La apuesta del despliegue de la fibra óptica (FO) en convivencia con el 5G

Para favorecer el desarrollo de la Sociedad Digital es importante disponer de redes de acceso que den la talla ante los nuevos retos de aplicaciones y servicios que se están implementando en entornos muy diversos.

En estas fechas próximas al Mobile World Congress las protagonistas son las redes de acceso con tecnología 5G. Pero no todo son necesidades en movilidad o en amplia dispersión como puede requerir IoT, vehículos autónomos, cuidado de la salud… También existen aplicaciones y servicios fijos, en entornos domésticos y empresariales, que precisan altas capacidades en flujos de datos y bajas latencias para su correcto funcionamiento.

Para dar respuesta a estas necesidades, la solución de red de acceso más idónea son las basadas en cables de fibra óptica (FO) por sus principales características físicas:

  • Ancho de banda superior al Tbps
  • Bajas atenuaciones por distancia
  • Costes ajustados de producción
  • Excelente robustez a interferencias
  • No afectación por humedades.

Características muy superiores a las redes de pares de cobre o coaxiales.

Considerando que las redes de acceso son parte de la infraestructura de telecomunicaciones, los costes y esfuerzos de implantación de una nueva infraestructura en un territorio tiene que tener compensaciones y retornos de inversión en plazos razonables para que las operadoras se decidan a acometerlas. Así debe de ser, puesto que el despliegue de redes de acceso por fibra óptica en España, en la versión GPON – FTTH (fibra hasta el hogar), es de los más elevados del mundo por encima de países de nuestro entorno como Francia, Alemania o Reino Unido.

fibra óptica uoc

Los dos principales beneficios que han visto las operadoras españolas para decidirse a invertir con audacia en el despliegue de esta red podrían ser:

  • Ser un facilitador para poder comercializar productos y servicios, tanto actuales como próximos (que en las redes de acceso clásicas no funcionarían). Por lo que se convierte en un elemento competitivo de primer orden y de supervivencia, para las Operadoras con vocación de perdurar en el tiempo.
  • La nueva infraestructura de fibra óptica, por parte del operador incumbente, se despliega con objetivo de ser la única red de acceso fija. Esto supone que las redes de cobre y los equipos y sistemas asociados se repliegan, repercutiendo muy favorablemente en los costes internos.

Este último beneficio es de alto impacto en los costes de operación posteriores porque los requerimientos de mantenimiento de las redes de fibra óptica son mucho más livianos por el menor número de incidencias. También, gracias a su elevada distancia de bucle vs las redes de pares de cobre, la arquitectura de red es más simple y se requieren menos nodos de comunicación para dar cobertura a un territorio.

Todo esto, junto con la simplificación de procesos por reducir el número de redes y sistemas legacy a gestionar, pronostican que la opción de despliegue de red fibra óptica como única red de acceso, será la elección preferida por las operadoras.

Autor: Juan Pedro Sanz, Jefe de Infraestructuras Básicas Mediterráno en Telefonica.

Artículo coordinado por Jose Antonio Morán Moreno y Carlos Monzo, profesores de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación de la UOC.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.