¿Cómo son los científicos de datos? (y II)

En la primera parte de esta entrada, presentábamos las características y habilidades “duras” de un científico de datos: ¿qué hacen? ¿en qué clases de empresan trabajan? ¿qué tecnologías utilizan? Según Davenport y Patil, el científico de datos es una mezcla de hacker, científico, asesor de confianza y experto de negocio.  Los científicos de datos comparten también ciertos rasgos de la personalidad, del carácter. Gràfica: Gert Altman, Dominio Público, en Pixbay. Son críticos y curiosos. (Curiosos de curiosidad; a veces también son raros, pero no es necesario). Hacen preguntas, no se conforman con las respuestas, exploran bajo la superficie de las cosas y buscan todo el rato lo que los datos esconden. De todas las preguntas, hay una que consideran la más importante: ¿por qué? También por esto a veces pierden de vista el contexto organizativo, el problema de negocio que se trata de resolver y el grupo de trabajo en el que están integrados… No es gente muy social siempre. Les gusta el análisis y el detalle. Intelectualmente, la ciencia de los datos es un ejercicio de descomposición de un problema en piezas más pequeñas y el diablo está en los detalles. Son pacientes y perseverantes; piensan primero y actúan después. También por esto a veces les paraliza el análisis, son perfeccionistas, los datos nunca les parecen los suficientes o de suficiente calidad, el árbol no les deja ver el bosque… Pueden crear modelos y establecer predicciones. El talento analítico consiste también en clasificar y simplificar el volumen de datos, establecer patrones y elaborar pronósticos. También por ésto a veces son autosuficientes, encuentran sólo aquello que van a buscar y...

¿Cómo son los científicos de datos? (I)

Nuestro colega (y sin embargo amigo) Josep Curto lo decía hace algunos posts: “Big Data trata de dominar el dato para generar valor”. Inteligencia de negocio y Big Data tienen que ver con las tecnologías de almacenamiento y tratamiento de los datos, con técnicas y herramientas de análisis (lo que ya se llama la Ciencia de los Datos, ¿o es sólo estadística?), con un contexto organizativo que usa la información para tomar decisiones (empresas orientadas al dato) y con varias clases de profesionales: los ingenieros o tecnólogos de sistemas de datos, los científicos y analistas de datos, y los directivos y usuarios que trabajan necesariamente con datos. ¿Cómo son los profesionales orientados a los datos? Gráfica: Mushonz, CC BY-SA 4.0 Entre todos éstos, el mayor interés está ahora en los “científicos de datos”, los más buscados, los más difíciles de encontrar y los que más ganan. Los científicos de datos manejan el ciclo de gestión de los datos: entienden y ayudan a definir el problema y las necesidades de datos para resolverlo; buscan los datos y los preparan para su procesamiento; hacen el análisis mediante modelos y algoritmos y crean o mejoran los algoritmos existentes; presentan los datos de forma atractiva, comprensible y que permita tomar decisiones; y, finalmente, los almacenan y archivan de forma que permita su re-utilización. Los científicos de datos tienen que conocer e interactuar con los ingenieros informáticos que gestionan los almacenes de datos y el resto de las tecnologías de datos disponibles en la empresa. Los ingenieros proporcionan o ayudan al científico en el acceso a grandes conjuntos de datos y, cuando el científico...

Empresas ágiles

Las empresas de todos los sectores están importando últimamente modelos de gestión basados en la organización de la informática en la empresa y, en particular, en las organizaciones cuyo producto es la informática: negocios de internet, fabricantes de software, gestores de plataformas de contenidos o de infraestructura. No sé si es una buena idea, si se tiene en cuenta que los informáticos no son especialmente “organizados”, jeje. Como decía Cusumano, una cosa es hacer software y otra cosa es gestionar una empresa de software. De hecho, primero fue al revés: la informática copió la estructura estandarizada y predecible de los procesos industriales, el famoso PDCA, mediante sistemas de gobierno como COBIT, ITIL o CMMi. Era una forma de intentar superar, con moderado éxito, las organizaciones funcionales clásicas basadas en silos de expertise: los de desarrollo, los de infraestructura, los de operaciones, los de atención al usuario…;  los de SAP, los de Siebel, los de Java, etc. Jim Highsmith John Kotter Muchas organizaciones empezaron a trabajar por proyectos o, al menos, la forma proyecto servía para gestionar iniciativas de compañía más transversales y complejas. Aunque en realidad la gestión de proyectos venía de las empresas industriales: un proyecto es la creación de una planta de producción, un barco o un puente. Los modelos de gobierno de gestión de proyectos, como PMBoK, se usan en las ingenierías y en los departamentos de informática. Como dijimos aquí una vez, la gestión de proyectos no es construir buen software o hacer un puente que no se caiga (que también) sino que es una profesión en sí misma, con reglas, procedimientos, criterios de admisión,...

Las estrategias de Rita

Entre 2000 y 2009, de las casi 5000 empresas con un valor de mercado de más de 1000 millones de dólares, sólo 10 compañías en todo el mundo mantuvieron un crecimiento de su facturación y sus beneficios superior al 5% cada año. Casi todas son poco conocidas fuera de su contexto local. Cinco son empresas de tecnología. Dos son empresas españolas, es mucho: ACS (la de Florentino) e Indra (todavía la de Javier Monzón en ese momento). Rita Gunther McGrath las estudió en profundidad y publicó un libro de éxito en 2013. Rita es profesora de estrategia de empresa en Columbia y fue premiada “pensadora del año” a continuación, en competencia con Clayton Christensen. Hemos discutido aquí algunas veces las bondades y los peligros de hacer estrategia. El tabú de la disciplina ha sido el concepto de ventaja competitiva, propuesto por Michael Porter en 1985. La ventaja competitiva es algo único que poseen determinados productos o servicios en un sector industrial, algo que los clientes reconocen y los competidores temen. Apple ha encontrado este valor en la diferenciación por el diseño y la plataforma de aplicaciones y ha construido una marca imbatible. Ryanair lo ha encontrado en los bajos costes y precios. Rolls Royce en atacar un nicho exclusivo de coches de lujo. Las compañías de éxito cultivan y defienden un conjunto de recursos y capacidades propios para conseguir que la ventaja sea duradera y sostenible. La planificación estratégica se considera un ejercicio formal para identificar las oportunidades en un mercado y capturar su potencial mediante un aprovechamiento óptimo de las competencias de la empresa. La planificación formal o...

Management para los informáticos, gestión de la informática para mánagers

Hemos inagurado una nueva categoría en el blog, que hemos llamado Management, mientras se nos ocurre una idea mejor. En una primera tacada, o sea, sin hilar muy fino, ya nos han salido 124 entradas a lo largo de estos cinco (¡cinco!) años, o sea una de cada cuatro. Seguramente, lo que queríamos decir es que hoy en día, al menos en el espacio de las empresas y organizaciones, “IT management is about management” o, lo que es más fuerte, “IT is not about IT“. Esto vale para los informáticos, que en la práctica y en su mayoría no construyen artefactos, sino que gestionan recursos, dirigen equipos y proyectos o sirven a clientes. Pero también para los no informàticos, en especial los mánagers, que ya no pueden hacer su trabajo sin la informática y sin la colaboración con los informáticos. La sabiduría digital en la empresa es la condición para capturar los beneficios potenciales de las máquinas. En la UOC, algunos cursos de competencias de informática y de gestión de la informática se han ido exportando o rediseñando para escuelas muy diferentes, como los Estudios de Empresa, de Información y Comunicación, la Business School, los estudios de Derecho, de Psicología o de Salud, al menos. Una colega de los estudios de Economía y Empresa me sugirió la idea de poner juntas las cosas de dirección de sistemas de información publicadas aquí. En realidad, salvo algunos temas muy abstrusos, que yo tampoco entiendo, la verdad, a casi cualquier lector le deberían interesar los contenidos del blog sobre inteligencia artificial, ingeniería del software, bases de datos, movilidad, quizá los juegos y,...