La nueva forma de competir (I)

Hemos hablado ya en el pasado, y también lo dice Davenport, de que las empresas ahora compiten apalancándose en sus datos y en el análisis de los mismos y que esto es sólo un paso en el camino a convertirse en una empresa orientada al dato. (Cuando Harvard Business Review le dedica el número de noviembre de 2014 a la Internet de las Cosas será verdad esto que el dato ha venido para quedarse como estuvimos discutiendo hace no mucho.)

Logo de Apple (marca registrada de Apple Inc.)

Logo de Apple (marca registrada de Apple Inc.)

Pero si hacemos un análisis más profundo del tema, nos damos cuenta que hasta aquí es sólo una visión parcial del tema. De hecho, ejemplos como los de Tesco, nos indican que no es suficiente con ser muy buenos en Business Intelligence, Busines Analytics o Big Data. Es necesario más, mucho más. Lo siento Thomas (Davenport).

Y si necesitamos más, ¿qué es? Pensemos por un momento en los actuales líderes a nivel mundial. Pensemos en empresas como Apple, Facebook, Google o Netflix. ¿Qué tienen todas ellas en común? Alguien podría decir, “exceptuando Apple, el resto son de nueva factura”. Buen apunte. ¿Cómo puede ser que las empresas más relevantes del mundo sean, en su mayoría, de nueva factura? ¿Cómo lo han hecho? Y en cierta medida, volvemos a las preguntas que ya hemos empezado a discutir en el pasado. Pero es necesario ampliar la pregunta, ¿qué han hecho diferente para convertirse en los nuevos líderes? ¿Como han podido substituir a los Nokia, Altavista o Blockbuster que en su momento fueron las empresas de referencia?

Quizá, y ésta es una reflexión en voz alta, lo que en realidad estas empresas han hecho es encontrar una nueva forma de competir que es tan completamente diferente que han conseguido darle la vuelta al mercado: han creado nuevos productos y servicios que han arrasado con sus competidores anclados en el pasado. Lo que nos lleva a pensar es que en realidad estas empresa no sólo compiten con el dato y con los análisis, sino que compiten en innovación.

La idea que algunas empresas compiten mediante la innovación no es nueva. Algunos estudios, como los trabajos de Christensen, apuntan que las empresas grandes no pueden, en general, hacerlo de forma adecuada. De hecho, el tema de que las empresas líderes no pueden innovar tiene nombre: el dilema del innovador. (Hemos dedicado a Christensen y a este dilema algunas entradas anteriores en el blog). Aunque como pasa en muchas teorías de gestión siempre tenemos alguna oveja negra. En este caso Apple, que le ha roto los pronósticos todas las veces a Christensen. Aunque quizá de repetirse muchas veces, algún día acierte, o no.

Así que todo parece indicar que las empresas ahora compiten en la innovación, que hacen las cosas de forma diferente, y que estas empresas “innovadoras” tienen algunos trazos en común. Lo iremos viendo en las próximas entradas.

Josep Curto es colaborador docente del Máster en Inteligencia de Negocio de la UOC. Es además Director de Delfos Research, empresa especializada en investigación de los mercados de Business Intelligence, Business Analytics y Big Data

CC BY-NC-SA 4.0 La nueva forma de competir (I) por Colaborador UOC está licenciado bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

2 Comments

  1. Muy interesante, Josep. Espero con interés las siguientes entradas.
    :-)

    Reply
  2. Gracias Manolo! En unos días se publicará la continuación.

    Reply

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - Información Bitacoras.com Valora en Bitacoras.com: Hemos hablado ya en el pasado, y también lo dice Davenport, de que las…
  2. La nueva forma de competir (I) | iNFoRMá... - […]   […]

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Leer entrada anterior
¿Cómo utilizar datos geográficos públicos de la NASA (SRTM) con un software libre como QGIS?

Si en una entrada previa mostrábamos algunos ejemplos de uso de datos vectoriales libres, procedentes de OpenStreetMap, en este caso...

Cerrar