Guía para elegir el sistema operativo de tu ordenador: ¿Windows, OS X o Linux?

Al comprar un nuevo ordenador, hay algunas decisiones muy importantes que nos tenemos que plantear. Por ejemplo, ¿qué tipo de equipo necesitamos? Dependiendo de nuestras necesidades (precio, portabilidad, potencia, tamaño de pantalla, …), nos puede interesar un ordenador de escritorio, un portátil o incluso una tableta. Otra decisión muy importante es el sistema operativo del nuevo ordenador. En esta comparativa, nos centraremos en portátiles y equipos de escritorio, considerando tres alternativas: Windows, OS X (Mac) y GNU/Linux. En concreto, en esta comparativa consideramos Windows 10, OS X 10.11 El Capitan y Ubuntu 14.04.4. Hay que tener en cuenta que en este escenario estamos descartando de entrada algunas alternativas más portables, como los portátiles con Chrome OS (Chromebooks) o los híbridos entre tableta y portátil con sistema operativo Android (como Pixel C) o iOS (iPads con teclado incorporado). Precio OS X y Linux son gratuitos, mientras que Windows 10 sólo es gratuito si se actualiza desde una versión anterior de Windows. En el caso de nuevos equipos, Windows 10 tiene un coste a partir de 135€ para la versión “Home” o 279€ para la versión “Pro”. Este coste puede estar “oculto” o no en el precio del ordenador, aunque si es así al final se acaba pagando de una forma u otra (por ejemplo, a cambio de bloatware). Por otro lado, en el caso de Linux están incluidas las herramientas y servicios para mantener un servidor. Estas herramientas para servidores también están disponibles para OS X y Windows, pero con versiones de pago. Sin embargo, a la hora de discutir el precio del sistema operativo es necesario tener en cuenta otros elementos: El precio del hardware: OS X...

Profesiones, del elitismo a la universalización mediante EQF

La motivación para redactar este artículo es la percepción de cierta o bastante confusión en cuanto a la necesidad y justificación social, hoy en día, de la existencia y misión de los colegios profesionales. Aún siendo un artículo generalista, se realizarán diversas referencias al ámbito sectorial de este blog y el mío propio: el informático. En primer lugar, es necesario comentar el controvertido término “profesión”. Podemos comprobar que tanto el Diccionario de la Lengua Española (DLE) como el Diccionari del Institut d’Estudis Catalans (DIEC) no nos ayudan demasiado. El origen del uso terminológico de “profesión” proviene del mundo anglosajón, donde en la era industrial se extendió su uso medieval (Derecho, Medicina y Sacerdocio) a otros ámbitos, pero manteniendo el criterio de exclusividad para calificar ocupaciones con un alto nivel de cualificación para su ejercicio, o incluso simplemente de capacitación (educación) elitista aunque no se ejerciera. Esta acepción del término “profesión” en el mundo anglosajón, parece mantenerse vigente como se manifiesta en diferentes fuentes terminológicas. En 2001, Eliot Freidson publicó el artículo “La teoría de las Profesiones. Estado del Arte.” que es sumamente ilustrativo al respecto del uso y acepciones del término “profesión”. En nuestra sociedad, se aplicaba también dicho criterio tradicional anglosajón elitista para la calificación de profesión de determinadas ocupaciones, e incluso está así todavía reflejado en algunas normativas vigentes, donde se considera una diferenciación entre oficios/ocupaciones y profesiones. Hoy en día, esta diferenciación tiene poca aceptación social y ya no es utilizada en las normativas más recientes como las de INCUAL (Instituto Nacional de la Cualificaciones), y que queda bien evidenciado con este ejemplo. Actualmente, en nuestra...