Fortnite, un amigo en la infancia

Un estudio elaborado por la UOC y la Universitat de Lleida revela que el 60% de los niños y niñas de entre 8 y 11 años juega a Fortnite. La edad mínima recomendada en la Unión Europea para jugar a videojuegos es de 12 años.

Fortnite es un juego en línea que, en 2018, consiguió generar 3 mil millones de dólares en beneficio. Es evidente de que no estamos hablando de un videojuego cualquiera… ¿Qué tiene Fortnite que no tengan otros videojuegos? No hay duda que una de las claves de su éxito es su sencillez: Fortnite consiste en una batalla entre cien participantes de los que sólo uno puede quedar, el ganador. ¿Y qué tiene esta sencillez de especial? Según el profesor de los Estudios de Informática, Multimedia y telecomunicación de la UOC, Joan Arnedo, Fortnite no es más que la versión computada del juego pillapilla de toda la vida. Joan Arnedo es coautor del estudio Generación Z y Fortnite: Nuevos paradigmas éticos de diseño de videojuegos. Este estudio pone el foco en la generación Z y cómo ha podido participar en el éxito del videojuego.

El estudio se basa en 561 menores de entre 8 y 11 años. Según los datos obtenidos, el 60% juega a Fortnite pese a que no han alcanzado la edad mínima recomendada por la UE, que es de 12 años. Del 60%, casi el 75% comenta que sólo juega los fines de semana y festivos y el 25% restante argumenta que juega fines de semana y días entre semana. Cuando juegan al Fortnite, el 58% juega durante una hora.

Si la edad mínima recomendada para jugar a Fortnite es de 12 años, ¿por qué el 60% de los menores de entre 8 y 11 años participan en él? Según el profesor Joan Arnedo, la limitación que tiene Fortnite viene por dos aspectos; el juego posee una violencia leve, totalmente disimulada y apartada a un segundo plano por los lúdicos gráficos que lo forman. Otro aspecto es que el juego contempla compras extras. Por lo tanto, son aspectos relacionados más con la legalidad vigente que no con el contenido en sí del juego.

El 60% de los niños y niñas de entre 8 y 11 años juegan a Fortnite. Este videojuego tiene una clara fuerza socializadora y de aprendizaje.
El 60% de los niños y niñas de entre 8 y 11 años juegan a Fortnite

Fortnite como herramienta socializadora y de aprendizaje

Uno de los motivos por los que los niños deciden participar en Fortnite es para tener contacto con los amigos, interactuar con ellos y participar en un grupo. El juego revela cierta presión social ya que Fortnite es un juego de moda y esto hace que los niños quieran participar en él para no quedarse fuera. A esto se le puede añadir el chat de voz que incorpora, enfatizando la interacción entre los participantes.

Otro elemento para tener en cuenta es la capacidad de aprendizaje y enseñanza que pueden tener los videojuegos. Según el profesor de los Estudios de Ciencias de la Comunicación y la Información, Daniel Aranda, los juegos y los videojuegos son una pieza fundamental en nuestra sociedad, herramienta de socialización y aprendizaje. Los videojuegos ayudan a intercambiar ideas, valores y conceptos dentro de un contexto lúdico.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.