iMe o la tragicomedia de lo que nos viene

Lo que sigue no pretende ser una crítica teatral, aunque hable de una obra de teatro (por mucho que los profesores de Management Information Systems seamos considerados -casi siempre cariñosamente- como los de letras, eso no nos da categoría periodística alguna). Así que lo que sigue, como máximo, será un comentario de texto o, mejor, un comentario de afterwork o de sobremesa (de bar, vamos).  

Y es que hace unos días tuvimos la oportunidad de asistir al montaje teatral iMe de la compañía DARA en el contexto del festival Rbls que acogió el centro cívico Can Felipa (nunca valoraremos lo suficiente lo que se hace en sitios así). La obra se presenta como una joven smartcomedy de pequeño formato -cuatro actores en un escenario con sólo tres butacas- fabulando sobre un futuro próximo (y extremo) de hiperconectividad a través de un dispositivo, el iMe, que vendría a ser la evolución natural de nuestros smartphones. Hemos dicho comedia (smartcomedy), sí, pero con trampa, porque el caos (íntimo primero y social después) que se origina cuando cae el sistema, deriva en una poderosa, punzante e inquietante colección de preguntas y situaciones. Y no todas, la verdad, las podíamos anticipar como espectadores adultos, experimentados y bien amueblados que creemos ser en nuestro uso de las tecnologías.

Una de las virtudes del montaje es esa fluctuación, natural e imperceptible, de la comedia al drama que te deja un tanto desprotegido, como les pasa a los protagonistas. Además, como en la buena ciencia ficción (porque creemos que al referirnos a iMe podríamos hablar de teatro de ciencia-ficción -¿existe esa categoría?), nos hace pensar si, en unos pocos años, cualquiera de nosotros no estará replicando a los protagonistas. Y es que la inteligencia de nuestras ciudades inteligentes (recordad lo que hemos visto en el reciente Smart City Expo World Congress 2017), ¿no será a costa de nuestra inteligencia racional y emocional? De hecho ya tenemos semáforos proyectados en el suelo, justo en la línea de nuestras miradas siempre clavadas en los móviles, para evitar que levantemos la vista de ellos ni cuando puede haber peligro al cruzar una calle… Y en ese mismo sentido iMe nos remite a los humanos, por ejemplo, de Wall-E, deformados, anclados a una butaca y a una pantalla, donde toda mínima autonomía queda en entredicho.

Crédito: JORDI GARCIA – @LOCALPRES

Al final del pase, en el debate-foro-conversación que se organizó con sus brillantes y eficaces actores -entre los que hay su lúcido director y autor- estos admitían que aunque la presentaron ya hace tres años, cada vez les parece una propuesta que va incrementando su vigencia con el paso de los meses. En definitiva, constataban que la tecnología nos ha acercado a esos escenarios de dependencia, y que (estábamos de acuerdo) la mayoría nos hemos entregado a ellos.

Lúcidos, brillantes, eficaces: sí, esos son los adjetivos para este grupo que ha dado forma a una comedia, o tragicomedia, o comedia con trampa, que habla, como nosotros y por eso hablamos de ella aquí, de informática, de (tele)comunicación, de móviles, de cloud, de IoT, de industria 4.0, de redes sociales…

Algunos tendremos la suerte verla de nuevo porque hemos organizado un pase, como mínimo, para los asistentes de las JENUI el próximo julio. Los que no vengáis a Barcelona entonces, de verdad, no renunciéis a encontrar otra manera de verla.

Dr. Josep Maria Marco es profesor de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación de la UOC y docente del ámbito de Management of Information Systems. Su investigación se focaliza, aunque no exclusivamente, en el estudio de los procesos de provisión de Servicios, Sistemas y Tecnologías de la Información (SSTI), así como en las prácticas de selección de proveedores de SSTI y de la gestión de la relación con ellos (con especial interés por el caso del sector público). Actualmente dirige el Postgrado en IT Project Management.

Dra. Maria Jesús Marco es profesora de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación de la UOC. Doctora (2013) en Educación y TIC (eLearning) y Máster (2003) en Sociedad de la Información y el Conocimiento por la Universitat Oberta de Catalunya (UOC). Máster (1996) en Dirección y Organización de Empresas por el Departament d’Organització d’Empreses i Licenciada (1992) en Informática por la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC).

2 Comments

  1. Muchas gracias por una reseña tan interesante.
    🙂

    Reply
  2. Somos victimas del progreso…

    Reply

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer entrada anterior
El papel de la tecnología en el proceso de envejecimiento

(Trobareu la versió en català més avall) Siguiendo con los desayunos-networking que organiza el Centre Tecnològic de Catalunya y después del éxito...

Cerrar