¿Cómo pueden las metaheurísticas ayudarnos a conseguir un mundo más inteligente?

Las metaheurísticas, de las que ya se ha hablado en anteriores entradas en este blog, son algoritmos de optimización que se encuentran en la frontera entre la computación, la inteligencia artificial, y la investigación operativa. Algunos de estos algoritmos tienen nombres y orígenes bien curiosos (e.g. colonias de hormigas, algoritmos genéticos, búsqueda tabú, recocido simulado, etc.), y la mayoría de ellos usan estrategias de búsqueda que permiten hallar soluciones óptimas (o, como mínimo, de gran calidad) a complejos problemas de optimización. Hasta aquí, se podría pensar que estos algoritmos pertenecen sólo al ámbito teórico. Pero nada más lejos de la realidad: en casi todos los ámbitos de la vida nos encontramos con este tipo de problemas de optimización, que surgen normalmente para dar apoyo a la toma de decisiones en áreas tan diversas como los sistemas informáticos distribuidos (e.g., sobre qué nodos conviene desplegar servicios a fin de lograr una determinada disponibilidad al mínimo coste posible), los sistemas de transporte (e.g., qué plan de rutas proporciona una distribución más eficiente), los sistemas de producción (e.g., cómo programar la producción para lograr finalizarla en el menor tiempo posible), los sistemas financieros (e.g., qué productos debo incluir en un portafolio –y en qué cantidad– a fin de minimizar el riesgo a la vez que garantizo un retorno mínimo), los sistemas de telecomunicaciones (e.g., dónde debo ubicar las antenas a fin de lograr la calidad de servicio deseada al menor coste posible), y en casi cualquier otra área imaginable. De hecho, es fácil sostener la hipótesis de que nos encontramos en un mundo cada vez más complejo (por ser más global y...

Almacenes de columnas y almacenes de grandes datos

Con una relativa frecuencia hemos detectado una cierta confusión, posiblemente porque reciben una denominación similar, con ciertas soluciones de bases de datos disponibles en mercado, y que están adquiriendo una importancia cada vez mayor. ¿Sabemos la diferencia entre un almacén de columnas (o column store) y un almacén de grandes datos (big data store), también denominado en ocasiones base de datos NoSQL de columnas? Dependiendo de la respuesta (y por supuesto, de vuestro interés), podéis o no seguir leyendo esta entrada. Los almacenes de columnas se basan en el modelo relacional. Por ello, el lenguaje de creación y manipulación utilizado para trabajar con este tipo de bases de datos es SQL estándar. Posiblemente, la principal característica de los almacenes de columnas es que los datos se organizan en el dispositivo de almacenamiento externo (por ejemplo, en disco) por columnas. La idea básica de este tipo de almacenamiento, es que los valores que toma cada columna para las diferentes filas de una tabla, se almacenan seguidos en páginas de un fichero, sin mezclarse con los valores que puedan tomar otras columnas. En otras palabras, cada página guarda datos única y exclusivamente de una columna. Esta forma de almacenamiento viene acompañada con la implementación de toda una serie de mecanismos especializados que permiten resolver de forma eficiente operaciones complejas de consulta sobre la base de datos. Uno de los más obvios es la posibilidad de comprimir los datos (colapsar valores repetidos en uno solo). Por todo ello, los almacenes de columnas son especialmente idóneos para entornos de naturaleza analítica, es decir, para entornos que son intensivos en lecturas, como sería el...

El estado de ánimo de los CIO

El trabajo del primer ejecutivo de la información y de la informática, el CIO, tiene mil caras y no es fácil. Se le pide que las cosas no dejen de funcionar, que atienda las demandas del resto de las unidades de negocio, que aporte visión sobre la tecnología y que contribuya a la estrategia y la innovación. En diferente orden o todo junto. Yo diría que los CIO son como los seguidores del Barça: décadas de sequía y fracasos les hacen propensos a la incertidumbre y el desconsuelo. En épocas de triunfos tienden a la euforia, pero nunca pierden esa desconfianza alargada. Hemos hablado aquí de la ambigüedad de su rol y las múltiples razones para su efectividad que no dependen de ellos y les debilitan. Ahora la suerte se llama transformación digital y los CIO son más optimistas, piensan que su rol e influencia están aumentando y aspiran a asumir el liderazgo del cambio. GRÁFICA: Descargar (PPTX, 144KB) Mayores preocupaciones de los CIO (CIOs SIM Survey, 2016). Cada año, desde hace décadas, esperamos las encuestas y las reuniones de CIO para conocer su estado de ánimo. Las más importantes son las que publica el MISQE, por encargo de las Society for Information Management, la que hace la revista CIO y la de la empresa de prospectiva Gartner. La primera es más descriptiva que analítica, supuestamente más científica y sistemática, más selecta, y permite seguir anualmente más o menos las mismas cuestiones; es también más americana, por los entrevistados, y más estable y pacífica. Las otras necesitan cierta tensión y drama para vender más. El 2016 ha sido o...