Reflexiones sobre el Smart City Expo World Congress

Barcelona volvió a acoger del pasado 13 al 15 de noviembre una nueva edición del congreso Smart City Expo World Congress (SCEWC), organizado por la Fira de Barcelona en el recinto de Gran Via. Con esta ya son ocho las ediciones que nos muestran cuáles son los avances que se están llevando a cabo y las líneas de trabajo para mejorar la vida en nuestras ciudades.

Este evento se consolida como un referente mundial, no solamente como un espacio donde se muestran las últimas tecnologías disponibles para la transformación urbana, sino como una auténtica plataforma de debate sobre el futuro de las ciudades, donde los principales actores pueden tratar sobre los retos a resolver.

En esta ocasión el SCEWC ha vuelto a saber combinar las oportunidades de negocio que brinda el contexto de las ciudades inteligentes, así como hacer difusión del conocimiento a partir de charlas repartidas tanto en las “ágoras” repartidas por el espacio de exposición como en la propia área de ponencias. De acuerdo con las cifras oficiales, el número de expositores fue de 844 (un 25% más que en la edició del 2017), con más de 700 ciudades participantes y de 400 expertos que trataron sobre transformación digital, entorno urbano, movilidad, gobernanza & finanzas y ciudades inclusivas & compartidas.

La presente edición ha reflejado la tendencia iniciada en 2016, especialmente por la maduración del concepto de Smart City, tanto en el enfoque de la zona de exposición como de las ponencias de expertos. La tecnología, siendo fundamental y la base sobre la cual la ciudad inteligente se cimienta, deja espacio a iniciativas donde su uso permite crear servicios de valor para ciudades y ciudadanos, sin ir en detrimento de generar valor económico. Uno de los puntos quizás más relevantes en este sentido es la alta participación de expositores, donde la presencia de países, ciudades, o en general territorio, muestra el trabajo y los avances que se están realizando en la transformación urbana hacia la smart city.

Un aspecto a resaltar es la visión transversal de este evento. Mientras la elevada participación de ciudades y alcaldes (más de 100 en esta edición) refleja la apuesta de la administración pública por aprovechar lo que la tecnología ofrece para mejorar sus ciudades, el congreso nos ha mostrado soluciones tecnológicas que abogan por un uso más responsable y limpio de las mismas. Un aspecto clave es la presencia de temas tan importantes en el contexto smart como sería la economía circular, con la keynote del Premio Nobel de la Paz Muhammad Yunus, y la inclusividad de las ciudades con la ponencia inspiracional de Víctor Pineda, temáticas que se tratan de forma prioritaria. No obstante, otro punto a favor de esta edición es que, a pesar de no centrarse solamente en los avances tecnológicos, estos no quedan relegados a un segundo plano, y se puede ver como IoT, comunicaciones 5G, blockchain o vehículo autónomo juegan un importante papel.

Un aspecto interesante ha sido poder comprobar como se sigue apostando por un uso de la información disponible en las ciudades, con el objetivo de mejorar aspectos tan importantes como la movilidad. Esta tendencia sobre movilidad ya la vimos en la edición anterior y, según nos pareció, no ha perdido interés, hecho que hace que las soluciones propuestas por los expositores sean más completas y maduras. Un ejemplo en este sentido es la Plataforma Digital de gestión de las Smart Cities que Huawei presentó en este evento.

Por otro lado, otro punto interesante sobre la salud del ecosistema Smart es la apuesta de las startup y de empresas en desarrollar y presentar su hardware, software, plataformas, servicios, etc. que pueden ser aplicados por ciudades u otras empresas.

Como conclusión, la presencia de empresas tecnológicas, startups y centros de investigación, confirma el papel fundamental de la tecnología en la Smart City, sin olvidar la importancia del papel del ciudadano y de la creación de servicios transversales en las ciudades. Desde la UOC seguimos de cerca este fenómeno y participamos de forma activa en la formación de los futuros profesionales del ámbito de las ciudades inteligentes mediante el Posgrado en Smart Cities: Ciudad y Tecnología. Las ciudades inteligentes están madurando y se han convertido en una realidad imparable en todo el mundo. El hecho de que más de 800 ciudades y de 100 alcaldes hayan acudido al SCEWC para compartir sus experiencias, así como todo el debate generado y las sinergias encontradas entre visitantes, expositores y administraciones públicas, demuestran esta madurez.

 

Carlos Monzo es Ingeniero de Telecomunicación y Doctor por la Universidad Ramon Llull. Actualmente trabaja como profesor en la Universitat Oberta de Catalunya, donde es el Director académico del Posgrado en “Smart Cities: Ciudad y Tecnología”.

Joan Melià es Ingeniero de Telecomunicación por la Universitat Politècnica de Catalunya, y Doctor por la Universidad Oberta de Catalunya. Actualmente trabaja como profesor en la  Universitat Oberta de Catalunya, donde participa en el Posgrado en “Smart Cities: Ciudad y Tecnología”.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer entrada anterior
Los productos de TI en la era digital (y II)

El proyecto no ha muerto. Ágil lo ha cambiado todo. La combinación de Ágil y Lean permite potencialmente escalar la...

Cerrar