Salidas profesionales de la informática: la investigación

¿En qué consiste?
La investigación en informática estudia múltiples dimensiones de la tecnología informática (software, hardware, etc.) y su uso en el mundo real (ámbitos de aplicación, cuestiones humanas, …). A partir de un estudio del conocimiento actual sobre un problema (el estado del arte), investigar consiste en analizar el problema y plantear soluciones innovadoras: un nuevo algoritmo, una nueva arquitectura, un nuevo protocolo de seguridad, una nueva forma de usar la informática en una organización, una herramienta innovadora, un caso de estudio, … Los temas de investigación son tan diversos como la informática misma: ingeniería del software, seguridad informática, sistemas distribuidos, logística, e-learning, visión por computador, …
Algoritmo de visión por computador reconociendo objetos. Fuente: Penn State @ Flickr - Licencia: CC BY-SA 2.0

Algoritmo de visión por computador reconociendo objetos. Fuente: Penn State @ Flickr – Licencia: CC BY-SA 2.0

Algunos ejemplos de las tareas concretas de un trabajo de investigación son:
  • Difundir los resultados de la investigación entre la comunidad científica para su valoración, en forma de publicaciones revisadas por pares.
  • Supervisar el trabajo de los investigadores en formación (doctorandos).
  • Obtener financiación externa, bien en forma de proyectos en convocatorias competitivas, becas o contratos con empresas.
  • Transferir los resultados obtenidos mediante la investigación, bien mediante la creación de empresas que exploten comercialmente la idea o patentado los resultados para obtener royalties de su aplicación.
  • Difundir los resultados de la investigación al público en general.
  • Participar en la comunidad científica, participando en comités de evaluación, revisando artículos y asistiendo a congresos científicos.
Requisitos de acceso
El principal requisito para acceder a una carrera investigadora es realizar una tesis doctoral en un programa oficial de doctorado. Aunque los investigadores pueden ir variando sus temas de investigación a lo largo de su carrera, normalmente suelen continuar en el mismo ámbito de conocimiento donde desarrollaron sus tesis. Por este motivo, es muy importante considerar bien el tema de tesis.
Otro aspecto muy relevante es que el trabajo en el ámbito investigador se realiza siempre a nivel internacional. Por lo tanto, es necesario un buen dominio del inglés técnico, tanto escrito (para redactar artículos, proyectos, etc.) como hablado (para presentar los resultados de investigación y hacer networking). Y no estamos hablando del típico “nivel medio” que se suele encontrar en los CVs: hay que tener un buen dominio del idioma.
 
Carrera profesional
Básicamente, existen tres vías para desarrollar una carrera profesional en la investigación: una carrera académica en la universidad; una plaza de investigador/a en un centro de investigación; o bien una plaza de investigador/a en una empresa.
En la universidad, el profesorado realiza tanto tareas docentes y de difusión del conocimiento como de investigación y transferencia de tecnología. Existen diversas categorías profesionales, que suelen ser diferentes según el país. La figura inicial es la de investigador predoctoral, mientras se está realizando la tesis, normalmente financiado con una beca. Una vez obtenida la tesis, el aspirante debe optar bien por contratos de profesor ayudante o bien de investigador post-doctoral (o simplemente post-doc). Ambos roles son parecidos, ya que en algunas universidades se espera que el post-doc participe en la docencia, pero el post-doc enfatiza más el aspecto investigador y tiene un carácter más temporal.
Para las figuras académicas, una característica muy común en muchos países es la existencia del tenure-track, una etapa inicial de duración limitada al final de la cual se evalúan los resultados obtenidos por el aspirante. En caso de no superar la evaluación, el contrato finaliza. En caso de superarla, se consigue el tenure, una plaza estable dentro de la universidad. La plazas estables también suelen tener diferentes niveles, con nombres como agregado o titular (en inglés, associate professor) y catedrático (en inglés, full professor). En España, la progresión a dichas categorías suele estar muy vinculada a los méritos de investigación, y particularmente a las publicaciones en revista.
En un centro de investigación (como IN3, CTTC o IMDEA Software), el contrato puede ser tipo post-doc (vinculado a un proyecto o grupo de investigación, por duración limitada) aunque también hay plazas de investigador en plantilla. Aunque los contratos pueden ser de larga duración, suelen depender de la obtención de fondos para la investigación (proyectos competitivos o contractos con empresas). Además, estas plazas suelen estar vinculadas a una evaluación periódica de los resultados obtenidos.
Por último, en una empresa, un doctor suele trabajar en un departamento de I+D. Sin embargo, hoy en día dicho ámbito suele quedar muy difuminado en los diferentes departamentos de la organización. En este caso, el trabajo suele estar menos centrado en conseguir publicaciones y financiación externa, y más en conseguir productos y/o patentes que permitan extraer un beneficio a la empresa.
 
Ventajas
  • Trabajar en investigación permite estudiar temas de actualidad en la frontera del conocimiento y avanzar el estado del arte.
  • Hay mucha libertad para elegir el tema de trabajo.
  • El trabajo se realiza de forma colaborativa. Es muy habitual (y deseable) establecer colaboraciones a nivel internacional.
Inconvenientes
  • La etapa inicial de la carrera investigadora es muy precaria e inestable (tanto durante la etapa pre-doctoral como la etapa tenure-track). Incluso en etapas posteriores, hay mucha presión para conseguir resultados y financiación, y la competencia es feroz.
  • Una carrera investigadora puede requerir movilidad a nivel internacional durante largos periodos de tiempo. De hecho, la movilidad internacional suele ser un mérito cuando se evalúa un CV.
  • Algunos conocimientos adquiridos en la carrera investigadora son muy especializados y difíciles de transferir a otro ámbito.
  • Además de los aspectos técnicos, el trabajo de investigación implica mucha carga de gestión: redacción de propuestas e informes, gestión de presupuestos, …  He perdido la cuenta de la cantidad de veces que he tenido que preparar un CV, siempre en un formato diferente.
Para leer más
Si queréis más información sobre este tema, os recomendamos a continuación algunos enlaces:

CC BY-NC-SA 4.0 Salidas profesionales de la informática: la investigación por robert está licenciado bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Leer entrada anterior
El diseño de ecosistemas será una nueva profesión

Aunque hace tiempo que tenemos señales, quizás todavía no somos del todo conscientes. Aún recordamos cuando tratar con el banco...

Cerrar