¿Cómo ha evolucionado el smartphone en 2018?

¿Aunque ya hace tiempo que el mundo de los smartphone no ofrece cambios revolucionarios, es cierto que poco a poco se van haciendo pequeños avances. Para aquellos que durante el último año no habéis estado atentos a las últimas novedades en tecnología smartphone, en esta entrada hacemos un repaso de algunos de los cambios más destacados. De éstos, algunos posiblemente representan una tendencia clara para el futuro. Otros quizá acabarán su vida en breve.

Buena parte de las novedades tienen como culpable el móvil sin marcos. Hace ya mucho tiempo que se instauró la tendencia de reducir al máximo los marcos del teléfono, de tal forma que el frontal sea casi todo pantalla. Esta tendencia no ha sido algo precisamente menor, puesto que ha representado uno de los mayores retos tecnológicos para los diseñadores de teléfonos móviles. Si la parte frontal del teléfono es ocupada exclusivamente por la pantalla, los diseñadores tienen que encontrar la manera de colocar en el terminal elementos básicos como el lector de huellas o la cámara frontal. Esto ha traído numerosas innovaciones, algunas de ellas tan complejas como la aparición del notch y el uso del reconocimiento facial para desbloquear el teléfono. En este sentido, en el último año hemos visto cómo va madurando una nueva tecnología que permite incorporar el lector huellas bajo la pantalla.

Lector de huellas bajo la pantalla

El clásico patrón de pantalla o PIN de desbloqueo fue sustituido hace años por algo bastante más seguro: el lector de huellas. Este se situó en la parte delantera de los terminales (situarlo en el lateral o detrás parece menos cómodo), pero la tendencia hacia dispositivos sin marcos ha dado lugar a una alternativa que parece tener un futuro prometedor: situar el lector bajo la pantalla. Uno de los pioneros en este campo ha sido el holding empresarial chino BBK, propietario de tres grandes marcas chinas de dispositivos móviles: Oppo, Vivo y OnePlus.

En el caso de Vivo, su modelo X20 fue el primero de todo el mercado en incorporar un lector de huellas bajo la pantalla. Este lector estaba basado en un sensor construido con sustrato de cristal que, al ser transparente, se podía colocar detrás del cristal protector. Oppo también ha trabajado en este campo, pero apostando por desarrollar su propia tecnología, la cual han incorporado dentro del Oppo R17. En el caso de OnePlus, se ha aprovechado la tecnología de Oppo para introducir el lector de huellas bajo la pantalla en el modelo 6T.

Además de estos fabricantes chinos, Samsung parece haber apostado también por los lectores de huellas bajo la pantalla. Según las últimas filtraciones, el futuro S10 incorporará un sensor de huellas basado en ultrasonidos, utilizando para ello tecnología de Qualcomm. Esta tecnología ultrasónica permitirá, en teoría, construir un modelo en 3D de nuestra huella (a diferencia de la tecnología óptica utilizada hasta ahora, basada en una fotografía de la huella)

Parece, por tanto, que la tecnología de lectores de huellas bajo la pantalla está madurando cada vez más y quizá en un futuro sea la referencia en todos los dispositivos.

Notch

La muesca o notch en la parte superior de la pantalla fue ampliamente popularizada por Apple cuando la introdujo en su iPhone X en septiembre de 2017. No fue el primer teléfono en incorporar un sistema de este tipo en el frontal, puesto que el Essential Phone ya incorporaba la misma idea en mayo de 2017. Sin embargo, la acaparadora influencia de Apple hizo que el año pasado la mayoría de fabricantes apostaran también por este diseño en alguno de sus teléfonos, tanto en gamas altas como bajas. Ejemplos los podemos encontrar en casi todas las marcas, siendo Sony una notable excepción: el Huawei P20, el OnePlus 6, el Asus ZenFone 5, el Google Pixel 3 XL, el LG G7 o el Motorola One.

Sin embargo, el hecho de que esta característica haya tenido buena acogida en muchos modelos del año pasado no significa que vaya a ser la norma en el futuro. De hecho, los rumores apuntan a que la propia Apple (quizá en el modelo de 2020) renunciará al notch en su iPhone, sustituyéndolo por un agujero en la pantalla, como han probado ya Samsung y Huawei.


Imagen de la parte frontal y trasera del futuro Samsung Galaxy S10 Plus, con agujero en pantalla y 3 (o 4) lentes traseras, según la filtración de @OnLeaks

3 cámaras ahora y posiblemente más en el futuro

Si años atrás las cámaras de los móviles competían por ver cual tenía más megapíxeles, ahora parece que la nueva competencia puede estar en el número de cámaras. Hace ya tiempo que el uso de la doble cámara trasera es un componente casi estándar. Así pues, la nueva apuesta está ya en incluir tres cámaras, o incluso más.

La lógica detrás de tener diversas cámaras está en poder ofrecer funcionalidades específicas a cada una de ellas. Con el aumento del número de cámaras, se integran en un mismo teléfono combinaciones más amplias de las siguientes opciones:

  • Teleobjetivo, para conseguir zoom óptico sin perder calidad de imagen.
  • Gran angular, para realizar imágenes más amplias.
  • Desenfoque, para realizar fotografías con efecto bokeh
  • Monocromo, para fotografías en blanco y negro de mayor calidad.

Muchos son los modelos de gama alta que incluyen ya la triple cámara trasera: el Huawei P20 Pro (el primero del mercado con esta opción), el LG V40, el Oppo R17 Pro o el Vivo XPlay 7, entre otros. Para el futuro, los rumores indican que el futuro iPhone XI contará también con triple cámara, y el Samsung Galaxy S10 podría contar incluso con 4 cámaras en la parte posterior del terminal. Aunque las 4 cámaras del S10 son un rumor poco contrastado, esta opción no es en absoluto descartable teniendo en cuenta que el pasado mes de octubre Samsung ya sacó al mercado un teléfono con 4 cámaras traseras, y no estamos hablando de un gama alta: el Galaxy A9.

Sobre todo, la excepción destacada en esta tendencia está en los terminales de Google. Los últimos modelos Pixel 3 siguen apostando por única lente trasera, por lo que delegan todos los modos fotográficos especiales a su software con inteligencia artificial. Paradójicamente, sin embargo, el Pixel 3 sí utiliza una doble lente para la cámara frontal.

Desaparición del jack de auriculares

En el último año hemos visto otra tendencia que se está acentuando en los modelos de gama alta: la desaparición del jack para auriculares. Modelos como el iPhone X, el Huawei P20, el Sony Xperia XZ3, el Xiaomi Mi Mix 2S o el Google Pixel 3, entre otros, han abandonado este jack y lo han sustituido por el puerto USB C. Esta opción, sin embargo, no gusta a muchos porque obliga a utilizar un adaptador, y porque no puedes cargar el teléfono a la vez que escuchas música. Otra alternativa, lògicamente, es utilizar auriculares Bluetooth.

Otros modelos, sin embargo, sí que lo incorporan todavía, como el Samsung Galaxy S9 o el Huawei Mate 10. La tendencia, sin embargo, parece bastante clara, por lo que nuestra apuesta sería que a este jack no le quedan muchos días por delante.

Carles Garrigues es profesor de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación de la UOC y director del Máster Universitario en Desarrollo de Aplicaciones para Dispositivos Móviles. Su actividad docente se centra principalmente en el área de la seguridad informática y el desarrollo para móviles.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.