Internet en tiempos de confinamiento

Internet en tiempos de confinamiento

Una de las principales consecuencias del estado de alarma en el que hemos vivido a raíz de la Covid-19, es el confinamiento en nuestras casas. Este hecho, necesario para limitar el alcance del virus y no saturar el sistema de salud, ha impactado en los patrones de consumo de internet, que ha aumentado considerablemente.

El análisis de la mayoría de expertos, incluyendo la de los profesores de la UOC Jose Antonio Morán, Carlos Monzo y César Córcoles es que este aumento, aunque haya podido provocar caídas puntuales o cierta ralentización, no ha puesto en peligro la estabilidad de la red. 

Medir este aumento en el consumo de la red no es sencillo debido a que las operadoras de telecomunicación comparten poca información por motivos comerciales. Por ejemplo, Verizon en Estados Unidos declaró haber observado un aumento del teletrabajo (con un incremento del 30% en el uso de VPNs), o el impacto del cierre de los centros educativos y el uso de recursos en línea. Pasar más tiempo en casa también se ha traducido en un aumento del 75% en tráfico de gaming, o el consumo de contenido audiovisual, en especial de las plataformas de streaming

De todos modos, una forma de observar el cambio en el patrón de consumo de datos es a partir de las estadísticas ofrecidas por los IXP (Internet eXchange Points) o puntos neutros. Los IXP son usados por las operadoras y proveedores de servicios (como cloud o streaming) para interconectar sus redes, reducir costes (el intercambio entre sus redes es más barato que el coste de conectar con otras redes), a la vez que se mejora la eficiencia en la red gracias a una mayor robustez de la infraestructura física.

En España existen los puntos neutros Catnix, Espanix i DE-CIX, y todos ellos ofrecen estadísticas del tráfico agregado en sus redes por periodos de tiempo. Si miramos las estadísticas proporcionadas por Espanix, se puede apreciar un aumento del 40% del tráfico en este punto neutro a partir de la orden de confinamiento por parte del Gobierno.

Aunque no se pueda extrapolar que este aumento sea proporcional en el resto de redes, sí es un claro ejemplo de la nueva demanda de tráfico en internet, y coincide con algunas de las cifras que se han publicado. En las imagenes se muestran los datos de tráfico agregado por semanas y meses, en las que se puede visualizar el aumento de tráfico durante el inicio del periodo de confinamiento.

Pese a que parece claro que la conectividad no está en peligro, la Comisión Europea ha pedido responsabilidad en el consumo de datos durante estos días. Ante tal petición, proveedores de contenidos en streaming, decidieron reducir la calidad de sus emisiones temporalmente, gesto que ha sido aplaudido por el Comisionado Europeo para el mercado interior y servicios. Y no es para menos cuando algunos operadores estiman que el consumo de contenido en streaming representa un 60% del total de tráfico en internet, con Netflix y Youtube a la cabeza con alrededor de un 10% del total. Para hacernos una idea del impacto del streaming de alta calidad en la red, para igualarlo necesitaríamos enviar por Whatsapp 40 fotos cada segundo aproximadamente.

Como conclusión, el efecto sobre las redes de datos a raíz del confinamiento provocado por la crisis de la Covid-19 nos debe hacer reflexionar sobre la importancia de la infraestructura tecnológica que permite el funcionamiento de Internet, y en especial, sobre su correcto dimensionamiento.

Muchas son las opiniones que prevén un incremento de la comunicación en línea a corto plazo, en lugar de viajes o reuniones presenciales, que hará necesario seguir trabajando en ampliar la capacidad de las redes. Desde la UOC seguiremos trabajando para formar los profesionales del futuro que se enfrentarán a estos retos, apostando por una formación de calidad que permite a nuestros graduados en titulaciones como informática o telecomunicación trabajar competencias prácticas en redes a partir de materiales actualizados como los del Cisco Networking Academy.

Joan Melià es Ingeniero de Telecomunicación por la Universitat Politècnica de Catalunya, y Doctor por la Universidad Oberta de Catalunya. Actualmente trabaja como profesor en la Universitat Oberta de Catalunya, y es miembro del grupo de investigación Wireless Networks.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.