Informática, IT, IS y Digital: ¿cuál es la diferencia?

“Son los mismos perros con diferentes collares”, me decía un colega, justificadamente harto de lo que Peppard y Ward llaman el “irritante hábito del sector de IT de re-etiquetarse continuamente” y de la infección del lenguaje comercial. No digo que no, al menos de momento, pero lo cierto es que con cada oleada tecnológica (y ahora es “lo digital”) aparecen avances que desafían no sólo los paradigmas de las TIC tal como las hemos conocido, sino sobre todo los del uso que hacen de ellas las personas y las empresas y de cómo se organizan la sociedad y los negocios.

cx-picture-100608993-primary-idge

GRAFICA: Digital Transformation.

 http://core0.staticworld.net/images/article/2015/08/cx-picture-100608993-primary.idge.jpg

La informática (o computer science, en inglés) se refiere, a partir del artículo de Fine para las Communications de la ACM de 1959, al campo científico y técnico: el estudio de las bases teóricas y las prácticas de diseño e ingeniería de los artefactos que se utilizan para conseguir, representar, procesar, almacenar, comunicar y acceder a datos. Estos artefactos son procedimientos algorítmicos (que se escalan en programas de diferentes tipos), máquinas y redes de comunicación. Aunque en esto no todo el mundo está de acuerdo, según los autores y practicantes tiran más hacia las matemáticas, la física o las diferentes ingenierías. Por lo demás, hoy en día la lista de aparatos incluye sensores, cables, teléfonos…; la lista de programas incluye grandes sistemas de empresa o aplicaciones especializadas para dispositivos inteligentes (las “apps”); y la lista de comunicaciones incluye servicios complejos en internet, como “la nube”. Desde los años 1960, la informática se estudia en las facultades y escuelas de informática.

La tecnología de la información (o information technology, IT o TI) es curiosamente un invento de gente de negocios. Un artículo de Harold Leavitt y Thomas Whisler de 1958 en la Harvard Business Review, se refiere con esta expresión a “las técnicas para procesar rápidamente grandes cantidades de información (…); la aplicación de métodos estadísticos y matemáticos para resolver problemas de toma de decisiones (…); y la simulación de procesos complejos de pensamiento (higher order thinking)”. En su pronóstico temprano, la TI estaba llamada a cambiar las empresas y los directivos mediante el pensamiento científico y las decisiones basadas en evidencias. En todo caso, la tecnología de la información se parece mucho a la informática, para entendernos, si le quitamos la informática teórica.

Los sistemas de información (information systems, IS o SI) tienen que ver con el uso que hacen las personas y las organizaciones de la TI, no con la tecnología por sí misma. Se refieren también a la gestión, el management de la tecnología. En la definición canónica que hizo Keen en 1980, “la misión de la investigación en Sistemas de Información es el estudio del diseño, entrega, uso e impacto efectivos de las tecnologías de la información en las organizaciones y la sociedad. El término “efectivo” es probablemente clave. Seguramente, la comunidad de Sistemas de Información se preocupa explícitamente por la mejora en el arte del diseño y en la práctica de la gestión en el más amplio sentido de los dos términos. De manera similar, observa las tecnologías de la información en el contexto de la gente real, en organizaciones reales y en la sociedad real.” Ahora muchos hablan de tecnología empresarial (o business technology) como sinónimo de sistemas de información, para seguirlo complicando. Los sistemas de información y, en particular, sus aplicaciones empresariales, se estudian principalmente en las escuelas de negocios, aunque también en algunas escuelas de informática, como la nuestra.

Lo digital abraza, en primer lugar, un conjunto de tecnologías del acrónimo SMACIT (redes sociales, movilidad, analítica de datos, computación en la nube y la internet de las cosas); y, en segundo lugar, su utilización intensiva para transformar la relación con los clientes (y aumentar las ventas), para automatizar completamente las operaciones dentro de la empresa y en su relación con otras o para crear nuevos productos, servicios y modelos de negocio basados en información. Lo hemos descrito aquí. Lo digital se refiere así tanto a la tecnología como a los sistemas de información, serían dos caras de la misma moneda. Y actualmente, como decíamos, se habla y se escribe IT, IS, IT/IS y digital indistintamente, sin entrar en muchas precisiones y en cualquier clase de medio, incluidos los académicos.

Lo digital forma parte de la utilización estratégica de la tecnología de la información para obtener ventajas competitivas (IT-enabled business transformations), pero va un paso más allá. Ya no se pretende que los sistemas y tecnologías de información estén “alineados” con el negocio, según la definición clásica, sino que sean una parte de su core business “elevando así las implicaciones de la estrategia de TI más allá de la eficiencia y la productividad, hacia las métricas que conducen a la ventaja y la diferenciación competitiva” (Bharadaj y colegas). La transformación digital del negocio sería, en palabras de Al Sawy, una “fusión” entre la estrategia de negocio y la estrategia de IT.

O, como dice Mattias Ulbrich, CIO de Audi, elegido CIO europeo del año en 2016: “Yo creo que la opinión prevalente de que ‘TI sigue al negocio’ ya no es aplicable en muchos casos. (…) Nosotros estamos cada vez menos orientados a la demanda y más orientados a la colaboración (con el negocio)”. Se aspira, como decimos en un artículo reciente, a que el CIO lidere, facilite o proponga, según cada caso, innovaciones basadas en la tecnología que permitan aumentar el valor, la calidad y la satisfacción.

Una versión anterior de esta entrada se publicó en Linkedin Pulse el 26 de Diciembre.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer entrada anterior
Un sistema de comunicación distribuido de 37 billones de elementos

El siglo XXI es el siglo de la multidisciplinariedad. El conocimiento avanza y se extiende solapando disciplinas de tal forma...

Cerrar