Cazar Pokémons combate la soledad en la tercera edad

En los últimos años, las noticias sobre la soledad en la tercera edad han sido tan constantes que, hoy en día, parecen dos conceptos inseparables. Nuestro ritmo de vida, el envejecimiento de la población y la desaparición de la familia extensiva hace que muchos ancianos lleven una vida en soledad.

Esta situación hace pensar a trabajadores sociales, médicos y gente común a ingeniar soluciones para que nuestros mayores no se sientan solos ni aislados. De hecho, el 1 de octubre se celebra el Día Internacional de las Personas de Edad bajo el lema «Viaje a la igualdad de edad» focalizando la necesitad que hay de integrar a nuestros mayores en todas las esferas y realidades de nuestro día a día.

La multimedia al servicio de las personas

En Badalona se está desarrollando una iniciativa para evitar que las personas mayores se queden aisladas y al margen de la sociedad; Jordi Piera es profesor de los Estudios de Informática, Telecomunicación y Multimedia de la UOC y director de Innovación, Investigación y  Tecnologías de la Información de Badalona Servicios Asistenciales (BSA). Detectó la problemática que había con las personas de la tercera edad y comenzó a sugerir la app Pokémon Go como solución. Pokémon Go es un juego que se instala en los smartphones y permite, mediante la cámara del móvil, cazar pequeños monstruos que se pueden encontrar en cualquier espacio público urbano. Ha superado los mil millones de descargas desde que se lanzó. Como consecuencia, se ha creado una nueva manera de relacionarse: numerosas personas desconocidas quedan entre ellas de manera fortuita para cazar Pokémons.

Por ello, la funcionalidad de esta app ha llevado al trabajador sanitario y a los empleados sociales a sugerir su utilización. Cazar Pokémons ayuda a salir de casa, puesto que hay que estar en zonas públicas para hacerse con ellos, y a relacionarse con otros cazadores. De esta manera, las personas de la tercera edad se ven «obligadas», si quieren participar, a salir a la calle con todos los beneficios que conlleva: pasear, distraerse, adentrarse en un mundo digital, descubrir nuevos rincones y socializarse. Este último hecho es muy relevante; la gente joven, muy fan de cazar Pokémons, puede acompañar y relacionarse con las personas de tercera edad. Esta situación establece una relación intergeneracional  (abuelos con nietos) algo muy beneficioso para la cohesión familiar, social y para hacer frente a la soledad.

Jóvenes buscando y cazando Pokémons. La aplicación Pokémon Go implica relacionarse con otros usuarios y moverse por espacios publicos, evitando el aislamiento y la soledad
Jóvenes buscando y cazando Pokémons. Fuente: Flicker

La tecnología como herramienta para acercar a las personas

Respecto al uso social de las tecnologías, Andrea Rosales, investigadora del Internet Interdisciplinary Institute (IN3) de la UOC y miembro del grupo de investigación Communication Networks & Social Change, enfatiza en que «las tecnologías digitales ofrecen a las personas mayores la oportunidad de compartir espacios digitales con sus seres queridos».

El profesor Jordi Piera, con otros investigadores del grupo de investigación Open Evidence de la UOC, lleva a cabo una investigación para saber, mediante datos anónimos de un chat que creó para cazar Pokémons por Badalona, cuánto andan las personas, por qué lugares transitan o el número de veces que hacen una quedada. De momento constatan que el juego produce un número elevado de contactos sociales que ayudan a la cohesión social y a augmentar el sentimiento de permanecer  a un grupo.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.