La extinción de los programadores

¿Estás estudiando Informática para cumplir tu sueño de ganarte la vida gracias a tus habilidades escribiendo código? Pues siento ser yo el que te dé la noticia, pero llegas tarde.  Todavía quedan algunos programadores sueltos pero más temprano que tarde se habrán extinguido. ¿Todos? ¡No! siempre quedarán algunos irreductibles, dedicados a tareas tan específicas que no es  rentable sustituirlos por “algo” más productivo. Lo sé, utilizar Astérix como comparativa es un recurso fácil pero como lo tengo al lado, geográficamente hablando, me permito usarlo. Te estarás preguntando, y ¿ahora qué hago? ¿me pongo a estudiar humanidades? Espera, tranquilo, tampoco hace falta ser tan drástico. De hecho, la extinción de los programadores, entendiendo “programador” como aquél que programa (dad las gracias a la RAE por esta definición tan brillante) es decir aquél que escribe el código o secuencia de instrucciones que lo componen, no es una mala noticia. En lugar de ser programador, ahora puedes aspirar a ser desarrollador… que encima ¡cobran más! Para ser precisos, la palabra “desarrollador” no aparece en el diccionario de la RAE pero Google dice que hay casi 6 millones de entradas para este término con lo que ¿a quién vas a creer?. Tal y como lo entiendo yo (y más o menos lo que también viene a decir la Wikipedia) un desarrollador es una persona que produce software, no necesariamente programándolo o como mínimo no programando él mismo en su totalidad. En su origen, desarrollador y programador eran sinónimos pero cada vez más podemos desarrollar software sin tener que “ensuciarnos” las manos (en un sentido metafórico, sigue leyendo, ya tendrás tiempo de acordarte de...

Gestión económica para profesionales de la Informática (I)

Muchos de los que en su día estudiamos Ingeniería Informática hemos terminado ejerciendo la profesión por cuenta propia o hemos montado un negocio o una empresa. Los profesionales de la informática (en general) somos unos enamorados de nuestra profesión, nos encanta programar, configurar sistemas, descubrir nuevo hardware, etc. pero lo de gestionar el negocio (i.e. finanzas, marketing, ventas, etc.) ya no nos suele atraer tanto. Aun así, estos son temas importantes. Por esto, intentaré escribir una serie de entradas orientadas a la gestión del negocio (propio), siempre desde la humilde perspectiva y experiencia de un servidor. Este primer post lo dedicaré a introducir una base de la gestión económica. El control del estado actual de la economía del negocio es muy importante: a todos nos gusta tener ‘cash‘ en el bolsillo para poder comer, ir al cine, etc. Como profesionales independientes (o similar) debemos tener siempre una foto del estado actual del negocio. Saber cuánto dinero tenemos en el banco es bastante fácil, basta con conectarte a la Extranet del banco y ver cuántas facturas tienes pendientes de cobrar. Pero también es importante saber, por ejemplo, cuánto vas a facturar la semana que viene. Esto ya es mas complicado. El principio de meritación El principio de meritación (o de devengo) nos dice que debemos imputar los ingresos y gastos según la corriente real con independencia del momento en que se facturen o cobren. Para los que no somos contables, con un par de ejemplos nos suele quedar claro: Ejemplo 1: Si Juan nos paga 5.000 Euros a cuenta de un ERP que debemos entregar a los 3 meses, de...

Tecnologías en la salud

Uno de los sectores en los que más beneficios se observan aplicando tecnologías es, sin lugar a dudas, la salud.  Gracias al empleo correcto de herramientas tecnológicas en los sistemas sanitarios se pueden obtener innumerables mejoras y ofrecer un servicio más eficiente. Si además se hace empleando estándares, tecnologías abiertas y software libre, los beneficios se multiplican. Es un sector en el que estoy teniendo el honor de participar en diferentes países estos últimos años y en el que mayores satisfacciones podemos encontrar: Pacientes mejor atendidos, con mayor número de medios y de forma más veloz, recursos públicos usados de forma eficiente, y como me decían los amigos de EsSalud, gracias a las cuales se salvan vidas, y no hay nada más importante. Nos encontramos con un sector, que debe crecer, en el que los médicos ya confían, y que organismos como la propia Comisión Europea intentar impulsar, con eventos y proyectos como eHealth Solution EU SME Competition 2013. Sin embargo, y como dice el amigo Alfonso de la Guarda, aún existen importante limitaciones como: Sector con muchos requerimientos y necesidades tecnológicas Poca penetración y diversidad de soluciones tecnológicas Nuestros ciudadanos necesitan recibir una atención de primera calidad Alimentación y salud forman parte de las necesidades básicas del hombre Sector (salud) gobernado por grandes compañías con una gran marginación económica Por eso, es importante conocer los actuales sistemas, modernizar, innovar, emplear las mejores herramientas, muchas de las cuales ya se usan en centros hospitalarios y sistemas sanitarios de todos los continentes.  Sin embargo, siguen siendo desconocidas, mal empleadas o no implantadas, etc. Las siglas inundan el sector, entre otras: EMR:...

Sangre, sudor y lágrimas

“Nada puedo ofrecer aparte de sangre, esfuerzo, sudor y lágrimas”. Esta fue la famosa frase pronunciada por Winston Churchill ante la Cámara de los Comunes el 13 de mayo de 1940 y que habitualmente se utiliza como “sangre, sudor y lágrimas” para referirnos a situaciones dónde es necesario realizar un esfuerzo ingente para llevarlas a cabo, pero en las que el objetivo vale la pena. Retrato de Winston Churchill. Fuente Wikipedia. Licencia de dominio público cedida por el gobierno británico. Probablemente hoy en día esta es la situación en que se encuentran muchos responsables de departamentos de informática para conseguir seguir ofreciendo unos servicios adecuados con unos presupuestos cada vez más exiguos. Según Gartner en su estudio IT Metrics: IT Cost Optimization: Vertical Industry Perspectives (Referencia G00232994; los estudiantes y colegas de los estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación de la UOC tienen acceso libre desde las aulas) la reducción media acumulada en los últimos 4 años del gasto en IT es de más de un 34%. ¿Cómo se pueden afrontar estas situaciones de reducción drástica de recursos? La mayoría de los directores de informática europeos, según un estudio de IDG del año pasado, han optado por un ejercicio más o menos estratégico del gestión del portfolio, o sea de la cartera de activos (infraestructura y aplicaciones) informáticos de la empresa. Gartner nos propone un framework para la reducción de los costes de IT con cuatro líneas de actuación. Cada una de estas líneas requiere la implicación de diferentes partes de la organización y las personas que deben tomar las decisiones; es decir, no es un ejercicio solipsista de...