Segunda Edición del Premio equit@T

(Trobareu la versió en català més avall) Desde los Estudios de Informática. Multimedia y Telecomunicación de la UOC (EIMT) lanzamos hoy la segunda edición del Premio equit@T a la promoción de la equidad de género en las TIC. Este premio está abierto a cualquier persona, grupo o institución que haya llevado a cabo acciones o proyectos para promover la equidad de género en las TIC, tanto en el ámbito académico o profesional. En el ámbito de conocimiento de las TIC, en el que la presencia femenina es aún minoritaria y donde a menudo queda difuminada, los EIMT trabajan desde hace tiempo en el objetivo de conseguir que haya más mujeres que estudien carreras tecnológicas y que se dediquen profesionalmente a las TIC. En esta línea se han desarrollado acciones en escuelas e institutos de bachillerato, se han realizado estudios académicos y el año pasado se presentó la primera edición del Premio equit@T. En la pasada edición, la candidatura ganadora fue Laboratoria, un emprendimiento social desarrollado en Chile que capacita mujeres jóvenes en temas de desarrollo web para luego insertarlas a trabajar en la industria digital como desarrolladoras front end. Conscientes de la existencia de otros premios que persiguen, fundamentalmente, la visibilidad de las mujeres en el ámbito TIC (académicas, profesionales, investigadoras o estudiantes) para ofrecer modelos femeninos de éxito a las niñas y jóvenes, esta distinción pretende algo diferente pero complementario: visibilizar y potenciar iniciativas, tanto de instituciones como de personas físicas, que tengan la finalidad de generar actividades y mostrar buenas prácticas para ayudar a construir el equilibrio de género en los estudios y en las profesiones TIC....

¿Ser emprendedor está de moda?

(Trobareu la versió en català més avall) «El emprendimiento no es la solución al paro». Así de claro es Israel Ruiz en la lección inaugural 2016-2017. Poner en marcha una start-up de la nada no es un camino de rosas. Así pues, ¿por qué convertirse en emprendedor? ¿Hay que ser de una pasta especial? Los testigos que han ido apareciendo en este blog durante la Semana de la emprendeduría tienen su opinión al respecto. Para Xavier Vilajosana «ser emprendedor es un modo de vida, significa renunciar a muchas cosas y poner un gran esfuerzo en un proyecto que seguramente durará unos años. Hay que estar preparado para esta carrera de fondo y ser consciente de lo que implica. En contrapartida, es un estímulo vital, un objetivo ambicioso que compartes con ciertas personas, la gente que trabaja contigo». Y es que para emprender mejor ir acompañado. Enric Serradell-Lopez dice que «se puede ser un emprendedor en solitario, pero los casos de éxito nos muestran que los grandes emprendedores han trabajado en equipo desde el comienzo. Hay muchos tipos de emprendedores: unos son creativos, otros más técnicos, otros se enfocan hacia la organización, el diseño, la estructura. Todos son necesarios. La empresa actual necesita tener emprendedores trabajando en las áreas clave: son los intraemprendedores». En el vídeo, Israel Ruiz explica que, en sólo 10 años, el número de estudiantes del MIT que quieren dedicarse al emprendimiento ha pasado del 2% al 30%. Xavier Vilajosana valora positivamente este aumento: «Los jóvenes hoy parten de una mejor formación, han visto más mundo, han podido absorber conocimiento de forma más rápida y en muchos...

Semana del emprendimiento. Me he equivocado, ¿y ahora qué?

(Trobareu la versió en català més avall) Aprender de los errores. Es quizás uno de los conceptos que más veces se repite cuando hablamos de sacar adelante un proyecto. Israel Ruiz, en la lección inaugural de la UOC 2016-2017, explica qué es para él aprender de los errores. Seguramente no hay ningún emprendedor que no haya cometido errores. ¿Cómo los ha afrontado? ¿Qué han supuesto dentro de su trayectoria? Los testimonios que nos acompañan durante la Semana del emprendimiento tienen su particular visión de los errores. Xavier Vilajosana: «Cuando se emprende, se desarrolla y se pone en valor una idea se cometen errores. La clave está en ser ágiles y flexibles para corregirlos y enfocar adecuadamente nuestra idea. También hay que tener presente que las ideas que concebimos no son en muchos casos lo que quiere el mercado. Enfocar y corregir es parte del proceso de emprendimiento, quizás una de las más costosas». Enric Serradell-Lopez: “Cada fracaso empresarial es la semilla de una nueva idea. Los fracasos y los errores empresariales pueden ser de varios tipos: porque la idea no es innovadora, o bien porque lo es, pero nuestros clientes aún no están preparados para aceptarla. ¿Cuántas buenas ideas no han tenido éxito porque se adelantaron unos años al momento más adecuado?». Albert Fabregat: “Es muy cierto que se deben evitar al máximo todos los errores, ya que de esta forma reduces el riesgo de fracaso, pero es muy complicado llegar a prever todos estos errores. En mi caso, por ejemplo, si eres un tecnólogo, rara vez tienes nociones empresariales, y te centras sólo en el producto o la...

Semana del emprendimiento: ¿ficharías para la Masía?

(Trobareu la versió en català més avall) En la lección inaugural del curso 2016-2017 de la UOC, Israel Ruiz hace un símil entre las aceleradoras de empresas y la Masía del Barça, referente mundial en formación futbolística. Para él es fundamental crear unas estructuras de emprendedores y para emprendedores que les permitan compartir problemas y recibir apoyo a la hora de tomar determinadas decisiones. Enric Serradell-Lopez explica que, ciertamente, «la responsabilidad de la administración y de la universidad es ayudar a desarrollar y reconocer el talento allí donde esté. Los ecosistemas emprendedores facilitan que las ideas puedan convertirse en talento. Cuando hablamos de la “Masía” del emprendimiento lo que estamos diciendo es que estamos creando las condiciones ideales para reconocer, mantener y desarrollar este talento». La experiencia de Jordi Llonch, en este sentido, es totalmente positiva: «Durante mi vida he montado tres start-ups y debo confesar que las dos primeras fracasaron por hacerlo solo, sin ningún tipo de acompañamiento. Dicen que a la tercera va la vencida, y tomé medidas para que fuera cierto. Entré en una incubadora y me rodeé de socios que me ayudaran en el camino. Me busqué mi “Masía”, en mi caso se llamaba Incubio (Barcelona Activa) y me dio muy buenos resultados». De ejemplos y experiencias de emprendedores que se abren camino hay muchas y éstas son el principal activo de las “Masías”. Enric Serradell-Lopez opina que el concepto de incubadora o aceleradora de nuevas ideas de negocio «está vinculado a la experiencia. Son los responsables de estas aceleradoras los que deben estar capacitados no sólo para invertir recursos en las nuevas ideas, sino...

Aprender a emprender: la formación a debate

(Trobareu la versió en català més avall) ¿Un emprendedor necesita formación previa? Israel Ruiz lo explica en la lección inaugural del curso 2016-2017 de la UOC. Ruiz considera que la capacidad de emprender es instintiva, pero que necesitamos formarnos para sacar ese potencial. En esta misma línea se posiciona Enric Serradell-Lopez: «No hay una receta mágica para ser emprendedor. Se pueden ampliar los conocimientos mediante formación específica, pero se ha demostrado que los emprendedores del siglo XXI no dependen tanto de sus conocimientos técnicos (hard knowledge) como de sus competencias, también llamadas soft knowledge, que son un conjunto de conocimientos, habilidades y actitudes que nos permite adaptarnos y ser flexibles en nuestro entorno. Los emprendedores deben tener una gran capacidad de análisis crítico y un escrutinio feroz de su entorno. Estas habilidades se pueden aprender». Entonces, para sacar adelante un proyecto tecnológico ¿es más útil tener una formación técnica o una formación en emprendimiento? Para Jordi Llonch, «últimamente está de moda emprender con proyectos tecnológicos, pero muchos emprendedores no se dan cuenta de que la tecnología sólo es un medio. Está claro que necesitamos formación técnica, pero un emprendedor debe conocer muchas áreas, por lo tanto la formación transversal es clave para alcanzar el éxito en una start-up». Jordi Cabot, profesor de investigación, también cree que un emprendedor debe tener una formación amplia: «No es suficiente con ser experto en temas tecnológicos porque al final tienes que saber vender tu producto y, por tanto, debes tener nociones de marketing, ventas, gestión de equipos… Me gustaría recordar una frase de Marc Andreessen: “Engineers hiring MBAs for business help are much...