Máster MISTIC: Un reto en seguridad de la información, a ciegas (I)

Cuando se tiene una discapacidad visual como la ceguera total, muchas personas suelen pensar que las posibilidades de inserción académica y laboral son realmente limitadas. De hecho, lo más frecuente es encontrar estudiantes ciegos en áreas humanísticas como el periodismo, el derecho, la psicología o la educación, aun cuando el avance vertiginoso de la tecnología ha puesto al alcance de muchísimas personas ciegas, el uso de un ordenador.

No obstante, aunque la tendencia es a la titulación en áreas humanísticas, algunas personas ciegas nos inclinamos más a aprovechar nuestras potencialidades y asumimos retos como por ejemplo, realizar el Máster Interuniversitario en Seguridad de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones que ofrece la UOC.

Muchos se preguntarán ¿cómo una estudiante ciega pudo realizar el máster y titularse en un área como es la seguridad de la información?

La verdad, fue un reto asumido a ciegas –literalmente-, ya que a diferencia de otros estudiantes, mi experiencia se venía concentrando en Accesibilidad y usabilidad, aunque la seguridad de la información es un tema que siempre me ha apasionado.

Ahora, respondiendo a la pregunta anterior, en primer lugar, gracias a la beca que ofrece la Ramon Molinas Foundation, a la cual opté en 2014 y sin la cual no hubiese podido realizar el máster; en segundo lugar, gracias a la receptividad y apoyo de la Universitat Oberta de Catalunya y en tercer lugar y no menos importante, gracias a una gran motivación y a una profunda perseverancia por mi parte.

Contar con amplios conocimientos en herramientas de apoyo, accesibilidad y diseño universal, también fue un punto a mí favor, ya que me resultaba un poco más sencillo buscar alternativas a las actividades prácticas que no estaban adaptadas desde el principio. Si bien es cierto que la UOC procura brindar materiales accesibles, así como facilitar que la propia plataforma lo sea, hay herramientas que se utilizan en algunas asignaturas que no brindan suficiente soporte a lectores de pantalla, por lo que había que buscar la forma de realizar las evaluaciones en igualdad de condiciones.

Para quienes no lo sepan, los lectores de pantalla son productos de apoyo utilizados por personas con discapacidad visual (ceguera total o deficiencia visual) para acceder a la información de la pantalla de un ordenador o dispositivo móvil. Este tipo de software es capaz de interpretar la información de documentos de texto -DOC, ODT, TXT, HTML y PDF – siempre y cuando sean accesibles. También pueden identificar objetos como imágenes o gráficos, aunque no pueden interpretar el contenido visual a menos que a la imagen o gráfico se le añada un texto alternativo.

Este tipo de herramientas constan de un motor de síntesis de voz, de un conjunto de scripts y controladores y, en algunos casos, de un interceptor de vídeo. Estas herramientas funcionan construyendo un out-screen-model –modelo fuera de la pantalla- que contiene la información que se visualiza en ésta y que es recibida por el usuario a través de la síntesis de voz, en la mayoría de los casos. También puede producirse la salida mediante código de lecto-escritura braille, en cuyo caso se requiere de un dispositivo de salida adicional –línea braille– a través del cual el usuario podrá acceder a la información utilizando el tacto.

La síntesis de voz y la línea braille, dos alternativas para superar la discapacidad visual.

La síntesis de voz y la línea braille, dos alternativas para superar la discapacidad visual.

Para construir el out-screen-model, los lectores de pantalla hacen uso de la información que contienen las librerías de accesibilidad (APIs de Accesibilidad) incluidas en los diversos sistemas operativos en conjunto con técnicas heurísticas deductivas para determinar el significado de las interfaces de usuario.

Dentro de estas APIs se encuentran:

  • Microsoft Active Accessibility 2.0 [MSAA], con UIA Express [UIA-ARIA].
  • MSAA con IAccessible2 1.3 [IA2].
  • Linux Accessibility Toolkit 2.10.0 [ATK] y Assistive Technology – Service Provider Interface 2.1 [AT-SPI].
  • Mac OS X Accessibility Protocol Mac OS 10.9 [AXAPI].

Hay una variedad de este tipo de herramientas en el mercado. Algunas son de código abierto y gratuito, otras vienen incorporadas en el sistema operativo y otras hay que adquirirlas mediante licencia de pago. Las más conocidas y utilizadas por las prestaciones que ofrecen son:

  • Jaws for Windows, para plataformas Windows, de licencia. El software se instala y con él se instala un OCR y un interceptor de video.
  • NVDA para plataformas Windows, Es open source, tiene versión instalador y versión portable, también incluye un OCR.
  • ORCA, para plataforma Linux, de código abierto, viene incorporado en escritorio Gnome en distribuciones como Sonar, Ubuntu y Binux (distribución específica para personas con discapacidad visual). No funciona adecuadamente en escritorio KDE, Lxde XFCE O Mate.
  • Voice Over, viene incorporado en sistemas operativos Mac OSx e iOS.
  • Talk Back, viene incorporado en sistemas operativos Android en versiones superiores a la 4.1 y en dispositivos que utilicen interfaz HOLo –interfaz estándar de Google Inc.

Una vez instalados o puestos en marcha, su función es la de mediar entre el usuario y la interfaz para obtener la información semántica y construir el out-screen-model. Siempre y cuando las aplicaciones cumplan con los estándares de diseño y utilicen las APIs de accesibilidad en sus interfaces, los lectores de pantalla podrán funcionar correctamente. El problema ocurre normalmente porque no todos los desarrolladores tienen en cuenta la accesibilidad como una característica de calidad del software y es allí cuando el lector de pantalla no puede cumplir su cometido. En algunos casos esto puede remediarse creando un script, pero muchas veces ni siquiera el script logra mejorar la interacción entre el lector de pantalla y la interfaz de usuario, lo que termina por complicarnos mucho las cosas.

En la próxima parte de esta entrada os hablaré de mi paso por el máster de seguridad y como conseguí superar todas las asignaturas.

Halena Rojas Valduciel es Graduada del Máster Universitario en Seguridad de las Tecnolologías de la Información y de las Comunicaciones por la UOC, UAB y URV.

CC BY-NC-SA 4.0 Máster MISTIC: Un reto en seguridad de la información, a ciegas (I) por Comunidad UOC está licenciado bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Leer entrada anterior
La tecnología RFID al servicio del inventariado de equipos informáticos

La tecnología RFID (Radio Frequency Identification) está muy presente en nuestra vida. Los usos más conocidos son los de seguridad...

Cerrar