La encuesta de CIOs de 2018

Cada año intentamos resumir aquí las encuestas a los primeros directivos de informática, al menos las mayores y más creíbles, como la de Gartner o la de la Society for Information Management. Este año Gartner acaba de presentar la suya en el evento de Barcelona y ha publicado una infografía en abierto. La mayoría de nuestros estudiantes y profesores pueden acceder a los informes completos en los enlaces disponibles en algunas aulas o a través de la biblioteca. La referencia es ID G00341914. En pocas palabras, éste es un año con cambios poco radicales, pero en el que se acentúan algunas tendencias de los dos últimos y aparecen otras nuevas. Es un paso más en la buena dirección. Vamos allá con los principales titulares. La evolución del rol del CIO. Gartner CIO Survey 2018 Los mayores motores del cambio son el crecimiento de negocio, facilitado por la transformación digital, y la recuperación económica que permite una mayor inversión en informática. El crecimiento mundial esperado es del 3% anual, un poco más en Europa y Oriente Medio (3,2%). Mientras mayor es el esfuerzo en transformarse digitalmente, mayor es la inversión en informática. Como hemos dicho otras veces, la diferencia ahora es que la tecnología va por delante de la estrategia y es, en sí misma, un motor de oportunidades de negocio, tanto en las empresas intensivas en información (las finanzas, los medios de comunicación y negocios de internet, la sanidad o el sector público) como en las analógicas tradicionales: las tecnologías de lo social, la movilidad, la inteligencia analítica, la nube, la internet de las cosas o, emergiendo, la inteligencia artificial....

¿Beneficios para quién?

En entradas anteriores hemos presentado los conceptos básicos de la realización de beneficios en informática y algunas maneras de establecer la relación entre la aplicación de tecnologías y su aprovechamiento por el negocio. Sean beneficios estratégicos (como la gestión integral del portafolio) u operativos (como el impacto sobre la generación de ingresos, la reducción de costes, la mejora del servicio o la mitigación de riesgos). La realización de beneficios, decíamos, no es una técnica de análisis o presentación de las inversiones, sino un mecanismo de gobernanza. Es una manera de establecer el compromiso de la dirección y conseguir la aceptación de la organización.   Mapa estratégico de tecnologías, según Jan-Martin Lowendahl (Gartner, 2015) Es un instrumento de transparencia, que los clientes de los servicios de TI reclaman con razón: no desean saber lo mucho que trabaja el departamento de TI, sino para qué y para quién trabaja y por qué decide trabajar en una cosa y no en otra. Es una cuestión de confianza. La realización de los beneficios de una tecnología “ocurre sobre todo gracias a un consentimiento colectivo en el que diferentes interesados alinean su poder y sus intenciones”, decían Dhillon y colegas en un gran artículo de 2011. Consentimiento (consent) quiere decir aceptación y no es lo mismo que el consenso más o menos político o asambleario. Por lo tanto, otra dimensión que la dirección general o el comité de Dirección tienen que poner en consideración a la hora de priorizar las inversiones de TI son los llamados “interesados” o stakeholders y cuál es el balance de pérdidas y ganancias de cada uno: clientes, distribuidores, socios de negocio,...

¿Beneficios para qué?

Tuve un jefe que decía que la gente invierte en informática 1) para ganar dinero, 2) para ahorrar dinero y 3) para hacer su vida más fácil. Gane y Sarson son famosos en la ingeniería del software por su contribución temprana al análisis y diseño estructurado y fueron quizá los primeros autores en representar un diagrama de flujo de datos de uso general; pero también produjeron un modelo de análisis de beneficios que se llama IR-AC-IS, que viene a decir lo mismo que mi jefe, o sea, que la gente hace proyectos que aumentan sus ingresos (Increased Revenue), reducen sus costes (Avoided Costs) o mejoran el servicio interno o externo (Improved Services).   La notación original de Gane y Sarson Parker y Benson, dos económetras, establecieron una taxonomía de más de 100 tipos de beneficios que pueden obtenerse de la TI para el negocio. El PMI distingue entre dos categorías: beneficios para la eficacia (effectiveness) y beneficios para la eficiencia (efficiency). Las últimas versiones de Val-IT y de COBIT  incluyen un modelo de identificación de beneficios que aspira a hacer un plan estratégico de SI, una gestión integral del portfolio o la preparación de un caso de negocio de una inversión en IT… en un fin de semana (intento ser irónico en materias de iglesias y religiones). Por mi parte, he sugerido y estoy aplicando en algunos trabajos la conveniencia de incluir en el modelo IR-AC-IS (que encuentro más sencillo y comprensible), una categoría de beneficios relacionados con el cumplimiento de obligaciones legales o reputacionales (el compliance), o sea lo que aparentemente no podemos dejar de hacer para seguir en el negocio. Son objetivos...

Ética de los Big Data: un libro necesario

Se ha publicado en la interesante colección de Tecnología de la editorial de la UOC, que dirige mi colega Toni Pérez, el “manual” Una ética para Big Data: Introducción a la ética de datos masivos, de Rosa Colmenarejo, profesora de la Universidad Loyola de Andalucía y colaboradora de la UOC, ingeniera, antropóloga y filósofa. En su origen, procede de materiales de nuestros programas de Inteligencia de Negocio y Data Science, trabajados con Montse Serra. Ahora estamos ante un librito urgente, necesario y prometedor, que no puedo dejar de recomendar. Urgente El conjunto de los problemas y dilemas éticos que afrontamos los directivos, usuarios, técnicos, analistas, estudiantes y docentes, que trabajamos con datos masivos, y los ciudadanos que cedemos, con mayor o menor consentimiento, nuestros datos a casi cualquiera, o que estamos expuestos a la vigilancia de otros que desconocemos, afectan como mínimo, ya lo sabíamos, a la identidad, la privacidad, la propiedad y la reputación. Pero eso quiere decir también y en sentido más amplio que impactan a la autonomía, la dignidad y la solidaridad –o sea, a todo lo que nos hace humanos: poca broma. Estas tecnologías diluyen la separación entre el espacio privado y el espacio público, la identidad online y la identidad offline, lo individual y lo colectivo, lo local y lo global, la propiedad y la pertenencia. Sólo levantar esta consciencia y dirigirse a ese estupor entre nuestros estudiantes y profesores y entre un público más amplio merece aplauso. Colmenarejo lo hace con tranquilidad, documentación, reflexión y rigor. La autora nos introduce en los conceptos básicos que han formado la filosofía de la sociedad y la ética,...

Portafolio y beneficios de TI

En una entrada anterior abogamos por la realización de beneficios de la inversión en TI como un esfuerzo compartido entre el negocio y los departamentos de tecnología en el largo plazo. El examen de beneficios comienza antes del proyecto (con la realización de un caso de negocio) y acaba después (con la revisión de los beneficios obtenidos). La gestión estratégica del portafolio es, para algunos, el instrumento más crítico de la dirección estratégica de TI. No es un plan estratégico, que sólo algunas empresas abordan en momentos muy críticos, pero tampoco es un formulario de gestión de la demanda o una manera más guay de recoger los pedidos. La gestión del portolio de inversiones de TI según Joe Peppard Actualmente las inversiones en informática compiten por el favor de lo comités de inversiones de las empresas con cualquier otra clase de inversión: abrir una nueva línea de producción, desarrollar un servicio nuevo, comprar equipamiento o construir una nueva planta. Con frecuencia, cualquiera que lleva una inversión al comité tiene que completar el mismo cuestionario, presentar su caso y anticipar el retorno con evidencias e indicadores. El análisis de beneficios, en la teoría clásica, intenta relacionar, mapear cada tipo de inversión en informática con una clase de logro para la organización: inversiones estratégicas, o sea las que se consideran críticas para sostener o mejorar las ventajas para competir, según la propia estrategia definida por cada empresa. Hay ventajas que tienen que ver con la diferenciación (Apple) o con los costes (Ryanair) o con la defensa de la posición en un nicho de mercado concreto (Prada). Por ejemplo, las inversiones en...