Guía para elegir el sistema operativo de tu ordenador: ¿Windows, OS X o Linux?

Al comprar un nuevo ordenador, hay algunas decisiones muy importantes que nos tenemos que plantear. Por ejemplo, ¿qué tipo de equipo necesitamos? Dependiendo de nuestras necesidades (precio, portabilidad, potencia, tamaño de pantalla, …), nos puede interesar un ordenador de escritorio, un portátil o incluso una tableta.

Otra decisión muy importante es el sistema operativo del nuevo ordenador. En esta comparativa, nos centraremos en portátiles y equipos de escritorio, considerando tres alternativas: Windows, OS X (Mac) y GNU/Linux. En concreto, en esta comparativa consideramos Windows 10, OS X 10.11 El Capitan y Ubuntu 14.04.4. Hay que tener en cuenta que en este escenario estamos descartando de entrada algunas alternativas más portables, como los portátiles con Chrome OS (Chromebooks) o los híbridos entre tableta y portátil con sistema operativo Android (como Pixel C) o iOS (iPads con teclado incorporado).

La visión de un usuario (fan de Linux, todo hay que decirlo). Fuente: The Brads.

La visión de un usuario (fan de Linux, todo hay que decirlo). Fuente: The Brads.

Precio

OS X y Linux son gratuitos, mientras que Windows 10 sólo es gratuito si se actualiza desde una versión anterior de Windows. En el caso de nuevos equipos, Windows 10 tiene un coste a partir de 135€ para la versión “Home” o 279€ para la versión “Pro”. Este coste puede estar “oculto” o no en el precio del ordenador, aunque si es así al final se acaba pagando de una forma u otra (por ejemplo, a cambio de bloatware).

Por otro lado, en el caso de Linux están incluidas las herramientas y servicios para mantener un servidor. Estas herramientas para servidores también están disponibles para OS X y Windows, pero con versiones de pago.

Sin embargo, a la hora de discutir el precio del sistema operativo es necesario tener en cuenta otros elementos:

  • El precio del hardware: OS X sólo puede ejecutarse sobre ordenadores Mac, que tienen un coste más elevado que sus equivalentes en versión PC. Linux y Windows pueden ejecutarse en ordenadores con características similares y ofrecen una mayor posibilidad de personalización a la hora de elegir los componentes que vamos a utilizar en nuestro ordenador. Por otro lado, los ordenadores de tipo Mac tiene algunos accesorios (cables, conectores, adaptadores, periféricos, etc.) de un tipo específico y con un coste mayor que sus equivalentes para PC.
  • Los servicios con cuota de subscripción: Cada vez más, las empresas que desarrollan sistemas operativos ofrecen servicios de subscripción integrados en el S.O.: correo electrónico, almacenamiento de documentos e imágenes en la nube, contenido multimedia en la nube (música, películas, libros, etc.), servicios de videoconferencia, etc. Estos servicios pueden tener una cuota mensual o anual.
  • La privacidad: Windows 10 envía información sobre el uso del equipo a los servidores de Microsoft. La cantidad de información que envía por defecto se puede reducir configurándolo adecuadamente, pero aún así sigue enviando información privada. Apple ha intentado enviar e mensaje que, a diferencia de otras compañías, no se gana la vida con los datos de los usuarios y respeta su privacidad. Sin embargo, las filtraciones de Edward Snowden revelaron que Apple, Google y Microsoft proporcionaban datos de sus usuarios a la NSA. Vemos pues que la industria en su conjunto tiene un comportamiento poco tranquilizador en relación a la privacidad.
  • La publicidad: Una característica muy criticada de Windows 10 es la posibilidad de mostrar anuncios (“sugerencias” en lenguaje corporativo), ya sea en el menú de inicio o en la pantalla de bloqueo. En el caso de Ubuntu, la versión 12.04 incluía anuncios de Amazon cuando se realizaba una búsqueda. Esta característica se eliminó por las quejas de la comunidad, que planteaba cuestiones de privacidad. En conjunto, parece que estas acciones son un “globo sonda” y dependiendo de la respuesta de la comunidad podría variar (a mejor o a peor) en el futuro.

Software y aplicaciones

Tanto el precio como la disponibilidad de las aplicaciones pueden variar mucho de una plataforma a otra. Windows es la plataforma con una mayor cuota de mercado, y esto hace que la mayoría de software comercial tenga una versión para Windows (con algunas excepciones, claro). Por contra, algunos programas pueden no estar disponibles para OS X y Linux, por ejemplo si hablamos de videojuegos (aunque la situación ha mejorado mucho, con un aproximadamente un 20% de los juegos para PC disponibles para Linux).

La mención a los videojuegos es especialmente relevante en el contexto de la realidad virtual. El fundador de Oculus ha explicado que su equipo Oculus Rift dará soporte a ordenadores Mac “cuando Apple tenga un buen ordenador“. El motivo de este dardo son las prestaciones gráficas necesarias para ejecutar una aplicación de realidad virtual, que requieren una GPU de altas prestaciones (algo que no está incluido en los equipos Mac).

Otro ámbito especialmente relevante, por ser necesario en la mayoría de equipos, es el software ofimático. En el caso de Microsoft, Office 365 ha pasado a ser un servicio de subscripción con una cuota a partir de 7€/mes. OS X incluye de forma gratuita la suite ofimática de Apple, iWork. Por otro lado, en las tres plataformas están disponibles suites de software libre como LibreOffice, que también están disponibles en el resto de plataformas.

Dejando de lado el software ofimático y los videojuegos, el software para OS X suele ser considerado más usable que el software para Windows o Linux, pero también suele ser más caro. Sea porque los desarrolladores quieren recuperar el coste invertido en portar el programa a OS X o porque consideran que los usuarios de OS X están dispuestos a pagar más, el coste de las aplicaciones para este S.O. puede ser más elevado. Por otro lado, Linux suele apostar por soluciones de software libre (que en la mayoría de casos pueden ejecutarse sin demasiado esfuerzo en el resto de plataformas), aunque también incorpora software propietario, p.ej. videojuegos o software científico como MATLAB.

Por último, es importante mencionar que tanto Microsoft como Apple intentan ofrecer una experiencia integrada en todas las plataformas (escritorio, portátil, tableta y smartphone). Por tanto, la experiencia de usuario mejora cuando tenemos múltiples dispositivos de la misma familia: sacamos más partido a un iPhone o iPad  si tenemos un Mac, y lo mismo pasa con un Surface o un Lumia.

Gestión y seguridad

La popularidad es una losa muy pesada para Microsoft: el hecho de ser el sistema operativo con la mayor cuota de mercado lo convierte en el primer objetivo de los ataques informáticos. Esto hace que Windows arrastre una reputación (merecida o no) de ser el sistema operativo más inseguro por el número de virus y vulnerabilidades que aparecen. Aunque los virus, ransonware y troyanos existen en todas las plataformas, incluso OS X y Linux.

OS X cuenta como ventaja que el hardware de los Mac está muy acotado, por lo que el sistema es mucho más estable: no hay tantos problemas de incompatibilidad de hardware como puede haber en Linux, o bien problemas de drivers como puede haber en Windows 10 con hardware antiguo. Por otro lado, es sencillo realizar tareas sencillas, aunque puede ser complicado realizar cambios complejos en el equipo. A nivel de seguridad, Apple ha sido criticado por falta de transparencia, al no difundir información sobre vulnerabilidades potenciales hasta que no existe un parche que lo soluciona.

Finalmente, Linux es la plataforma más potente a la hora de configurar, personalizar y gestionar el equipo. En primer lugar, existen una gran cantidad de distribuciones, donde cada cual incorpora un catálogo diferente de aplicaciones, herramientas y servicios. Además de estas aplicaciones de múltiples campos, también se proporcionan repositorios de aplicaciones con todo el software listo para la instalación inmediata. Por otro lado, existen potentes herramientas que permiten configurar el equipo y automatizar multitud de tareas complejas (por ejemplo, utilizando scripts). Sin embargo, es necesario tener unos ciertos conocimientos informáticos para entender qué se está haciendo, y dedicarle algo de tiempo.

A nivel de eficiencia, es complicado hacer una comparativa entre los tres sistemas operativos dado que debería usarse el mismo hardware.

Por último, para los amantes de lo mejor de cada mundo, cabe recordar que es posible utilizar varios sistemas operativos en el mismo ordenador, utilizando el arranque dual: cuando se inicia el ordenador, un menú permite elegir qué sistema operativo se va a instalar. Para OS X, Boot Camp permite instalar Windows en un Mac. Linux puede coexistir tanto con Windows como con OS X, aunque es algo más complicado en este último caso. Cabe destacar, eso sí, que aunque técnicamente se puede instalar OS X en un PC, legalmente sólo es posible hacerlo en hardware de Apple.

Soporte

Otro elemento a tener en cuenta, especialmente para usuarios profesionales, es el soporte: durante cuánto tiempo existe el compromiso de tener actualizaciones y parches de seguridad para el sistema operativo.

  • En el caso de OS X, no hay información concreta. Típicamente, Apple ha soportado las tres últimas versiones del sistema operativo y esto hace que el tiempo de soporte oscile entre los 2.5 y 3 años.
  • Para Linux, depende de la distribución y la versión seleccionada. Ubuntu publica dos tipos de versiones: cada 6 meses se publica una versión con el software más reciente y soporte de 9 meses; cada dos años se publica una versión LTS (Long Term Support) con 5 años de soporte.
  • En el caso de Windows, Microsoft ha anunciado que el end-of-life para Windows 10 será el 14/10/2025.

Cabe destacar también la importancia del servicio post-venta. En este aspecto OS X destaca por encima de los demás ya que, además de un servicio post-venta impecable, ofrece servicios adicionales en sus Apple Stores, que incluyen asesoramiento, e incluso cursos presenciales gratuitos. Es la ventaja de ser simultáneamente los proveedores de hardware y software: es más fácil ofrecer un servicio integrado y diagnosticar y reparar los problemas.

Resumen

La siguiente tabla intenta resumir los aspectos más relevantes mencionados en esta guía:

 

Windows OS X Linux
Versión Windows 10 OS X 10.11 El Capitan Ubuntu 14.04.4 LTS
Coste Gratuito (actualización hasta julio de 2016)

135€ (nuevos equipos)

Precios variados para versiones server

Gratuito (compra de equipo o actualización)
19.99$ (versión server)
Gratuito
Soporte Hasta el 14/10/2025 Fecha no publicada 5 años (versiones LTS)

9 meses (normales)

Fortalezas Usabilidad, Compatibilidad, Actualizaciones Usabilidad, Software ofimático gratuito, Actualizaciones, Servicio post-venta Seguridad, Automatización, Configuración, Gran colección de software no propietario, Actualizaciones
Debilidades Privacidad, Servicios asociados con coste (almacenamiento, software ofimático), Falta de drivers para hardware antiguo Coste del hardware y software, Servicios asociados con coste (almacenamiento), Compatibilidad, Falta de transparencia Usabilidad, Compatibilidad de software comercial (p.ej. ciertos videojuegos) y hardware específico
Escoger si… Quieres asegurarte que podrás ejecutar casi cualquier aplicación y quieres usabilidad. Buscas usabilidad y diseño. Quieres un mayor control sobre tu equipo.

Quieres recuperar equipos antiguos que han quedado inservibles para otros S.O. y quieres darles una nueva vida.

No escoger si… Te preocupa la privacidad de tu información y el uso que haces del ordenador. El coste del hardware y el software es un factor relevante. Tu hardware es incompatible o necesitas software comercial no disponible.

 

 

 

CC BY-NC-SA 4.0 Guía para elegir el sistema operativo de tu ordenador: ¿Windows, OS X o Linux? por Profesor UOC está licenciado bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Guía para elegir el sistema operativo de... - […] Al comprar un nuevo ordenador, hay algunas decisiones muy importantes que nos tenemos que plantear. Por ejemplo, ¿qué tipo…

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Leer entrada anterior
Profesiones, del elitismo a la universalización mediante EQF

La motivación para redactar este artículo es la percepción de cierta o bastante confusión en cuanto a la necesidad y...

Cerrar