Car Hacking (I)

Desde hace ya muchos años que los mecánicos de coches han aparcado el martillo y la escarpa para arreglar los coches que les llevan al taller. Años atrás con solo escuchar el ruido del motor ya sabían que tenía ese coche. Los tiempos cambian y la tecnología llegó a los motores. Sobre el año 1995 ya todos los coches tienen un pequeño ordenador dentro del capó del motor, algunos modelos incluso antes de esa fecha. A partir de entonces se dieron cuenta que podrían sustituir los kilómetros de cables que había dentro de un coche por un bus de datos industrial, vamos, un único cable para todo, que por cierto ya existían en la industria desde hacía ya una década. Buses que son resistentes a las alteraciones del entorno, al ruido electromagnético que afecta tanto a las comunicaciones Ethernet actuales. Este tipo de bus se diseñó para que ese ruido que generan los grande motores eléctricos, al arrancar, al funcionar, no cambiasen los bits que por ellos circulan de los sensores de esos mismo motores hacia los ordenadores que supervisan todo el proceso industrial. Los mecánicos enchufan un cable con un conector especial, que se llama OBD-II, y al otro lado un terminal USB normal que conectan a un portátil con el software de diagnóstico, ese portátil es el que les dice que es lo que falla en el coche, que aparato está mal y cambiarlo. Ahora empezamos a ver coches conectados permanentemente a internet, a las redes. Los coches de ahora, aunque sean de gama baja, ya disponen de clientes WiFi que al llegar al taller se conectan...

Dirección de Informática para Informáticos y no Informáticos

Dije aquí que no era tiempo ya de manuales. La pereza o la precipitación nos lleva a estudiantes y profesores a las redes sociales o, como mucho, a la wikipedia. Se aspira a aprender jugando o mirando videos mientras desayunas. La gente que sabe dice que comprendes o adquieres competencias cuando haces. Los libros parece que son caros, aunque la luz y el metro lo son más. Todo esto deja en un lugar difícil al manual universitario a 100 euros la pieza. A mí, sin embargo, me gustan y creo que son siempre un buen lugar donde empezar o adonde volver (y ahora con el abaratamiento de la impresión, otro resultado de la tecnología y la globalización, han bajado de precio). GRÁFICA: Joe Peppard y su último libro Por eso me sorprendió y me alegró que hace unos meses Peppard y Ward, Ward y Peppard publicasen en Wiley, después de catorce años, la cuarta edición de su manual de Planificación Estratégica de Sistemas de Información, ahora re-titulado más justamente The Strategic Management of Information Systems y subtitulado, como no podía ser de otra manera, “Building A Digital Strategy”. Creo que así se recogen las dos ideas más trendy en materia de planificación y gestión estratégica de sistemas de información: Que la estrategia no se elabora en un despacho, sino en la práctica de la gestión: lo que se llama strategizing o strategy as practice (SAP). Que la estrategia de empresa y la estrategia de sistemas son ahora dos caras de una misma moneda que llamamos estrategia digital. John Ward tiene el mismo nombre que el famoso asesino fugado de la cárcel de Columbus, pero es...

GDC 2017 – Diseño de niveles

Recientemente, se ha celebrado la Game Developers Conference (GDC) de este año en la ciudad de San Francisco, a la que he tenido la suerte de poder asistir. En esta conferencia se realizan ciclos de charlas sobre los aspectos más variopintos del desarrollo de los videojuegos: diseño, programación, monetización, audio, RV/RA, post-mortems, narrativa, etc. Lo que tú quieras, seguro que hay su ciclo de charlas. Si bien tiene una importante componente a nivel presentación de productos de la industria, con su correspondiente zona de expositores y stands de turno, lo más importante aquí son las charlas por parte de los profesionales, algunos de gran nivel (Sid Meyer, Warren Spector). De hecho, la cantidad es tal que resulta imposible asistir a todas. En cada turno se pueden solapar tranquilamente más de diez o doce (por ejemplo, ¡el primer día ya empezaba con 18 en paralelo!), todas ellas interesantísimas. No había más remedio que elegir… Durante los dos primeros días, normalmente se celebran distintos “summits”, o reuniones temáticas sobre aspectos muy concretos, dónde normalmente se reúne gente del mismo ámbito dentro del desarrollo de videojuegos. En mi caso, asistí a una parte del taller sobre diseño de niveles. De las distintas charlas, un par me parecieron especialmente interesantes. Por una parte, la realizada por Steve Lee (Arkane Studios), que trataba de una visión holística del diseño de niveles a través de los Dishonored (AN APPROACH TO HOLISTIC LEVEL DESIGN). Por otra parte, la de Clemence Maurer (Eidos-Motréal), que compartía su experiencia en el diseño de las recompensas por exploración en el juego Deus Ex: Mankind Divided (REWARDING EXPLORATION IN ‘DEUS EX:...

La tecnología cotiza máximos en bolsa… otra vez

(Trobareu la versió en català més avall) Actualmente, las empresas tecnológicas (Apple, Google, …) son las que tienen una mayor valoración a la bolsa y no parece que hayan tocado techo. Ante situaciones similares como por ejemplo la “burbuja de las punto como”, hay quién plantea si esta valoración es realista o nos encontramos ante una nueva burbuja. Un aspecto clave será su capacidad de crecimiento, ofreciendo nuevos productos o abriendo nuevos mercados. En el artículo hablaremos de las nuevas tecnologías y nuevas líneas de negocio de empresas tecnológicas (realidad virtual y aumentada, IA y big data, vehículos autónomos, computación cuántica, …) y sus posibilidades de crecimiento futuro. Si miramos la situación actual, cada empresa tecnológica apuesta por  un nicho de mercado. Apple obtiene un gran volumen de beneficios de la venta de smartphones  y tablets  de gama alta y servicios asociados como el App Store o iTunes. Empresas como Google y Facebook  generan sus ingresos principalmente a través de la publicidad. Microsoft tiene muchos ámbitos de negocio: el sistema operativo Windows, software de ofimática y productividad como Office, las tabletas Surface, la plataforma de cloud computing Azure y la plataforma  de entretenimiento Xbox. Por su parte, además de su negocio de distribución online, Amazon también tiene una fuente de ingresos importante a partir de su plataforma de cloud  computing Amazon Web Services. Y en los puntos de intersección entre estas empresas se están producido pequeñas “guerras” como por ejemplo en la búsqueda en Internet (Bing vs Google), los dispositivos móviles (Android vs iOS), los navegadores web (Edge vs Chrome) o la computación en la nube (AWS vs Azure)....

Inteligencia artificial: algoritmos genéticos

Mi investigación gira alrededor del modelado, simulación y optimización. Y en principio, en la universidad, la docencia suele ir alineada con la investigación. Así, pertenezco al equipo docente de Computación e Inteligencia Artificial (IA). Pero curiosamente, una de las asignaturas de las que soy responsable* es Biología Molecular (BM). Realmente es una coincidencia interesante porque si bien es cierto que como informático nunca tendré los conocimientos en Biología Molecular que tiene un biólogo, difícilmente no habré oído hablar de Algoritmos Genéticos (AG). Pero ¿qué son y de dónde vienen? Uno de los campos más interesantes y estudiados de la BM es la genética. A todos nos suenan científicos como Darwin, Mendel, McClintock y conceptos como genoma, mutación, adaptación, etc. Todos ellos, de manera más o menos directa están relacionados con la genética. Pero ¿por qué nos puede interesar a l@s informátic@s? Pues, por la misma razón que observamos a las hormigas, el cerebro humano, o las abejas: todos ellos son sistemas/procesos/… capaces de solucionar problemas complejos. En el caso concreto de la genética nos fijamos en qué mecanismos utiliza la naturaleza para seleccionar individuos y asegurar la persistencia (o no de las especies que conforman). Dándole la vuelta y simplificando, l@s informátic@s recogemos de ésta una serie de mecanismos que evolucionan un conjunto de soluciones, mejorando iteración tras iteración, hasta encontrar las mejores posibles. La implementación de la idea de John H. Holland (en los años 70) no es excesivamente compleja: Partimos de una población de individuos, en que cada uno representa una solución factible del problema que se quiere resolver. Cada solución tiene una calidad asociada (fitness) y evidentemente, debe...