Ciberataques y ciberdefensa

Hace unos días el Estado Islámico lanzó un ciberataque contra la cadena francesa TV5 Monde, obligando a cortar la programación de la cadena durante unas horas y difundiendo información privada de militares que participan en la campaña de Iraq a través de las cuentas oficiales de la televisión en las redes sociales. Unos días antes salía a la luz una campaña para atacar a compañías energéticas de todo el mundo, con un especial foco en el medio oriente, gracias a un troyano llamado Laziok. Y aún unos días atrás, nos llegaba la información sobre la emisión de unos certificados fraudulentos para los dominios de Google. Una autoridad certificadora intermedia no tuvo el suficiente cuidado en almacenar las claves secretas de la autoridad en un lugar seguro, y así fue como una entidad maliciosa consiguió generar certificados falsos que tecnológicamente eran totalmente correctos. La consecuencia fue la posible existencia de páginas web inseguras, en las que los datos de los usuarios podían ser interceptados y usurpados. Estos 3 ejemplos de ataques han pasado en menos de un mes, y esta es la tónica habitual en la que nos encontramos actualmente. En las noticias aparecen constantemente informaciones sobre vulnerabilidades y/o ataques informáticos graves. Y es que como apuntaba el informe de Radware sobre “Seguridad global de red y aplicaciones 2014-2015”, los ciberataques son cada vez más frecuentes, complejos, e intensos. Este informe indica que por primera vez se detecta que hay empresas (un 6% de las entrevistadas) que sufren ataques constantes. Los mecanismos de defensa de las empresas han mejorado, pero a su vez, los piratas informáticos han ido sofisticando sus...

Los trabajos del líder

Hace unos diez años, tuve el privilegio de asistir a una reunión de trabajo con Philip Kotler, el gurú del marketing. Tenía 72 ó 73 años (él, quiero decir) y parecía el más joven de la sala. Ya entonces Kotler notaba la decadencia del marketing de producto, la disminución de la eficiencia marginal de las inversiones en promoción y ventas, la saturación de los consumidores y la merma de su satisfacción y su lealtad. Ya entonces abogaba por un marketing centrado en la experiencia y los sentimientos del consumidor y la satisfacción de sus necesidades cada vez más individuales, en lugar de las necesidades del producto y del vendedor: o sea, sustituir las famosas 4 Ps (product, price, promotion, place) de McCarthy por las 3 Vs (value customer, value proposition, value network) de Kumar. Ya entonces anunciaba la implosión de la tecnología en el marketing, a través de la minería de datos y la analítica de los clientes y las redes sociales. Ya entonces pronosticaba la desaparición de algunas grandes marcas y la emergencia de otras nuevas que parecían despreciables o marginales, como Apple (que gasta muy poco en publicidad) o Zara (que no gasta nada). La vida del líder, dice Kotler en su obra bíblica, no es fácil. El líder debe mantener una vigilancia permanente: otras compañías están cerca poniendo a prueba sus fortalezas, copiándolas o explotando sus debilidades; como dijimos una vez, es común menospreciar al seguidor o al sustitutivo. En la actualidad, la condición de líder es volátil, marcas y productos pasan de moda rápidamente. En las estrategias de mantenimiento y expansión es fácil equivocarse con los nuevos...