Ángeles Fuentes: una Wonnow en la UOC

Ángeles Fuentes: una Wonnow en la UOC

En el momento de su lanzamiento, en 2018, ya os hablamos de los Premios Wonnow. Estos Women in Science and Technology Awards de CaixaBank y Microsoft, se autodefinen como una iniciativa para avanzar en la igualdad de género y en la presencia femenina en los nichos profesionales donde es proporcionalmente escasa (y ahí está lo STEM), y para promover y poner en valor la excelencia académica y personal. 

Después de hablar con ella, se entiende que el jurado de la edición 2019 de los Wonnow viera en Ángeles Fuentes Expósito no sólo esa excelencia académica sino también la de su trayectoria personal, y que la premiara, entre 440 candidatas, con una de las becas laborales retribuidas de seis meses. Esta tinerfeña de 29 años que aún no hace ni uno que se graduó en Informática en la Universidad de las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), tomó su premio y un avión, se instaló cerca de Barcelona, y ya lleva cinco meses aprovechando la beca en Silk, la filial tecnológica de CaixaBank, donde trabaja en proyectos de innovación alrededor de la IA y la gamificación. Y, mientras, para no perder comba (“Creo que no dejaré nunca de estudiar”, nos dice), en septiembre empezó el Máster Universitario en Ingeniería Informática (MUEI) de la UOC, matriculando nada menos que cinco asignaturas.

 “Mi vocación era dedicarme a la docencia. Pero es verdad que siempre he sido también una persona inquieta. En parte por mi interés en los videojuegos decidí cursar un bachillerato en Bellas Artes, mientras tenía también claro que quería orientarme a proyectos sociales, sobre enfermedades o problemáticas de salud… Fue mi profesor de Informática de segundo curso de Bachillerato precisamente quien, al introducirme en la programación, despertó mi interés por la informática…”. (Añado yo que habría que darle un premio también a ese profesor, que ya sabemos lo fundamentales que son para despertar -o destruir- vocaciones…)

Ya en la universidad, con un cambio de isla incluido, al principio las cosas no fueron fáciles: “Era la única chica de la clase, resultó difícil hacer amistades y, aunque contaba con el apoyo anímico de mi madre y de amigos que me ayudaban a encontrar el coraje, el apoyo material me lo tuve que dar yo misma… También  tuve la suerte de ir encontrando personas que me ayudaron muchísimo.”

Superados los cursos iniciales, llegó el Erasmus en Alemania y su Proyecto Final de Carrera centrado en la detección temprana del TDAH: ‘Trastornos de déficit de atención con o sin hiperactividad’ (un proyecto social y de salud de los que buscaba) con ayuda de los videojuegos (los videojuegos otra vez, como el leitmotiv de su trayectoria) con el que obtuvo el Premio PFC de la Cátedra Médica de la ULPGC.

A esto le siguió un Posgrado en Videojuegos en las Palmas y, ya trabajando en la beca, su intención de matricularse en nuestro  Máster Universitario en Diseño y Programación de Videojuegos. Ángeles fue una de las perjudicadas de que ese Máster finalmente no se abriera el pasado septiembre. Como “consolación” para ella, y suerte para nosotros, acabó matriculando nuestro MUEI. “Aunque fue un bajón no poder matricularme de Videojuegos en la UOC, la verdad es que estoy supercontenta con los contenidos del MUEI (las asignaturas de “gestión” sobre CIOs y proyectos se complementan perfectamente con mi Trabajo en Silk! Allí todo son project managers!) y con la metodología docente en general”. De hecho ha matriculado 6 asignaturas este curso, y el próximo “sólo” le quedará el Trabajo Final de Máster…

Y no se le acaban las ganas ni los planes: “Con unos compañeros del ámbito multimedia montamos una start-up para facilitar la interrelación entre profesionales. Y quiero hacer un doctorado en Inteligencia Artificial utilizando Videojuegos.. Por supuesto todo esto es un camino duro, porque sacrificas muchas cosas, pero te cruzas con personas que te aconsejan pensar sobre qué es lo que te hace realmente feliz y me he topado con muchas de esas”

Es evidente que los méritos de Ángeles por los que ha sido galardonada, no los ha obtenido en la UOC, sino que le vienen de antes, de siempre. Pero para nosotros es una suerte contar con estudiantes como ella, que visualizan potencia femenina en nuestro ámbito (*) y que, con el 8M todavía fresco en nuestra memoria –con permiso de la Covid19-, son una aportación al objetivo común de eliminar estereotipos y brechas de género. Estoy convencido que algún día dejará de ser noticia un premio para mujeres. La noticia será entonces, sencillamente, tener estudiantes con trayectorias como la de Ángeles.  

(1): Esta entrada la preparamos en marzo de 2020. La irrupción de la Covid-19 nos hizo retrasar su publicación y también afectó la beca que Ángeles había ganado que, aunque acabó correctamente, no permitió seguir la vinculación. Pero, parece que en el caso de Ángeles no se cierra una puerta sin que se abra otra: poco después, ya está trabajando en el equipo de desarrollo de la app XEMIO, proyecto de la Fundación iSYS que apoya a las supervivientes de cáncer de mama y participa como investigadora en el proyecto europeo Horizon2020 ASCAPE, Artificial intelligence Supporting CAncer Patients across Europe, sobre el desarrollo de inteligencia artificial para mejorar la calidad de vida de los pacientes junto a profesionales e investigadores del Hospital Clínic de Barcelona y de la misma Fundación iSYS.

(2): De hecho, en nuestro MUEI la presencia femenina es la más elevada de los MUEI de España: del orden del 20%; y los Wonnow 2019, premiaron también a otra de las nuestras, Olivia Andolz, estudiante del grado de Multimedia de la UOC.

Dr. Josep Maria Marco es profesor de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación de la UOC y docente del ámbito de Management of Information Systems.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.