Estrategia para realizar una evaluación online de calidad

Estrategia para realizar una evaluación online de calidad

La pandemia y el confinamiento están obligando a muchas instituciones educativas a replantearse sus sistemas de evaluación, y a sustituir los métodos presenciales por otros en línea. La UOC tiene una amplia experiencia al respecto, muchas ideas que aportar y un modelo que sugerir en evaluación online. Anna Guerrero es profesora de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicaciones de la UOC; investigadora principal del grupo TEKING (Technology Enhanced Knowledge and Interaction Group) y coordinadora del proyecto TeSLA (Adaptive Trust-based e-assessment System for Learning). Josep Prieto es profesor y exdecano de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicaciones de la UOC, y miembro del grupo de investigación KISON (K-ryptography and Information Security for Open Netwoks). Ambos profesores impartieron este webminar dentro del ciclo Docencia no presencial de emergencia. Dudas y cuestiones previas Dada la situación actual y la imposibilidad de efectuar pruebas presenciales, muchas instituciones educativas se están planteando cómo realizar una evaluación online de calidad. Ante ello, surgen infinidad de preguntas, como qué modelo de evaluación es el mejor, qué estrategia debo adoptar, qué herramientas puedo utilizar, o quién está detrás de la pantalla al realizar una prueba y quién ha hecho la actividad que me están entregando. La experiencia de la UOC La UOC lleva muchos años trabajando con métodos de evaluación online, y reflexionando sobre cuáles son los que aportan una mayor calidad. Desde 2003, ha desarrollado distintos proyectos. El último de ellos es TeSLA, un software para identificar al estudiante y la autoría de los trabajos. Su desarrollo se encuentra en la última fase y el año que viene estará a disposición de cualquier institución...

La apuesta del despliegue de la fibra óptica (FO) en convivencia con el 5G

Para favorecer el desarrollo de la Sociedad Digital es importante disponer de redes de acceso que den la talla ante los nuevos retos de aplicaciones y servicios que se están implementando en entornos muy diversos. En estas fechas próximas al Mobile World Congress las protagonistas son las redes de acceso con tecnología 5G. Pero no todo son necesidades en movilidad o en amplia dispersión como puede requerir IoT, vehículos autónomos, cuidado de la salud… También existen aplicaciones y servicios fijos, en entornos domésticos y empresariales, que precisan altas capacidades en flujos de datos y bajas latencias para su correcto funcionamiento. Para dar respuesta a estas necesidades, la solución de red de acceso más idónea son las basadas en cables de fibra óptica (FO) por sus principales características físicas: Ancho de banda superior al TbpsBajas atenuaciones por distanciaCostes ajustados de producciónExcelente robustez a interferencias No afectación por humedades. Características muy superiores a las redes de pares de cobre o coaxiales. Considerando que las redes de acceso son parte de la infraestructura de telecomunicaciones, los costes y esfuerzos de implantación de una nueva infraestructura en un territorio tiene que tener compensaciones y retornos de inversión en plazos razonables para que las operadoras se decidan a acometerlas. Así debe de ser, puesto que el despliegue de redes de acceso por fibra óptica en España, en la versión GPON – FTTH (fibra hasta el hogar), es de los más elevados del mundo por encima de países de nuestro entorno como Francia, Alemania o Reino Unido. Los dos principales beneficios que han visto las operadoras españolas para decidirse a invertir con audacia en el...

Redes 5G, una buena oportunidad

(Trobareu el text en català més avall) En un mundo global que está continuamente repensándose y replanteándose, en donde la información es más que nunca la piedra angular de nuestras vidas, la conectividad es un factor diferencial. Ningún segundo de nuestra vida puede estar en blanco; necesitamos datos, queremos relacionarlos, conectarlos y obtener información de valor. Por eso, cuando hablamos de conectividad, la tenemos que entender desde su máxima expresión, porque hoy en día no es suficiente con conocerla, sino que lo queremos saber todo y al momento. Internet ha cambiado nuestro modus vivendi, indudablemente. Ahora está cambiando dónde  viven las personas, lo que hacen y cómo lo hacen. Estamos en la era del Internet de las cosas (Internet of Everything), es decir, estamos comenzando a ver la red en su estado máximo de plenitud. Y claro, lo queremos todo al instante. Queremos que todo se conecte sin problemas y queremos, además, que la red soporte las incidencias y, como un ave fénix, se recupere de sus males: ahora, todo y para siempre. El 1G nos trajo la capacidad de hablar mientras nos movíamos, una voz no ligada a un cable. Con el 2G nos adentramos en el maravilloso mundo de los mensajes instantáneos. El 3G nos trajo Internet a los móviles y estos dejaron de ser meros teléfonos para convertirse en pequeños ordenadores, sin dejar su funcionalidad telefónica. El mundo de los contenidos multimedia y las redes sociales llegaron con el 4G y… ¿el 5G? ¿Estamos preparados para su llegada? ¿Somos conscientes del potencial que tiene? ¿De los riesgos y ventajas que nos acarrea? Esta reflexión coge especial...

Sobre el valor de los Sistemas y Tecnologías de la Información (2)

Hace unos meses publiqué en este mismo blog una entrada con el mismo título que esta y hace un tiempo también se han publicado aquí algunas más, a propósito de las aportaciones de Nick Carr o Erik Brinjolffson, y otros. En mi post recordaba algunas teorías importantes sobre el ‘valor’ en economía (destacando la basada en el coste de los factores de producción) y algunas métricas aplicadas al valor de los sistemas de información (destacando las más usadas, basadas en el tamaño y complejidad del software, como FPA). Todas esas reflexiones estaban hechas desde una perspectiva micro o local, quizá extrapolable a lo sectorial. En esta entrada me planteo una perspectiva más macro o global. Ambas perspectivas, micro y macro —en el mundo de la economía y de la informática— no están reñidas entre sí porque —aunque pueden usar indicadores, métricas y procedimientos muy distintos— hacen todo ello, por el momento, bajo un mismo paradigma (a diferencia, por ejemplo, de la física cuántica [más ‘micro’] respecto de la clásica [más ‘macro’]; aunque está por ver si la economía sigue tolerando la coexistencia de dos paradigmas distintos, el de los modelos prescriptivos y el de los modelos descriptivos —ver Misbehaving, de R. Thaler (Nobel de Economía, 2017 ) y Phishing for Phools de G. Ackerlof (Nobel de Economía, 2001) y R. Shiller (Nobel de Economía, 2013), defensores de las behavioral economics (economía conductal o del comportamiento). Desde una perspectiva macro, global, se han realizado numerosos intentos históricos para estudiar el valor de los Sistemas y Tecnologías de la Información (SITI). Casi todos ellos planteados, en mi opinión, desde ópticas parciales...

Factores que influyen en el App Store Optimization (ASO)

Quizá alguna vez os hayáis preguntado cómo ordenan las tiendas de aplicaciones el listado de apps que nos aparece cuando realizamos una búsqueda. Como podéis imaginar, el orden no es aleatorio, sino que depende de una serie de factores que los desarrolladores conocen muy bien. En esta entrada hablaremos del App Store Optimization (ASO), es decir, el proceso que se utiliza para mejorar la visibilidad de las aplicaciones móviles en una tienda de aplicaciones. El ASO es para las aplicaciones lo mismo que el SEO para las webs. Para mejorar la visibilidad de una app dentro de la tienda de aplicaciones, los desarrolladores optimizan una serie de factores que ayudan a una aplicación iOS o Android a obtener una mejor posición tanto en la búsqueda dentro de la aplicación como en la web móvil de Google (SEO para aplicaciones). Algunos de estos factores no tienen incidencia directa sobre el posicionamiento de la app en el resultado de búsqueda, pero influyen en la conversión (es decir, en el número de descargas). Hay 2 grupos principales de factores ASO: Factores ASO ON-METADATA Son aquellos que dependen directamente de los desarrolladores o comercializadores, ya que pueden editarse desde las consolas de desarrollador, iTunes Connect y Google Play Console. A continuación, destacamos los más importantes: Nombre de la aplicación (App Store) o Título (Google Play): El nombre de la aplicación es uno de los factores de posicionamiento más importantes de ASO. Suele contener las palabras clave más importantes de la aplicación. Las palabras clave son aquellas palabras o frases que los buscadores ingresan en los motores de búsqueda. Son el puente entre lo...