De techie a manager

Muchos buenos ingenieros informáticos piensan en hacer el salto a cuadros intermedios o jefes de proyecto de TI. Frecuentemente reciben el apoyo y el ánimo de sus colegas, que proviene de una admiración genuina: si tú eres el mejor o uno de los mejores de entre nosotros, tú puedes ser el jefe o puedes ser jefe en otro sitio. Pero la transición y el encaje no son fáciles; y no es igual ser técnico y colega que jefe. Como dice Scott Cromar, autor de uno de los manuales sobre esta clase de transiciones, el caso del técnico convertido en gestor es una los ejemplos más genuinos del principio de Peter, según el cual, en una jerarquía, todo empleado tiende a ascender hasta su nivel de incompetencia. Resulta muy frustrante para la empresa, para sus colegas y, sobre todo, para el interesado. Bulldozers: La mítica Caterpillar d6c Hace poco escribí un decálogo de las preguntas que debe hacerse el ejecutivo de cualquier cosa. Pues bien, un colega me ha animado a intentar aplicarlo a la informática o a los trabajos directivos en informática (…y me ha pedido sintetizarlo para que quepa en el post). Veamos. 1. ¿Qué trabajo hay que hacer?  Tan importante o más que el proyecto, la posición o la carrera, es imaginarse (y, si es posible, conocer  de primera mano) un martes cualquiera y pensar si es el martes que queremos para nosotros y, a cambio, qué dejaremos de hacer. De hecho, en el trabajo ejecutivo no “se hacen cosas”, sino que se hace que otros las hagan, ofreciéndoles guía, ayuda y realimentación.  El trabajo directivo, decía...

La confianza en la gestión de programas y proyectos (y II)

En la primera parte de esta entrada, explorábamos la dificultad de gestionar el cambio y asegurar la implantación y el uso de la informática en proyectos y programas complejos, mientras pedíamos a los espónsores, los líderes y gestores de proyectos reconocer la naturaleza política de esta clase de esfuerzos, emplear tiempo e inteligencia en el análisis y la intervención, establecer relaciones de confianza y utilizar metodologías ágiles. El Padrino: Keep your friends close, but enemies closer. Alrededor de los años 2000, diferentes autores, como Kumar y colegas, Markus, Ward, Esteves y Pastor, han estudiado esta situación en la implantación de ERPs. En esta clase de proyectos, parece posible establecer una aproximación racional y de arriba abajo en organizaciones jerarquizadas que persiguen objetivos operacionales de mejora del rendimiento bien conocidos. También es posible negociar y llegar a acuerdos si las partes tienen poderes equivalentes y se conocen bien los intereses de cada lado. Cuando todo ésto no ocurre (y muchas veces en las que ocurre), las relaciones personales y la creación de confianza son una mejor estrategia para manejar la incertidumbre, la negociación y el conflicto; aunque es probable, dicen las evidencias, que el alcance y los beneficios deban reducirse: será posible obtener acuerdos sobre menos cosas y de menos impacto. Más recientemente se han realizado análisis de programas de transformación de IT más complejos. Gregory y otros han acuñado el concepto de ambidexterity, como la combinación de acciones entre el corto y el largo plazo, el enfoque directivo y el colaborativo y la gestión de beneficios locales (sobre cada proyecto) y globales (sobre el programa en conjunto). En los momentos de planificación y diseño,...

La confianza en la gestión de programas y proyectos (I)

Hemos intentado decir cosas aquí de la gestión del cambio, que sean un poco diferentes de los manuales y la formación de usuario que proponen el saber popular y las consultoras. El objetivo de la gestión del cambio es la adopción por la organización de los beneficios de la tecnología y eso tiene que ver, en buena medida, con el poder, las relaciones y los intereses. La gestión del cambio es más importante en programas y proyectos complejos. Hemos intentado mostrar que no es un contenido opinático, tertuliano o del sentido común, sino que se trata también de una prescripción técnica (aunque no sea de la clase de técnica de un algoritmo): o sea que el cambio se puede analizar y se pueden medir y diseñar y ejecutar intervenciones que tengan sentido y sean evaluables. GRAFICA: Cédula real borbónica. Imagen de la exposición de la Hispanic Society en el Museo del Prado tomada por el autor. Los estándares de gestión de proyectos y programas, como el PMI, han ido concediendo mayor importancia al manejo de los interesados (stakeholders), pero en la práctica continúa siendo mayormente una cuestión de cartografiar los riesgos y comunicar y distribuir información. La gestión de programas se basa en la realización efectiva de beneficios (benefits management) para la empresa y desde esta perspectiva se puede hilar más fino. Dicen Daniel y Ward: “Mientras que el análisis y la gestión de interesados se puede considerar una parte de la evaluación de riesgos, su valor real reside en anticipar y determinar las acciones necesarias para atender los temas de los interesados tan pronto como sea posible en el proyecto.”...

Action Design Research

Hubo un tiempo en que la investigación en informática (computer sciences) consistía en inventar un nuevo artefacto o mejorar uno que ya existía. Un artefacto, en este contexto, es un producto informático: un algoritmo, un programa, una instalación, un modelo, un método, una ilustración (una instancia, en spanglish) o todo junto. “Computer Science is the art of constructive thinking” (decía Wirth, el inventor de Pascal). La informática es una ciencia (?) práctica. Su método de investigación por excelencia es el de diseño (Design Research), cuyos criterios de evaluación son experimentos: ¡algo es verdad si funciona! Figuras de azúcar creadas con una impresora 3D. Fuente: www.directoalpaladar.com Ocurre que muchos inventos en informática se producen en interacción con las personas y las empresas, de manera que la evaluación se relaciona entonces con el uso: algo funciona o no en un contexto y la prueba del éxito es que el artefacto se utilice efectivamente. Este es el espacio teórico de los sistemas de información, en el cual la prueba por el experimento es un poco más complicada. Los sistemas de información tampoco son, por lo demás, una disciplina muy científica, o sea, pertenecen a las ciencias sociales: estudian el uso y la gestión de la tecnología. En la última década, los diseñadores teóricos han buscado nuevos paradigmas para integrar en la investigación la prolija realidad del contexto y ser más útiles para los practicantes; y los científicos sociales han intentado crear productos (modelos y métodos) cuya verdad se pueda probar con la limpieza apolínea que proveen las ciencias experimentales. Este es el origen de algunas combinaciones de métodos, como la Design Science Research Methodology (DSRM)...

Dirección de Informática para Informáticos y no Informáticos

Dije aquí que no era tiempo ya de manuales. La pereza o la precipitación nos lleva a estudiantes y profesores a las redes sociales o, como mucho, a la wikipedia. Se aspira a aprender jugando o mirando videos mientras desayunas. La gente que sabe dice que comprendes o adquieres competencias cuando haces. Los libros parece que son caros, aunque la luz y el metro lo son más. Todo esto deja en un lugar difícil al manual universitario a 100 euros la pieza. A mí, sin embargo, me gustan y creo que son siempre un buen lugar donde empezar o adonde volver (y ahora con el abaratamiento de la impresión, otro resultado de la tecnología y la globalización, han bajado de precio). GRÁFICA: Joe Peppard y su último libro Por eso me sorprendió y me alegró que hace unos meses Peppard y Ward, Ward y Peppard publicasen en Wiley, después de catorce años, la cuarta edición de su manual de Planificación Estratégica de Sistemas de Información, ahora re-titulado más justamente The Strategic Management of Information Systems y subtitulado, como no podía ser de otra manera, “Building A Digital Strategy”. Creo que así se recogen las dos ideas más trendy en materia de planificación y gestión estratégica de sistemas de información: Que la estrategia no se elabora en un despacho, sino en la práctica de la gestión: lo que se llama strategizing o strategy as practice (SAP). Que la estrategia de empresa y la estrategia de sistemas son ahora dos caras de una misma moneda que llamamos estrategia digital. John Ward tiene el mismo nombre que el famoso asesino fugado de la cárcel de Columbus, pero es...