Monetización de videojuegos – El caso War Robots

Entre las distintas charlas que se llevaron a cabo en el pasado Unity Unite 2018 en Berlín, una que me llamó bastante la atención fue la titulada “Pixonic’s recipe for success – Pairing Ads and IAP” (IPA = “In-app purchases“, compras en la aplicación), llevada a cabo por la empresa rusa Pixonic, los desarrolladores de War Robots, un juego Free-to-Play (F2P) multijugador de luchas entre robots por equipos (6v6), especialmente orientado a dispositivos móviles, pero también disponible en Steam. Todas las charlas del evento fueron muy interesantes, pero esta me llamó la atención como una experiencia de análisis tanto previo como posterior en el proceso de integración de modelos de monetización típicos (anuncios), con algunas conclusiones bastante interesantes y, hasta cierto punto, no evidentes a primera vista. Esto me llamó la atención, más allá de si el juego propiamente se considere o no original, o tenga mejores o peores críticas (que gustos hay para todos). El punto de partida es simple. Se dispone de un juego modelo F2P que sigue un patrón bastante normal: luchando obtienes recursos que te permiten mejorar, pero pagando puedes acelerar este proceso. Ahora se desea aumentar el dinero que se gana añadiendo anuncios. ¿Los motivos? Somos avariciosos (presentadores dixit). Lo que hay que ver es de qué manera se ha de hacer, pues no es tan simple como ponerlos de cualquier manera y ya está, o el tiro nos puede salir por la culata. Hicieron su estudio y vieron que el número de jugadores que realmente pagaban eran el 4-5% del total (lo normal, las “ballenas“) y el 70% declararon que no les importaría tener una ayudita en el juego a cambio de ver anuncios....

Quiero aprender a programar. ¿Por dónde me pongo?

¡Excelente pregunta! Antes de entrar en materia… ¡Felicidades! La curiosidad por aprender a programar es, quizá, la curiosidad del siglo XXI. Hoy en día cuesta decir que un conocimiento es imprescindible, pero entender qué es programar está muy, pero que muy cerca de serlo. Cada día suceden infinidad de cosas que nos afectan —por muy poco conectados que estemos— que pasan por un algoritmo (¡o muchos!) que toma unos datos, los procesa de una determinada forma y acaba dando un resultado que nos atañe muy directamente. Ya sea tu declaración de la renta, pedir hora en el médico, que te asignen colegio para tus hijos… prácticamente todo pasa en algún momento por un programa informático. Y si quieres entender cómo se programa… difícilmente lo vas a conseguir de verdad sin haber programado al menos un poco. Así pues, insistimos, felicidades por haber tomado una excelente decisión. En segundo lugar, una advertencia. ¿Sabéis esos cursos milagrosos que aseguran enseñaros inglés en treinta días? Aprender a programar es, en parte, aprender un idioma (y mucho más que eso: es aprender a enseñar a una máquina a hacer cosas extraordinarias). Muy poca gente va a aprender un idioma —informático o no— en treinta días. Existe un pequeño riesgo, además, de que no aprendáis a programar (pequeño, insisto). Aun así, esforzarse e intentarlo de verdad va a tener como resultado, en el peor de los casos, el entender mucho mejor cómo funciona el universo en que nos movemos. Pero os vais a tener que poner de verdad. Si alguien os asegura que a programar se puede aprender sin esfuerzo, desconfiad. Añado, además, que...

Ofertas de trabajo

Perfiles: Postdoc Position in Machine learning tools to combine sequence and biologically heterogeneous data, Statistical and Population Genomics Group, Centre for Research in Agricultural Genomics (CRAG). Deadline: July 31, 2018 (Until suitable candidate found) Tècnic/a en Bioinformàtica (Interactòmica), Grupo de Investigación de Bioinformática y Estadística Médica, Universitat de Vic – Universitat Central de Catalunya (UVic-UCC). Deadline: August 26, 2018 PhD Scholarship in Bioinformatics, Research Group in Bioinformatics and Medical Statistics, Universitat de Vic – Universitat Central de Catalunya. Deadline: August 27, 2018  Puedes encontrar la información sobre las ofertas de trabajo...

Unity Unite 2018

Cada año, en distintas ciudades del mundo repartidas en cada continente, se celebra la Unity Unite, la conferencia para desarrolladores, evangelistas e interesados en general sobre el motor de creación de videojuegos Unity. Los días 19 a 21 de junio se celebró la ubicada en Europa, concretamente en Berlín (el año pasado tocó Amsterdam), y como la UOC es partner oficial Unity, nos invitaron a ir. Esta conferencia está orientada a la industria, y claro está, absolutamente centrada en cantar las bondades del producto del organizador, muy similar a otras vinculadas a fabricantes en otros ámbitos (me viene a la cabeza el “Cisco Live”, que se llevó a cabo a principios de este año en Barcelona), pero siempre es interesante acudir para saber qué nos espera este año y poder conversar con expertos en esta herramienta. El programa se basa en ciclos de conferencias, tutoriales/talleres y una sala general de expositores, tanto empresas de desarrollo de videojuegos que utilizan el motor Unity, como de plug-ins o assets que permitan facilitar algunas funcionalidades extra: juegos en red, VR/AR, análisis de métricas, IDEs o incluso, este año, temas de interfaces para la automoción. La visión general siempre se ofrece al final del primer día, en la “opening keynote”, que sirve como presentación de todas las novedades, si bien no mucho más allá de presentar un titular. Después, a lo largo de la conferencia, ya existen distintas charlas más especializadas para cada una de estas novedades. El punto de partida y una de sus principales apuestas, ya que le dedicaron bastante tiempo, fue el eslogan: “Reality is our build target“. Con esto se referían a la integración de todo tipo de herramientas ligadas al desarrollo de...

Datos abiertos para tod@s

(Trobareu la versió en català més avall) El fenómeno de la apertura de datos (open data en inglés) se ha convertido en una tendencia a nivel mundial. Cada día se publican más y más datos provenientes tanto del sector público como de fuentes privadas. Los gobiernos, las ciudades y la industria privada producen una gran cantidad de datos a los que se puede acceder públicamente. A modo de ejemplo, el portal europeo de datos registra más de 800.000 conjuntos de datos (datasets en inglés). También el Ayuntamiento de Barcelona, mediante su portal Open Data BCN, dispone de un amplio catálogo de datos abiertos, como ya vimos en este mismo blog. Por otro lado, según diversos informes publicados en el portal europeo de datos, un 87% de los países europeos poseen iniciativas activas de portales de datos abiertos y un 71% de ellos han desarrollado políticas de datos abiertos. El denominado movimiento Open Data tiene como objetivo capacitar a los usuarios finales para explotar y beneficiarse de los datos abiertos, prometiendo a la sociedad tener cualquier dato al alcance de su mano, ya sea para planificar su próximo viaje como para supervisar a su gobierno. A pesar de las iniciativas para promover el uso de datos abiertos, como el reto “Barcelona Dades Obertes” del que hablamos en este mismo blog, actualmente sólo el 2,7% de las organizaciones involucradas en datos abiertos son habilitadores (es decir, facilitan el suministro o uso de datos abiertos), según un informe publicado en el portal europeo de datos. Además, la mayoría de las iniciativas para promover los datos abiertos se basan principalmente en la provisión de portales...