¿Cómo ha ido la segunda edición del MOOC de Business Intelligence y Big Data?

El año pasado hicimos la primera edición del MOOC de Business Intelligence. Este año hemos vuelto a la carga, con más fuerzas y ánimos si cabe, y de nuevo con la plataforma líder en castellano, MiriadaX. De la experiencia del año anterior aprendimos muchas cosas y ajustamos el MOOC añadiendo contenidos e incluso añadiendo itinerarios opcionales. Esta vez han sido siete semanas en las que hemos participado estudiantes y docentes compartiendo conocimiento y experiencias. Descargar (PDF, 247KB) GRAFICA: Resultados del MOOC de Business Intelligence y Big Data (2ª edición, 2016). En esta segunda edición hemos mantenido la mayoría de contenidos de la primera edición, pero también hemos actualizado algunos que habían sufrido cambios sustanciales durante este año (como por ejemplo, los sistemas de Open Source Business Intelligence). Además, hemos añadido un capítulo entero dedicado a los sistemas de Big Data y a las bases de datos NoSQL. Esta última parte coincide con el despliegue de una nueva rama de especialización dentro del Máster de Business Intelligence y Big Data que ofreceremos a partir de septiembre de 2016. Hemos incluido también un taller de R opcional para permitir, a los estudiantes que lo desearon, aplicar los conceptos de Business Analytics explicados en la teoría. Esto ha permito que los estudiantes con un perfil más técnico hayan podido profundizar en los conocimientos adquiridos, al mismo tiempo que practicaban con el lenguaje R, mientras que no ha supuesto un impedimento para los estudiantes con menos conocimientos técnicos o de programación. En la gráfica de hoy encontraréis los principales datos de seguimiento del curso. De nuevo, y dentro de la moderación que toca,...

Transformación digital (y II)

En la entrada anterior, definimos la transformación digital como el proceso por el que las organizaciones cambian de forma significativa sus procesos de negoci0, la relación con su personal, sus clientes, proveedores y socios, modifican o crean productos y servicios o incluso redefinen sus modelos empresariales mediante el uso intensivo de la información y de las TIC. Transformación digital quiere decir usar estratégicamente los sistemas de información o ser IT savvy. Descargar (PDF, 285KB) GRAFICA: Componentes de la transformación digital. Elaboración propia. Con más o menos visión, con mayor o menor alcance, con más o menos impacto, con mejores o peores resultados, las compañías no tienen más remedio que abrazar la transformación digital para sobrevivir. ¿Qué hacen? En la gráfica de hoy, a partir de algunas experiencias y lecturas, proponemos las principales oportunidades o retos que se abren con la digitalización y que las empresas están explorando. A diferencia de otras tendencias anteriores, el motor principal de la transformación digital no es la eficiencia ni los costes, sino la primera línea de la cuenta de resultados, el crecimiento de los ingresos y las ventas, sea en los mismos clientes, productos y canales o en nuevas geografías, categorías, segmentos de edad y, desde luego, en el canal digital. Probablemente por este motivo, el primer elemento es la transformación de la experiencia de cliente en todos sus puntos de contacto a través de cualquier clase de canal, mediante el conocimiento predictivo y la personalización de la oferta. Esto quiere decir también el desarrollo del marketing y la comunicación digital y cambios significativos en la mezcla de canales y en la organización de la fuerza de ventas. La transformación...

Transformación digital (I)

Ante las que se presentan como últimas, fundamentales y definitivas (ultimate) ideas sobre cualquier cosa, especialmente en la gestión de la informática y de la empresa, hay que ir con mucha precaución, si no escepticismo. Esto ocurre con la llamada “transformación digital” (digital transformation) que parece el paradigma dominante entre los relatos actuales. Suele pasar con las cosas ultimate que: Son los mismos perros con diferentes collares. Se trata de un refrito mejor o peor maquillado de unas cuantas ideas conocidas. Es una idea en progreso, una metáfora, que todavía requiere cierta elaboración para establecerse como concepto. Todas las anteriores son ciertas. En este caso, creo que la respuesta correcta es la 4, o sea que todas las respuestas son correctas, aunque tampoco estoy seguro. Veamos. El término, fuera de algunas apariciones en otros contextos, surge con un librito de Patel y McCarthy (2000) sobre comercio o negocio electrónico (e-business), y desde entonces, ha estado asociado con este fenómeno. El ámbito de la transformación digital se ha unido sobre todo a la transformación de la experiencia del cliente a través de la presencia en la web y del marketing y las ventas en línea. Para uno de los predicadores de esta buena nueva, Brian Solis, transformación digital quiere decir “the realignment of, or new investment in, technology and business models to more effectively engage digital customers at every touchpoint in the customer experience lifecycle”. En su sentido más amplio, Stolterman (uno de los gurús del diseño centrado en el usuario como experiencia metafísica) y Fors, escribieron en 2004 un artículo de nombre bonito, “La transformación digital y la buena vida“, en el que venían...