Redes 5G, una buena oportunidad

(Trobareu el text en català més avall) En un mundo global que está continuamente repensándose y replanteándose, en donde la información es más que nunca la piedra angular de nuestras vidas, la conectividad es un factor diferencial. Ningún segundo de nuestra vida puede estar en blanco; necesitamos datos, queremos relacionarlos, conectarlos y obtener información de valor. Por eso, cuando hablamos de conectividad, la tenemos que entender desde su máxima expresión, porque hoy en día no es suficiente con conocerla, sino que lo queremos saber todo y al momento. Internet ha cambiado nuestro modus vivendi, indudablemente. Ahora está cambiando dónde  viven las personas, lo que hacen y cómo lo hacen. Estamos en la era del Internet de las cosas (Internet of Everything), es decir, estamos comenzando a ver la red en su estado máximo de plenitud. Y claro, lo queremos todo al instante. Queremos que todo se conecte sin problemas y queremos, además, que la red soporte las incidencias y, como un ave fénix, se recupere de sus males: ahora, todo y para siempre. El 1G nos trajo la capacidad de hablar mientras nos movíamos, una voz no ligada a un cable. Con el 2G nos adentramos en el maravilloso mundo de los mensajes instantáneos. El 3G nos trajo Internet a los móviles y estos dejaron de ser meros teléfonos para convertirse en pequeños ordenadores, sin dejar su funcionalidad telefónica. El mundo de los contenidos multimedia y las redes sociales llegaron con el 4G y… ¿el 5G? ¿Estamos preparados para su llegada? ¿Somos conscientes del potencial que tiene? ¿De los riesgos y ventajas que nos acarrea? Esta reflexión coge especial...

Sobre el valor de los Sistemas y Tecnologías de la Información (2)

Hace unos meses publiqué en este mismo blog una entrada con el mismo título que esta y hace un tiempo también se han publicado aquí algunas más, a propósito de las aportaciones de Nick Carr o Erik Brinjolffson, y otros. En mi post recordaba algunas teorías importantes sobre el ‘valor’ en economía (destacando la basada en el coste de los factores de producción) y algunas métricas aplicadas al valor de los sistemas de información (destacando las más usadas, basadas en el tamaño y complejidad del software, como FPA). Todas esas reflexiones estaban hechas desde una perspectiva micro o local, quizá extrapolable a lo sectorial. En esta entrada me planteo una perspectiva más macro o global. Ambas perspectivas, micro y macro —en el mundo de la economía y de la informática— no están reñidas entre sí porque —aunque pueden usar indicadores, métricas y procedimientos muy distintos— hacen todo ello, por el momento, bajo un mismo paradigma (a diferencia, por ejemplo, de la física cuántica [más ‘micro’] respecto de la clásica [más ‘macro’]; aunque está por ver si la economía sigue tolerando la coexistencia de dos paradigmas distintos, el de los modelos prescriptivos y el de los modelos descriptivos —ver Misbehaving, de R. Thaler (Nobel de Economía, 2017 ) y Phishing for Phools de G. Ackerlof (Nobel de Economía, 2001) y R. Shiller (Nobel de Economía, 2013), defensores de las behavioral economics (economía conductal o del comportamiento). Desde una perspectiva macro, global, se han realizado numerosos intentos históricos para estudiar el valor de los Sistemas y Tecnologías de la Información (SITI). Casi todos ellos planteados, en mi opinión, desde ópticas parciales...

Factores que influyen en el App Store Optimization (ASO)

Quizá alguna vez os hayáis preguntado cómo ordenan las tiendas de aplicaciones el listado de apps que nos aparece cuando realizamos una búsqueda. Como podéis imaginar, el orden no es aleatorio, sino que depende de una serie de factores que los desarrolladores conocen muy bien. En esta entrada hablaremos del App Store Optimization (ASO), es decir, el proceso que se utiliza para mejorar la visibilidad de las aplicaciones móviles en una tienda de aplicaciones. El ASO es para las aplicaciones lo mismo que el SEO para las webs. Para mejorar la visibilidad de una app dentro de la tienda de aplicaciones, los desarrolladores optimizan una serie de factores que ayudan a una aplicación iOS o Android a obtener una mejor posición tanto en la búsqueda dentro de la aplicación como en la web móvil de Google (SEO para aplicaciones). Algunos de estos factores no tienen incidencia directa sobre el posicionamiento de la app en el resultado de búsqueda, pero influyen en la conversión (es decir, en el número de descargas). Hay 2 grupos principales de factores ASO: Factores ASO ON-METADATA Son aquellos que dependen directamente de los desarrolladores o comercializadores, ya que pueden editarse desde las consolas de desarrollador, iTunes Connect y Google Play Console. A continuación, destacamos los más importantes: Nombre de la aplicación (App Store) o Título (Google Play): El nombre de la aplicación es uno de los factores de posicionamiento más importantes de ASO. Suele contener las palabras clave más importantes de la aplicación. Las palabras clave son aquellas palabras o frases que los buscadores ingresan en los motores de búsqueda. Son el puente entre lo...

Los Interesados

En un par de entradas recientes, el profesor José Ramón Rodríguez ha reflexionado sobre ¿Beneficios para qué? y ¿Beneficios para quién?, al tratar sobre el valor de los SI/TI. Gráfica: Una tabla tentativa de interesados En otra reciente entrada sobre COBIT 5, yo decía que: COBIT 5 —Un Marco de Negocio para el Gobierno y la Gestión de las TI de la Empresa—, entre sus 5 Principios, tiene el de que “se rige por la persecución del valor para los interesados (stakeholders)”; y que En toda organización, el órgano de gobierno es el responsable de interpretar el ‘entorno’ (mercado, competencia, cadena logística, reguladores, entorno político-económico y cultural) y el ‘interno’ (la propia organización) y, en particular, los intereses, las necesidades y el poder —cambiante— de los principales grupos de interés (stakeholders), para traducirlos en objetivos [valor a obtener] de la empresa (u organización). Me propongo reflexionar aquí sobre ‘Los Interesados’ (stakeholders) y su gestión. No hay acuerdo sobre su mejor denominación en español: ‘partes interesadas’, ‘interesados’ o ‘grupos de interés’. El concepto de ‘parte interesada’ (stakeholder) es un concepto moderno, de finales del siglo XX. El —a menudo contrapuesto— de ‘accionista’ (shareholder) tiene raíces mucho más antiguas (lo encontramos ya en las Compañías de Indias del siglo XVII, cuando diversos comerciantes y emprendedores acordaban asumir partes alícuotas en los gastos, riesgos y retornos de una o más expediciones). Entre ‘dueño’ (parcial: accionista) e ‘interesado’ ha habido toda una evolución, fruto de la cultura, el desarrollo y la diversificación, en las sociedades democráticas. Por abreviar aquí, en el siglo XX el concepto omnímodo de ‘amo’ o ‘dueño’ ha venido evolucionando a una diversidad de...

Los valores en informática

En un post anterior Sobre el valor de los Sistemas y Tecnologías de la Información introduje el ‘valor’ económico y los ‘valores morales’ en los SI+TI.  Por ‘valores’ se entiende generalmente el conjunto priorizado de creencias básicas, personales o sociales, que nos orientan sobre cómo actuar en la vida, sobre cómo valorar nuestras acciones y cuáles preferir. Es el terreno de la ética, la axiología y la filosofía. Algunos destacados contribuyentes: Lao-Tse, Confucio, Platón, Aristóteles, Séneca, Agustín de Hipona, Thomas Hobbes, Baruch Spinoza, David Hume, Immanuel Kant, Jeremy Bentham, John Stuart Mill, Karl Marx, Peter Singer, John Rawls, Michael Sandel y B-C. Han. También se han ocupado de estos temas algunos tecnólogos, como: el premio Nobel Norbert Wiener, ‘padre de la cibernética’, en su The Human Use Of Human Beings (El uso humano de los seres humanos) (1950) —o aquí, gratuito, en un formato simple—, y en God & Golem, Inc. (1964); Aurel David (1965) en su La Cybernétique et l’Humain (La cibernética y lo humano) ; o Rodney Brooks (2002)  ex-director del ‘MIT Computer Science and Artificial Intelligence Laboratory’ y fundador de iRobot. Flesh and Machines: How Robots will change Us (2002).  Aunque el tema de los valores debe interesarnos como personas y no sólo como profesionales, porque somos personas profesionales, me limitaré en estas líneas a citar algunos aspectos de las TI en que los profesionales deberíamos prestar particular atención a los valores. David y Brooks plantean cuestiones de ética y de ‘derechos’  de las máquinas. Dice Brooks que estamos viviendo dos revoluciones paralelas: la de la robótica —robots inteligentes— y la de la bioingeniería, y por ello: No tiene sentido preocuparse...