Informáticas en el cine: Figuras Ocultas

De vez en cuando nos encontramos a informáticos en el cine o en la tele. A veces nos gusta la representación de la profesión en la pantalla (véase Juegos de Guerra o la televisiva Halt and Catch Fire, en ocasiones nos disgustan (ver The Imitation Game, y vamos a intentar olvidar como buenamente podamos las barbaridades mucho peores que vemos con una cierta frecuencia). En ocasiones, eso sí, la representación de la película es tan buena que IBM aprovecha para hacer un poco de marketing con el tema… (Hay un par de clips más muy recomendables aquí y aquí, aún más en el sitio que han dedicado a la película y a sus esfuerzos por la diversidad en el campo de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas.) Como habríais adivinado aún sin leer el título de la entrada, estamos hablando de Hidden Figures (traducida por aquí como Figuras Ocultas, que pierde el juego de palabras del original (figures significa cifras, además de figuras) pero hemos visto traducciones mucho peores), estrenada por aquí el pasado fin de semana, y que me permito recomendar encarecidamente que vayáis a ver. La película se centra en los personajes de Katherine Johnson, Mary Jackson y Dorothy Vaughan, tres mujeres negras nacidas entre 1910 y 1921 en Estados Unidos que, implausiblemente, llegaron a desempeñar cargos de responsabilidad en la NASA. Implausiblemente por ser mujeres y negras, por haber nacido cuando nacieron y porque, por si la historia no fuera lo suficientemente complicado hasta aquí, nuestra historia tiene lugar a principios de la década de los sesenta en Virginia, Estados Unidos, un estado...

UOC Tech Day Tenerife 2016

Entre las múltiples actividades agradables que te permite llevar a cabo ser profe en la UOC se encuentran, por un lado, la de difundir conocimiento a la sociedad y, por otra, explicar qué es la UOC y cómo se estudia en nuestra universidad a quienes están interesados en ello. Y una buena combinación de ambas es la que bautizamos hace ya un tiempo como “UOC Tech Days” y que ya hace más de un año que desarrollamos. En esta ocasión nos llevamos el tech day a una serie de centros de Tenerife —el CIFP César Manrique, el IES San Juan de la Rambla y el IES Puerto de la Cruz (estos últimos nos acogieron en el CEP Norte de Tenerife)— en los que se imparten ciclos formativos de grado medio y superior afines a las titulaciones que impartimos en los estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación de la UOC, como los de Administración de Sistemas Informáticos en Red, Administración de Sistemas Informáticos, Desarrollo de Aplicaciones Informáticas, Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma, Sistemas de Telecomunicaciones e Informáticos y Diseño de Aplicaciones Web (que quizá a muchos os suenen más por sus respectivas siglas, ASIR, ASI, DAI, DAM, STI y DAW). Estos estudiantes son uno de los colectivos más interesados en estudiar con nosotros, porque acostumbran a combinar las ganas de ampliar conocimientos con una rápida inserción en el mercado laboral que hace de la flexibilidad que ofrece la UOC un valor especialmente importante. Esto hace que aproximadamente un 35% de nuestros estudiantes provengan de esta vía. Otro de los motivos que hacen nuestros estudios especialmente atractivos a este colectivo es que,...

La importancia de la Historia de la Informática

Se han ido Prince, Bowie, Lou Reed. Y algún día, mal que nos pese, lo harán los Coen, Springsteen, Jagger… ¿Os suenan? Este año también ha fallecido Wesley Clark, por ejemplo. ¿Os sonaba? 2011, un año fatídico para la historia de la informática, se recordará como el año en que falleció Steve Jobs. Pero también es el año de las muertes de John McCarthy, Jean Bartik, Dennis Ritchie o Paul Baran, por ejemplo. ¿Os suenan estos? Clark diseñó el primer ordenador personal. Bartik fue una de las programadoras originales del ENIAC. McCarthy fue el padre de la tan de moda inteligencia artificial. Ritchie, quizá el más conocido de este grupo, coinventó el lenguaje C y fue pieza clave del nacimiento de Unix. A Baran le debemos muchas de las innovaciones que nos dieron las redes informáticas. Y algún día se nos irán los Cerf, los Kay, los Metcalfe…. Nos acordamos de Jobs y todo el mundo conoce a Gates y a Zuckerberg, sí (como mínimo estos dos últimos programaron lo suyo en su momento, especialmente Gates, pero a pesar de su fama ninguno de ellos ha hecho ninguna gran aportación técnica a la historia de la informática). También es conocido Alan Turing (gracias a una película que, por cierto, es lamentable desde el punto de vista histórico, ya hablamos de ella por aquí en su momento). Pero el imaginario popular de la informática va muy poco más allá, desafortunadamente. De Claude Shannon (este año se celebra su centenario) o Grace Hopper (inventó el compilador, y también le hemos dedicado algún espacio en este blog) se acuerdan pocos, muy pocos....

Quiero aprender a hacer una web (2): lo que necesitas saber

Decíamos, pues, que tocaba responder a la pregunta “¿qué tengo que aprender si quiero saber hacer una web?”. La respuesta es… casi de todo. Los dos lenguajes principales sobre los que se apoya para presentar sus contenidos, HTML y CSS, son otro de los elementos a los que es necesario prestar muchísima atención. Una web es un producto muy visual. Dominar el lenguaje visual, el del diseño gráfico, es, por tanto, prácticamente imprescindible. Y si el trabajo habitual del diseñador gráfico es de por sí complicado, toda web moderna debería verse bien tanto en un pequeño smartphone de 3.5” como en un iPad como en un ordenador con una pantalla de 23” o en una tele de 55”. Y eso si tenemos “suerte” y a nadie se le ocurre acceder al contenido usando unas gafas de realidad virtual. O aumentada. O… Naturalmente, una web es, casi universalmente, interactiva, por lo que más allá del diseño gráfico vamos a necesitar aprender a diseñar interfaces (algo para lo que, en la actualidad, tener unos conocimientos básicos de animación es bastante recomendable). La web que hagamos, por sencilla que sea de salida, enseguida va a acumular gran cantidad de contenidos que iremos repartiendo en diferentes páginas del sitio. Quizá ya no sea una etiqueta de moda, pero la arquitectura de la información sigue siendo una necesidad. Y más allá de la arquitectura y retrocediendo hacia los interfaces, la usabilidad  y la experiencia de usuario son, de nuevo, piezas clave. No hemos hablado, todavía, de la programación. En un blog que se llama iNFoRMáTiCa++, lo sé. ¿Se puede sobrevivir hoy en la web...

Quiero aprender a hacer una web (1): ¿la harás tú?

Por trabajo, es una pregunta que se me hace con frecuencia: “Quiero aprender a hacer una tienda de comercio electrónico. ¿Cómo lo hago?”. Mi primera respuesta suele ser un “Interesante pregunta”. Primero porque, efectivamente, es una pregunta muy interesante. Pero en segundo lugar, porque no hay una respuesta, sino muchas, y la conversación va a dar para largo… El problema, naturalmente, es que “hacer una tienda de comercio electrónico” (o los equivalentes “montar un sitio web de reservas para mi restaurante” o “una guía virtual para una exposición”, o mil más ejemplos de aplicaciones web) es algo muy poco definido, que puede implicar desde unas (relativamente) pocas horas intensas de trabajo y experimentación a unos cuantos años de estudio. Y no, no exagero. A estas alturas del camino, es difícil que se nos pase por la cabeza una idea de aplicación web que no se le haya ocurrido antes a alguien. Sí, nuestra idea seguro que es mejor por algún detalle brillante, y seguro que tiene unas necesidades especiales, pero seguro que se parece mucho a alguna solución disponible comercialmente. Si lo que queremos es estrictamente montar esa web, la mejor solución suele ser rascarse la cartera y contratar a un buen profesional. Cierto, no será barato… pero es que cuando montamos un negocio la infraestructura no suele ser barata. Si montamos un comercio físico, somos conscientes de que tendremos que pagar por un local (y si queremos que esté bien situado, nos costará un buen dinero), dotarlo de las instalaciones convenientes (de nuevo, un desembolso potencialmente considerable), contratar a trabajadores cualificados… La idea de que un negocio online...