Google rompe relaciones comerciales con Huawei

Google rompe relaciones comerciales con Huawei
Huawei no podrá actualizar más las versiones de Android y otras aplicaciones móviles.

A partir del 19 de agosto, las empresas norteamericanas no podrán mantener relaciones comerciales con la marca china de móviles Huawei. Este nuevo escenario viene como consecuencia del gobierno de Donald Trump y de su ya más que evidente guerra comercial con algunos países, como es el caso de China.

Analizamos la situación actual y los posibles escenarios que puedan ocurrir en el futuro con el profesor de la UOC y director del máster universitario en desarrollo de aplicaciones para dispositivos móviles, Carles Garrigues.

¿Qué ha ocurrido entre Google y Huawei?

El gobierno de los Estados Unidos, encabezado por el presidente Donald Trump, ha decidido que las empresas norteamericanas, como es el caso de Google, no continúen manteniendo relaciones comerciales con la marca de móviles Huawei. Como consecuencia de esta nueva situación, Google ha anunciado que a partir de ahora, su versión de sistema operativo Android no la podrá licenciar más a Huawei.

¿Qué ha ocurrido entre Google y Huawei?

¿Qué consecuencias se desprenden de la situación actual?

El problema más importante al que se enfrenta Huawei en este momento es que otras empresas, como Facebook, rompan también sus relaciones comerciales; el primero en dar el paso ha sido Google pero es muy probable que no sea el único.

A partir de ahora, Google no permitirá que sus aplicaciones se actualicen en los dispositivos Huawei. Como consecuencia, una de las soluciones es que la marca China desarrolle un sistema operativo propio, al margen de Android. Pero dicho sistema operativo y su tienda de aplicaciones partirían casi desde cero, porque Huawei tiene su propia tienda de aplicaciones pero con un volumen de apps mucho inferior al de Google Play o la App Store.

El reto para Huawei vendría también por convencer a las empresas a que desarroyaran y migraran sus propias aplicaciones al nuevo sistema operativo hecho por ellos. Este escenario es probable pero bastante complicado, dada la presión del gobierno de los Estados Unidos para que ninguna empresa estadounidense mantenga relaciones con Huawei.

Con una tienda de aplicaciones propia sin algunas de las apps populares de empresas americanas, Huawei podría verse obligada a quedarse sólo dentro del mercado chino, en donde tiene bastante margen; en China hay substitutos a las aplicaciones más populares, como WeChat, que sería un sustituto de Whatsapp, por ejemplo.

Huawei-Google ¿Qué consecuencias se desprenden de la situación actual?

¿De qué manera se vería afectado el usuario?

Los usuarios, desde el primer momento, no se verían afectados; un usuario que tenga un móvil antiguo de Huawei apenas notará afectaciones ya que para los dispositivos antiguos, los fabricantes descartan actualizaciones para no ralentizarlos. La única consecuencia podría ser que los usuarios con dispositivos más actuales no se pudieran actualizar a las nuevas versiones del sistema operativo Android. Las actualizaciones que vayan surgiendo no serían instaladas aunque esto apenas afectaría al correcto funcionamiento de los teléfonos.

Huawei-Google ¿De qué manera se vería afectado el usuario?

2 Comments

  1. A ver si lo entiendo: Estados Unidos acusa a Huawei de estar al servicio del gobierno Chino pero son las empresas norteamericanas las que han vetado al gigante asiático a petición de su gobierno. No se si Huawei estará al servicio el «partido», pero se ha demostrado que las empresas norteamericanas si están al servicio de su gobierno….
    Esto tiene muchas lecturas: por un lado, una acusación sin pruebas de un gobierno hacia una empresa acusándola de espionaje, cuando ese mismo gobierno lleva años espiando a empresas propias y foráneas; ciudadanos e incluso a personajes de la política como Ángela Merkel. Pero claro, si lo hacen los demás…
    Acusaciones tan graves deberían ir acompañadas de pruebas irrefutables, a no ser que el propio acusador sepa que son infundadas y la intención sea otra….
    Huawei ha pasado de ser una empresa que vendía «baratijas» tecnológicas a ser pionera en el desarrollo del 5G a todos los niveles. El grado de avance en el desarrollo de dichas redes asusta a los norteamericanos sabedores que es el primer paso en la perdida de la supremacía tecnológica. Y harán lo que sea, repito, lo que sea, para impedir que eso ocurra…
    Senadores norteamericanos llevan años reuniéndose con tecnológicas propias pensando las medidas ha tomar y mucho me temo que esto es el principio de todo lo que viene….
    Tengo mucho mas que decir, pero no se hasta cuanto puedo extenderme en este post….

    Reply
  2. really well explained article. SO now huawei will go on its own.

    Reply

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.