eSports: atletas frente a la pantalla

No hay discusión alguna en el auge en la popularidad de los videojuegos en la cultura popular. Quizás sea por la mejora de la tecnología, por el auge de los juegos casual para dispositivos móviles, porque la primera generación de jugadores de videojuegos se ha hecho mayor (y sigue jugando)… o una combinación de los anteriores. Pero ya hay quién compara los videojuegos con el cine o la literatura por su potencial narrativo prácticamente ilimitado.

Algunos géneros del videojuego se apartan de este aspecto de story-telling para apostar por la interacción entre los jugadores. Por ejemplo, la mayoría de MMORPG (massively multiplayer online role playing games) tienen como reclamo la posibilidad de vivir aventuras con tus amig@s. Y cuando decimos interacción… no podemos dejar de lado la competición. Algunos géneros tienen una venerable tradición desde los tiempos de las máquinas recreativas, como los juegos de lucha (Street Fighter, etc). Internet ha permitido ampliar el círculo de los rivales a todo el mundo, hecho que ha dado alas a diversos géneros cuyo principal atractivo es el modo player vs player. Entre ellos, los tres reyes indiscutibles son tres acrónimos: MOBA (multiplayer online battle arena como DotA 2, League of Legends o Heroes of the Storm), FPS (first-person shooter como Call of Duty) y RTS (real-time strategy como  Starcraft).

En este mundillo hay auténticos virtuosos, capaces de auténticas maravillas con un teclado/ratón o el mando de una consola. Y como pasa en el mundo del deporte, hay gente dispuesta a pagar por verles en acción. Tanta atención atrae a patrocinadores y anunciantes, que permiten organizar campeonatos y disponer de fondos para premios. Así, poco a poco, se genera un entorno donde hay quien puede ganarse la vida jugando a videojuegos, crear un equipo profesional u organizar ligas y competiciones estables. Bienvenidos al mundo del deporte electrónico, los eSports. Un negocio que generó 71 millones de espectadores y 25 millones de dólares en premios ya en 2013.

Edición 2014 del torneo anual "The International" de DotA2. Fuente: Wikipedia - Licencia: CC BY 2.0

Edición 2014 del torneo anual “The International” de DotA2. Fuente: Wikipedia – Licencia: CC BY 2.0

La primera impresión de muchos es que los videojuegos no son un deporte porque no tienen una componente física. Sin embargo, una discusión similar existe también respecto a otros juegos: ¿el ajedrez es un deporte? Para ganar en un videojuego competitivo se requiere una gran rapidez de reflejos, así como rapidez mental, capacidad de estrategia y trabajo en equipo. Y todo esto puede mejorarse mediante el entrenamiento, igual que en un deporte.

Es necesario también un excelente conocimiento del juego, llegando incluso a comprender como funcionan partes de la programación a bajo nivel. Por ejemplo, una técnica utilizada por los expertos en algunos juegos es el animation cancelling. Cada vez que un personaje de un videojuego recibe una orden, el motor del juego la lleva a cabo mostrando una animación. Parte de esta animación es meramente “cosmética”: quizás el personaje ya ha dado el golpe o ha recogido el objeto en 3 frames y el resto de frames de la animación son sólo para que “quede bonito”. Un jugador experto conoce la duración de las animaciones y da nuevas órdenes a su personaje cuando se ha acabado la parte útil de la animación. Esto permite ejecutar más acciones que otro jugador que espera a que la animación se complete. ¿Sencillo? Desde luego que no.

Así pues ya existen atletas profesionales (incluso algún millonario), equipos, ligas (incluso una española), … Y mucho, mucho negocio, como no paramos de oír en las noticias. Ayer mismo se anunció que Activision Blizzard, la compañía responsable de juegos como Diablo o Starcraft, lanzará una nueva división de eSports. Este mes de Octubre se está celebrando el 2015 World Championship de League of Legends, con un premio para el equipo ganador de 1 millón de dólares. En YouTube, el canal de PewDiePie, dedicado a los videojuegos, ha llegado a más de 10.000 millones de reproducciones. Y también hay canales de televisión dedicados exclusivamente a eSports… en Corea, donde las competiciones de videojuegos tienen la categoría de “fiesta nacional”.

De todas formas, para el resto de los mortales los videojuegos seguirán siendo simplemente una forma divertida de pasar el rato. Ser profesional es muy estresante, aunque sea jugando a videojuegos.

CC BY-NC-SA 4.0 eSports: atletas frente a la pantalla por robert está licenciado bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Leer entrada anterior
Análisis estático: por qué se usa (tan poco)

Después de leer sobre qué es el análisis estático, seguro que se os ha quedado cara de "¿dónde está el truco?". Por...

Cerrar