Margaret Hamilton, la primera ingeniera de software

Coincidiendo con el Día internacional de Ada Lovelace, que este año se celebra el 10 de octubre para conmemorar los logros de las mujeres en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM – del inglés “science, technology, engineering and maths”), tal como os explicamos en esta entrada, hoy queremos hablaros de Margaret Hamilton.

Margaret Hamilton (Estados Unidos, 1936), licenciada en matemáticas y diplomada en filosofía, es considerada la primera ingeniera de software. Y no solo eso, también es la mujer que llevó al hombre a la luna! ¿Queréis conocer su historia?

En 1959 comenzó a trabajar en el proyecto MAC (Mathematics And Computers) del MIT, desarrollando programas para hacer predicciones meteorológicas. Más adelante, trabajó en el proyecto SAGE, que permitía controlar el espacio aéreo de los Estados Unidos.

En 1963 se incorporó en el laboratorio Charles Stark Draper, también del MIT, donde debían desarrollar el software de navegación “a bordo” para el Programa Espacial Apolo. En 1965 se hizo cargo de la dirección del equipo de desarrollo, que en 1968 estaba formado por más de 400 personas.

Hamilton planteó la misión como un sistema que debía integrar tres componentes (el software, el hardware y las personas que lo iban a usar), teniendo en cuenta la interacción entre estos componentes y cómo esa interacción podría afectar al funcionamiento del sistema. Hamilton defendía la necesidad de diseñar programas a prueba de errores. Esta forma de pensar la llevó a crear un sistema que permitiera dar prioridad a las funciones imprescindibles, descartando las que no lo eran. Gracias a este hecho, el Apolo 11 pudo evitar una crisis en el momento del alunizaje, cuando la computadora se vio sobrecargada y se tuvieron que priorizar las funciones más importantes.

En 1986 fundó su propia compañía, Hamilton Technologies Inc., que se desarrolló alrededor del Lenguaje Universal de Sistemas basado en su paradigma de “Desarrollo antes del hecho” (DBTF del inglés Development Before the Fact) para sistemas de diseño de software.

Hamilton fue una pionera de la ingeniería del software, ella es la primera persona que acuñó este término (que se adoptó formalmente durante la NATO Software Engineering Conference, celebrada en 1968, ¡hace casi 50 años!) y trabajó por su reconocimiento cuando el software se consideraba “arte y magia”. Como tal pionera, el trabajo de su equipo en el proyecto Apolo abrió algunos de los conceptos básicos que luego se han consolidado a la ingeniería del software de sistemas informáticos críticos, como la tolerancia a fallos, el diseño optimizado de interfaces, las arquitecturas abiertas de sistemas de software y el análisis y modelización de sistemas y procesos, entre otros.

Sus contribuciones científicas y técnicas han merecido importantes premios, como el Augusta Ada Lovelace (1986), concedido por la Asociación para la Mujer en Tecnología a las mujeres que han hecho destacadas contribuciones en el campo de la informática; el Premio de la Acción Excepcional de la NASA (2003) por sus contribuciones a la misión del Apolo 11; y la Medalla Presidencial de la Libertad, el más alto galardón que se puede conceder a un civil en Estados Unidos de América (2016). Próximamente, será investida doctora “honoris causa” por nuestros colegas de la Universitat Politècnica de Catalunya.

¿Queréis contar esta historia a l@s niñ@s? No os perdáis el precioso cuento Margaret and the Moon.

 

Elena Planas es Ingeniera en Informática y Doctora por la Universitat Politècnica de Catalunya. Actualmente es profesora de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación (UOC), donde es responsable de asignaturas del área de Ingeniería del Software, e investigadora del grupo del SOM Research Lab (UOC-IN3).

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer entrada anterior
Sobre el Gobierno Triangular de los SITI

Presento en estas líneas unas reflexiones sobre el gobierno [1] corporativo de los SITI [2] y su distribución triangular en empresas...

Cerrar