Formando en Smart Cities, posgrado con visión transversal

La Smart City, o ciudad inteligente, es un concepto que ha ido ganando fuerza con el paso del tiempo. No obstante, a pesar del importante crecimiento que las Smart Cities han tenido en la sociedad, es un término todavía ambiguo para muchos, ya sean profesionales, ciudadanos, organizaciones no gubernamentales o incluso la misma administración.

Dicha ambigüedad se puede entender si se tiene en cuenta que a pesar de ser una terminología relativamente reciente, detrás encontramos en definitiva la ciudad, sus ciudadanos, los gobiernos, las empresas u organismos como ONGs; por lo que los desafíos a resolver, aunque nuevos, no dejan de ser una evolución sobre los que ya se buscaba una solución óptima. De este modo, no siempre es sencillo separar lo que es una innovación en la ciudad y lo que es aplicar métodos y políticas ya conocidas.

No obstante, son precisamente los nuevos retos los que llevan a dar un salto en el diseño y gestión de la ciudad, así como en la relación con los ciudadanos y agentes que interaccionan con ella. Por ejemplo, si tenemos en cuenta la previsión de la ONU que apunta a que en el 2050 cerca del 70% de la población mundial vivirá en ciudades, esto nos hace reflexionar sobre si el escenario en el que las ciudades actuales se encuentran permitirá dar solución a las necesidades que se plantearán. Se necesitarán políticas ciudadanas, maximizar la eficiencia en el uso de recursos, crear infraestructuras, etc., que permitan acoger a esta nueva sociedad.

Skyline de una ciudad.

Skyline de una ciudad.

 

Es a partir de los nuevos requerimientos de las ciudades, donde aparece la necesidad de ir un paso más allá y entrar en el concepto de “Smart City”, donde la tecnología, en concreto las TIC permitirán establecer la base para dar solución a los retos que plantean las ciudades del futuro. Algunos ejemplos de este avance en la creación de la nueva ciudad los podemos encontrar en las iniciativas de ciudades como Barcelona, Nueva York, Londres, Niza o Singapur.

La tecnología, por tanto, será una herramienta necesaria para recoger información sobre la actividad en la ciudad, del uso de los recursos y, en general, de todo aquello que gire alrededor de la ciudad y sus ciudadanos; además de permitir la interacción con la propia ciudad. Esta información, además de ser un medio de monitorización del estado de la ciudad, deberá de servir para crear políticas urbanas, mejorar el uso de los recursos y, en general, de innovar en la ciudad para dar un mejor servicio a los ciudadanos; de forma que deberá ser almacenada por la administración, compartida y procesada para este fin. De este uso de la tecnología aparecen los conceptos de IoT (The Internet of Things, o la Internet de las Cosas) donde los dispositivos están conectados entre ellos y a Internet, la Open Data (datos en abierto) o el Big Data (grandes volúmenes de información).

Junto al uso de la tecnología queda la gestión de la propia ciudad, donde se tienen en cuenta temas tan importantes como la gestión de la innovación de la ciudad, la nueva economía urbana, políticas ciudadanas, etc., es decir, todo aquello que hará uso de la tecnología para poder llevar a cabo su misión en la ciudad.

Llegados a este punto, cuando profesionales o administración desean trabajar de forma transversal en la ciudad y, por lo tanto, entrar en el ecosistema de la Smart City, quedan patentes las carencias de cada uno debidas al propio perfil de los agentes implicados. Tradicionalmente la gestión de la ciudad ha sido llevada a cabo por perfiles determinados que están, en mayor medida, alejados de la tecnología y de lo que ésta puede proporcionar. Por otro lado, los expertos en tecnología tienen una carencia en lo que la ciudad y ciudadano pueden necesitar, de modo que las soluciones tecnológicas pueden alejarse de lo que les dan sentido de ser. De este modo, se prevé necesaria una formación en Smart Cities, con una visión transversal y real, que trabaje los aspectos de Ciudad y de Tecnología de una forma tal que permita adquirir las bases necesarias para disponer del criterio suficiente para poder crear los mejores servicios en la ciudad y poder llevar a cabo su gestión.

Este enfoque formativo es el que desde la UOC se propone. A partir de la colaboración de dos ámbitos, a priori tan alejados como los de gestión de la ciudad y de la ingeniería, nace el posgrado en “Smart Cities: Ciudad y Tecnología“, que busca dar una visión transversal y real de las Smart Cities, donde tanto la ciudad como la tecnología son los dos grandes ámbitos a trabajar.

Este posgrado está estructurado siguiendo un itinerario académico modular, conformado por dos cursos de especialización, repartidos en dos semestres académicos:

Primer semestre: Ciudades más inteligentes y ciudadanía (15 ECTS)

La primera parte del posgrado introduce al estudiante en la problemática a resolver en la ciudad y proporciona las bases para participar de la creación de la Smart City, estableciendo los conceptos de ciudad, ciudadano, infraestructura, economía y servicios en la ciudad inteligente. Las asignaturas que se trabajarán son las siguientes, cada una de 3 ECTS:

  • Transformaciones urbanas en la sociedad del conocimiento
  • Gobierno local y gobierno abierto
  • Innovación en la gestión de la ciudad
  • La nueva economía urbana
  • Ciudad, cultura y mundialización

Segundo semestre: Tecnologías para la gestión Smart de la Ciudad (15 ECTS)

La segunda parte, de 15 ECTS, se centra en las tecnologías que permiten crear la infraestructura necesaria para el desarrollo de la Smart City y da una visión general sobre las herramientas que permiten llevar a cabo la gestión en el nuevo concepto de ciudad. Consta de dos asignaturas y un caso práctico, en el que el estudiante puede poner en práctica los conocimientos adquiridos e iniciar su propio proyecto:

  • Tecnologías de la Smart City
  • Herramientas para la gestión smart de la ciudad
  • Caso práctico

Carlos Monzo es doctor por la Universidad Ramon Llull en Ingeniería de Telecomunicación. Actualmente trabaja como profesor en la Universitat Oberta de Catalunya, donde es el director académico del Posgrado en “Smart Cities: Ciudad y Tecnología”.

CC BY-NC-SA 4.0 Formando en Smart Cities, posgrado con visión transversal por Profesor UOC está licenciado bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

1 Comment

  1. También hay que incluir la arquitectura. Conocer la esencia y potencial del espacio como escenario de la actividad humana es fundamental para el desarrollo de la vida urbana.

    Reply

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Leer entrada anterior
Más competiciones veraniegas en Steam

Como el año pasado, la plataforma de distribución digital de videojuegos Steam se ha inventado una actividad espacial para dinamizar...

Cerrar