es lo que tiene, Según el contexto varía el significado, como cuando a mi profesora de redes el dentista le dijo que tenía problemas en la ATM. Afortunadamente, la desilusión duró poco, pues más tarde pude descubrir que en la calle Karl Marx de Berlín está el Computerspielemuseum, o museo del videojuego. Está claro que me faltó tiempo para dirigirme directo hacia allí. En una esquina de un edificio gigantesco se encuentra su entrada, no demasiado visible a simple vista. Eso sí, a pesar del tamaño del edificio, el espacio dedicado al museo es más bien chiquitín, pero suficiente para satisfacer al visitante. Lo primero que uno encuentra no es ni un videojuego ni hardware, pero ya deja clara la filosofía del museo: satisfacer a los amantes de lo antiguo y el vintage, y sobretodo, los amantes de los orígenes de los videojuegos. Se trata de una edición original de la White Box de Dragones & Mazmorras. ¿Aplica a un museo de videojuegos unos libros que nada tienen que ver con la informática? Que cada uno decida, pero a mi me pareció perfecto. Inmediatamente después se puede observar...

Adquisición de competencias en proyectos de Inteligencia de Negocio

En algunos posts de este blog hemos hablado del factor humano y la adquisición de competencias personales y organizativas en los proyectos de Business Intelligence. El tema es más actual ahora en la UOC y en muchas partes con la apertura del curso académico. Nuestro Máster y posgrados de BI y Big Data están en el plazo de matrícula. Es licito preguntarse por dónde y cómo empezar. Hace unos meses, antes del verano, en uno de los eventos en los que hablé, uno de los asistentes me preguntaba eso mismo. De hecho, su preocupación estaba ligada a los perfiles profesionales necesarios para poder ayudar a negocio a comprender cómo usar de forma correcta la información generada a partir de los datos y modelos. Como os podéis imaginar, este segundo punto da para mucho. En definitiva, su pregunta hace referencia a las competencias analíticas y a la creación de puentes, como dice Davenport, entre quants y non-quants. Centrémonos de nuevo en nuestra pregunta: cómo empezar. Aquí toca ponerse el traje de consultor y dar una respuesta honesta. El proceso de transformarse en una organización orientada al dato no es único, no va a ser lineal e incluso puede haber regresiones a estados anteriores. Cada organización tendrá un punto de partida diferente. Y este punto de partida depende de múltiples aspectos: el tipo de estrategia TI (palanca de negocio vs. departamento de soporte), la situación de iniciativas anteriores de Business Intelligence (BI), Business Analytics (BA) o Big Data (en caso de haberlas y de haber sido de éxito o no), de la existencia y rol del centro de competencias (o de excelencia)…...

Informática polirrítmica (II)

En la entrada anterior, presentábamos esta idea de una informática ambidextra, polirrítmica o de dos velocidades en el ámbito de la gestión de proyectos. Empezar un enfoque “ágil” con algo pequeño con un grupo reducido de desarrolladores y clientes y proveedores de confianza no parecía un gran reto. En cambio, cuando se trata de extender esta cultura al conjunto del departamento de IT y al resto de la empresa, la cosa se complica. Para que todo esto funcione, hace falta ir desarrollando: Otro tipo de gobierno de la IT que no mira sólo el ROI; un gobierno más próximo al cliente y quizá más ambiguo y que acepta el riesgo; Una oficina de programa o de portfolio que tiene una visión global de las necesidades y de qué tipo de aproximación emplear, así como de las capacidades que tiene a mano; Una nueva política de aprovisionamiento, que confía en nuevos proveedores más pequeños, especiales y especializados; Un nuevo jefe de proyecto de mente amplia y visión de negocio; Responsables de cliente (interno) que hayan construido confianza, reputación y diálogo directivo y que conozcan y se anticipen a la demanda; Una forma de trabajar más colaborativa también dentro del departamento de informática entre desarrollo y operaciones, lo que algunos llaman DevOps; Una sólida, saneada y respetada arquitectura de empresa, aunque esté basada en componentes acoplados de forma más ligera, replicables y redistribuibles; Gobernanza y arquitectura son, por lo tanto, probablemente los dos pilares de esta nueva informática “polirrítimica”. El primer ejecutivo de la informática tiene la oportunidad de liderar o, al menos, acompañar a la dirección general y los responsables de...