La vida en el blog

Hace poco, Dani Riera, co-director del blog, anunciaba la publicación en libro de papel de nuestra primera selección de entradas (que resultan ser unas cosas mías sobre gestión de proyectos), una colección que aspiramos a aumentar y enriquecer. Como Dani es amigo y cuida de mis bonsais, me permito iniciar una sección de polémicas educadas, género que deberíamos prodigar. «Science is about discussion«, dijo alguien. Está bien que el libro sea de papel. Es mono y se puede llevar en el bolsillo y leer en el metro. La edición está cuidada y currada, doy fe. Es un regalo para amigos, familiares y clientes. Y me encantaría que se venda, incluso que se lea. También creo que nuestros lectores y seguidores preferirían, preferirán la edición electrónica, sobre todo si somos capaces de eliminar la complicadísima webgrafía y que, los que estén conectados, puedan navegar alegremente por las sugerencias de los enlaces. El blog intenta entretener y hacer pensar, pero también abrir caminos y nuevas lecturas. Agradezco los comentarios amables de Dani y de Robert en el prólogo, para eso tiene uno amigos. Pero creo que, como cada vez se demuestra más, la comunidad de Informática, Multimedia y Telecomunicación de la UOC está llena de autores brillantes que saben un congo y escriben muy bien, como Joan Arnedo,  Mario Gómez, César Córcoles, Carles Garrigues, Maria Antonia Huertas, Daniel Puig, los propios y sacrificicados Dani Riera y Robert Clarisó, David Megías y muchos más. La nómina va creciendo en cantidad y calidad.  Algunos nos han dicho que el blog es una muestra de cómo se hacen y se pueden hacer las cosas bien...

Social Business: pues parece que de momento la cosa ‘va por barrios’

En Junio pasado aparecía en la MIT Sloan Management Review un estudio muy interesante sobre el impacto real que están teniendo las Redes Sociales en el Mundo Empresarial. El estudio es bastante extenso: la muestra corresponde a las respuestas de casi 3.500 ejecutivos de compañías de prácticamente todos los sectores empresariales de más de 110 países, aunque más del 50% de las respuestas corresponden a Estados Unidos. La verdad es que esta gente del MIT-SMR no intenta engañar a nadie, el capítulo introductorio se titula: “We’ve Only Just Begun”, cortando así de raíz las expectativas de quien espere en este estudio un panegírico permanente de las bondades de la tecnología de las Redes Sociales aplicada en las Empresas. La rigurosidad con que se analizan las respuestas y tendencias subyacentes es encomiable. Las principales conclusiones del estudio las resumen sus autores en cuatro conceptos: Más que ayer, pero menos que mañana – Para los veteranos esto os sonará al anuncio de TV de la Medalla del Amor, pero también se puede aplicar al grado de implantación de la Tecnología de Redes Sociales en la Empresa. Aunque actualmente sólo un poco más de la mitad indican que las utilizan, más del 80% cree que será una herramienta a implementar en los próximos tres años. Su principal aplicación: mejorar y ayudar en los sistemas CRM (Customer Relationship Manager). Sobran entusiastas, faltan contables – Como es norma en cualquier proyecto empresarial de una escala significativa, los entrevistados indican que un aspecto crítico para el éxito del proyecto es un Liderazgo y Visión claros, y ¡lo curioso es que eso lo opinan sobre todo...

Realmente, ¿llegará el análisis instantaneo a la cadena logística?

Se aproximan tiempos interesantes para los responsables de la Cadena Logística en muchas empresas, especialmente en el sector del Gran Consumo. El status-quo nos muestra que gran parte de la función de soporte al Supply Chain Management (SCM) se basa en antiguos sistemas DRP (Distribution Resource Planning) y desde ya hace una decena de años, en otras herramientas más sofisticadas de planificación, basadas parcialmente en la Business Intelligence, como podían ser el módulo APO de SAP, o los sistemas Manugistics o i2 (actualmente propiedad ambos de JDEdwards). En el último Hype Cycle sobre tecnologías alrededor del SCM publicado por Gartner hace unas semanas (Hype Cycle for Supply Chain Management, 2012 – Payne, T – G00233680) es muy indicativo cuáles son las tres tecnologías llamadas a ser una realidad consolidada en la mejora de la Cadena Logística en los próximos tres años: La tecnología de intercambio de información RFID, por motivos obvios La optimización de precios en ‘casi-tiempo-real’ en las transacciones B2B (algún día podíamos hablar largo y tendido sobre el tema…) La aparición de soluciones de mercado en la tecnología de Bases de Datos en Memoria (IMDBMS) Es en este tercer aspecto donde quisiera hacer énfasis. Todos los grandes players del mercado (IBM, Oracle, SAP,…) ya tienen en su portafolio de productos o en sus roadmaps tecnológicos aplicaciones de soporte a los procesos de negocio basados en tecnologías IMDBMS. Es curioso constatar que, soluciones que parecían radicalmente innovadoras un par de años atrás como el appliance Exadata presentado conjuntamente entre Oracle y HP, quedan ahora, en opinión de los expertos como Scott Tiazkun, desplazadas por apuestas más fuertes como...

Usos estratégicos de las TIC: la estructura de la competencia

En una entrada anterior, comenzamos a presentar una especie de “chuleta” para hacer más comprensibles los usos estratégicos de las tecnologías para mejorar la capacidad competitiva de la empresa, utilizando los modelos de Michael Porter sin que se note mucho, o sea, que no agote a los que no practicáis la religión o la palabrería de la estrategia de empresa. La preparamos hace un tiempo con Daniel Puig, colaborador de los Estudios en las asignaturas de Dirección de las TIC y otras muchas cosas, y aquí la hemos puesto al día. En el post previo, presentábamos aquéllos usos que actúan optimizando o transformando la cadena de valor interna o extendida de la empresa, la manera como se realizan sus procesos internos y se relaciona con el entorno. Son los usos de reducción de costes, reingeniería, colaboración, crecimiento…  Ahora queremos comentar otros usos que actúan sobre la estructura competitiva del sector, es decir, el posicionamiento de los actores, las barreras de entrada, las fuerzas de proveedores y clientes y la amenaza de productos o servicios sustitutivos. Asegurar la fidelidad de los clientes, ofreciendo información o servicios complementarios basados en la tecnología. Es el caso de American Hospital Supply (proveedor y gestor de inventarios de hospitales), el de los sistemas de reservas Sabre (nacido como un servicio de American Airlines para las agencias de viajes), o los programas de fidelización como Hilton o Iberia Plus. Obtener diferenciación, mejorando los productos y servicios y la experiencia de usuario mediante la introducción de tecnología. Es el caso de Federal Express y otros, permitiendo el seguimiento de las entregas en línea. Innovar, es decir,...

Usos estratégicos de las TIC: la cadena de valor

Los profesores, investigadores y consultores de dirección de las tecnologías, acostumbramos a promover el valor de las TIC más allá del soporte a los procesos ordinarios del negocio y la reducción de los riesgos operativos, los riesgos de fallar. O sea, las TIC no sólo deberían servir para hacer que las cosas funcionen, sino aportar valor o ventaja estratégica que permita a la empresa competir mejor. Para este fin, acudimos a las teorías de Michael Porter, el mayor gurú de la estrategia: el modelo de la cadena de valor interna y extendida y los procesos del “core business”, el análisis de la atractividad de un sector (el modelo de las “cinco fuerzas”),  las estrategias competitivas genéricas, la naturaleza “dual” de la tecnología (fuente de ventaja competitiva y de riesgo estratégico a la vez) y particularmente el rol de Internet, y aún más allá la ventaja competitiva de las regiones y naciones y la creación de “clusters” tecnológicos y de innovación. Todo esto es guay, o a mí me lo parece, pero entiendo bien que para muchos estudiantes y practicantes de perfil más tecnológico resulte una colección de palabrería “de letras”, de la que cuesta sacar algo en claro. Con Daniel Puig, colaborador de los Estudios,  ex-CIO del grupo Godó (“La Vanguardia”) y directivo y consultor de empresas de varios sectores, decidimos hace un tiempo hacer una especie de “chuleta”, o sea, proponer una lista de usos concretos de las TIC como fuente de ventaja competitiva y un ejemplo de referencia. Me gustaría actualizarla y publicarla aquí, por si resulta útil. Reducir los costes propios de cada proceso y de...