Las TIC: una actividad esencial en tiempos de coronavirus

Las TIC: una actividad esencial en tiempos de coronavirus

La situación de crisis sanitaria que vivimos debido al Covid-19 nos lleva a reflexionar sobre varios aspectos relacionados con el funcionamiento de la sociedad. César Córcoles, profesor de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación de la UOC, analiza la importancia de las TIC para afrontar la pandemia.

A la velocidad a la que se mueve la historia estos días, para cuando el lector se encuentre con esta entrada, el siguiente tuit parecerá seguramente antiguo

El 29 de marzo pasado el ministerio de Trabajo y Economía Social dictaba cuáles son los servicios esenciales en una emergencia como la nuestra. Y, efectivamente, con el número trece (tenía que ser el trece)…

13. La de empresas de telecomunicaciones y audiovisuales y de servicios informáticos esenciales, así como aquellas redes e instalaciones que los soportan y los sectores y subsectores necesarios para su correcto funcionamiento, especialmente aquellos que resulten imprescindibles para la adecuada prestación de los servicios públicos, así como el funcionamiento del trabajo no presencial de los empleados públicos
(Me puede la curiosidad. ¿Qué pensará la RAE de esa tilde en el pronombre «aquellos»?)

Nos hallamos sumidos en una crisis terrible que se ha llevado por delante vidas por millares. Y es de rigor dar las gracias a las personas que se dejan la piel cada día para minimizar en lo posible los efectos del dichoso coronavirus. Debemos comenzar, naturalmente, por el personal sanitario. Y la lista es enorme. Nunca les daremos las gracias lo suficiente a las personas encargadas de la limpieza, ni a las que reponen las estanterías de los supermercados. Seguramente muchos papás y mamás miren con mejores ojos a los encargados de atender a su prole en el cole. Y podría seguir así hasta el infinito.

Pero ahí, con el dichoso número trece, tenemos a un buen montón de informáticos, «telecos», multimedias y demás profesionales de las TIC (a los profesionales de la ciencia de datos que también formamos en los estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación de la UOC los tenemos repartidos entre otros de los puntos del decreto ley (sin ir más lejos, dando soporte al trabajo de los epidemiólogos).

Y es que este confinamiento sería aún más duro de sobrellevar sin los cables y antenas que nos llevan internet a casa (digo sería y debería decir es: esta crisis está poniendo de especial manifiesto las desigualdades de nuestra sociedad, y entre ellas la divisoria digital; un día de estos tendremos que revisar si el acceso a internet es un derecho fundamental). Hoy apreciamos mucho más que hace apenas uno o dos meses la importancia de esa infraestructura.

Y no se trata solo de eso. Las TIC están colaborando de manera activa a poner remedio a la catástrofe… Nuestro colaborador Diego Miranda-Saavedra nos explica cómo la IA ayuda a frenar la pandemia, por ejemplo. Y en un momento en que hay que aprovechar al máximo hasta el más mínimo recurso, el trabajo de grupos de investigación como nuestro ICSO, dedicado a la optimización de sistemas, puede lograr que una camioneta de reparto, o una ambulancia, pueda hacer hoy un trayecto más. En un día normal eso puede ayudar a una empresa a reducir algún coste, que no está nada mal. En tiempos de pandemia y colapso de recursos, puede representar una diferencia vital.

Quizá sea un poco hablar de «nuestro libro», pero son épocas como la que vivimos hoy las que nos recuerdan lo que es verdaderamente importante: las personas, la salud… y que algunas de las actividades que realizamos cada día, como las TIC, contribuyen más de lo que uno podría pensar a nuestro bienestar diario y, sobre todo, a nuestro bienestar futuro.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.