Procesos de adquisición de TI en el sector público: ¿reglas diferentes?

Estos son días en que la política en los países democráticos da giros (¿ciertamente?) inesperados. En ocasiones así es fácil imaginar la incertidumbre y tensión que los procesos y los trabajadores del sistema público deben pasar: ¿cómo quedará todo?, ¿las nuevas políticas incorporarán cambios radicales en nuestro funcionamiento y en nuestros objetivos?, ¿cómo será nuestro nuevo responsable político?

¿Las reglas son distintas? Fuente: https://www.forensicmag.com/article/2014/07/switch-private-sector-digital-forensics

¿Las reglas son distintas? Fuente: https://www.forensicmag.com/article/2014/07/switch-private-sector-digital-forensics

A simple vista parece razonable pensar que situaciones de este tipo no se dan en el sector privado y que si se dan son mucho menos cíclicas. Sin embargo esta afirmación, desde la investigación científica, ha sido puesta tradicionalmente en duda en el caso de los procesos de adquisición de TI. Ya en 2004, en la International Conference on Information Systems (una conferencia, por cierto, que este diciembre tendremos en Europa, en Dublín concretamente), se presentó una mesa redonda titulada “Information Systems in Nonprofits and Governments: Do we need different theories?” [1] En ella, mientras Zmud defendía que las grandes reglas de la gestión de TI eran aplicables a cualquier organización con independencia de su sector, Carte proponía evitar la dicotomía entre público y privado usando el concepto de degree of publicness.

Carte considera que empresas privadas que dependen de los grandes contratos con el sector público, o las que pertenecen a sectores estratégicos (como el financiero, el energético o el industrial) tienen procedimientos tanto o más formalizados y burocratizados (entre ellos los de adquisición de TI) que los del sector público; y que además se mueven en un contexto igualmente complejo y con una gran diversidad de protagonistas con intereses confrontados. Y que, al contrario, hay instituciones de naturaleza pública (organismos autónomos, empresas públicas, por ejemplo) que tienen un degree of publicness bajo, porque muestran rasgos de comportamiento que son muy cercanos a los del sector privado.

Hemos tenido la oportunidad de dedicar un tiempo a analizar y sintetizar lo que las publicaciones científicas han dicho al respecto de la adquisición (externalización o outsourcing en sentido amplio) de TI entre 1990 y 2015 (lo que han dicho y dicen las publicaciones profesionales, habrá que dejarlo para otra ocasión). De esta síntesis emerge la idea que, efectivamente, ambos sectores, en lo que se refiere a estos procesos de adquisición de TI, no son en general radicalmente tan disjuntos como intuimos, y que el concepto de degree of publicness es de gran utilidad para explicar las similitudes y para proponer estrategias para la gestión de estos procesos.

Con todo, estas publicaciones también recogen que existen elementos que son indisociables del sector público y que, consecuentemente, sí deberían ser tenidos en cuenta siempre para cualquier profesional de TI que se vea involucrado en procesos de adquisición de TI en el sector público. Los resumimos brevemente:

Sobre las características condicionantes del sector público

  • La priorización de valores no economicistas es un elemento evidente: transparencia, imparcialidad y beneficio colectivo no son exigibles en el sector privado y si, en principio en el sector público.
  • Los procedimientos burocráticos, a diferencia del sector privado donde también existen en numerosas ocasiones, no pueden ser, en principio esquivados.
  • La volatilidad de los criterios y de los responsables políticos es, en general, superior y cada ciclo electoral acostumbra a significar un cambio incluso aunque no cambie el partido gobernante. Por la misma razón la permanencia o continuidad del equipo profesional interno es crítica para facilitar el mantenimiento y la continuidad de la relación con los proveedores y evitar riesgos de disrupción del servicio.
  • La contratación de profesionales por la exigencia de procesos complejos de selección (oposiciones) no es trivial. La, en principio, estabilidad laboral de los funcionarios, estimula a los profesionales a acercarse a este mercado de trabajo, sobre todo en momentos de crisis. Pero por otro lado, los relativamente bajos niveles de retribución, en comparación con los habituales del sector privado -al menos hasta antes de la última crisis- los ha venido desincentivando en momentos de bonanza económica.

Sobre los motivos para la adquisición externa de TI en el sector público están:

  • La posibilidad de superar los rígidos procesos de selección de profesionales.
  • La implantación de una cierta política industrial, es decir, de promocionar o facilitar la incorporación como proveedores públicos a empresas del ámbito de influencia de la administración pública en concreto (local, regional, estatal)

Sobre la gestión de la relación con los proveedores:

  • La importancia de aspectos no técnicos en la elección del proveedor (solvencia financiera, expectativas de continuidad y solidez) a veces es superior a la propia idoneidad tecnológica, dado que algunas contrataciones públicas no pueden llevarse a cabo si el proveedor no demuestra su fortaleza financiera y de permanencia.
  • La diferencia cultural, de valores y de comportamientos entre el sector público y privado generan dificultades cuando se intenta establecer una relación basada más en un sistema de partnership entre las dos partes. El sector público, en general, está más cómodo con una relación puramente contractual.

En definitiva, pues, aunque las similitudes existen y se pueden explicar por el degree of publicness, los elementos diferenciales son suficientemente importantes como para justificar una vigilancia de los impactos que ciertos cambios políticos puedan significar en estos procesos. Posiblemente, en un futuro no muy lejano será interesante preguntar, por ejemplo, a los trabajadores públicos del ámbito de TI de España o de Estados Unidos por su experiencia al respecto en este final de 2016.

[1] Zmud, R., T. Carte, & D. Teeni 2004. Information Systems in Nonprofts and Governments: Do We Need Different Theories? In ICIS’04: Proceedings of the 25th International Conference on Information Systems.

Dr. Josep Maria Marco es profesor de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación de la UOC y docente del ámbito de Management of Information Systems. Su investigación se focaliza, aunque no exclusivamente, en el estudio de los procesos de provisión de Servicios, Sistemas y Tecnologías de la Información (SSTI), así como en las prácticas de selección de proveedores de SSTI y de la gestión de la relación con ellos (con especial interés por el caso del sector público). Actualmente dirige el Postgrado en IT Project Management.

CC BY-NC-SA 4.0 Procesos de adquisición de TI en el sector público: ¿reglas diferentes? por Profesor UOC está licenciado bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Leer entrada anterior
Smart City Expo World Congress: de la tecnología al ciudadano

Barcelona acogió del 15 al 17 de noviembre una nueva edición del congreso Smart City Expo World Congress (SCEWC), organizado...

Cerrar