Las competencias de TI que buscan los CIO

De todas las maneras que hay para buscar o adivinar qué competencias en tecnología buscan las empresas y cuáles son las profesiones al alza, la que me gusta más es preguntar directamente a los CIO (o sea, no a los de recursos humanos o las empresas de selección o los anuncios en los periódicos) qué piden realmente. Esto es lo que hacen las grandes encuestas anuales, como la de la Society for Information Management o la de Gartner. Descargar (PDF, 213KB) GRAFICA: Las cosas que les quitan el sueño a los CIO Por tercer año consecutivo, la escasez de talento es una de las mayores preocupaciones del CIO, según la SIM, y la mayor barrera para implantar la transfomación digital según la de Gartner, por encima de la falta de recursos o de esponsorización directiva. Falta talento técnico de muchas clases, pero falta también talento personal y directivo (los famosos soft skills), en un momento en que la inversión, la contratación y los salarios del personal de TI parece que vuelven a crecer. La necesidad de talento es mayor entre las empresas que se considera que lo hacen mejor (los top performers), según Gartner. Las competencias técnicas más difíciles de encontrar y más importantes para la empresa son: las del grupo de Inteligencia Analítica (Inteligencia de Negocio, Big Data y Ciencia de los Datos) y Ciberseguridad, votadas por casi la mitad de los CIO de la encuesta de la SIM. Pero faltan también arquitectos de datos y de soluciones, analistas de negocio o programadores (sobre todo, los equipados para desarrollos “ágiles”), según la SIM. Falta de todo, según la...

IT en las Universidades: el estudiante, primero

Si, como decíamos hace poco, el trabajo de los CIOs no es fácil, yo diría que lo es menos en las Universidades. La información y la tecnología son centrales para cumplir la misión que da la sociedad (o los accionistas o los patronos) a las Universidades y los departmentos de TI no pueden cumplirla sin el patrocinio del rectorado y de la academia; pero, casi siempre, tienen poco dinero, se les ve como un servicio general y un coste administrativo no demasiado eficiente, padecen peticiones infinitas y prioridades contradictorias y cambiantes y viven alejados del supuesto glamour de la facultad y el gabinete. Dice mi colega y sin embargo amigo Carlos Juiz, cocinero antes que fraile (fue Vicerrector de tecnología de la UIB, implantó la ISO 38500 y es colaborador activo de la CRUE), que las Universidades son en materia de IT un late-late follower. Con un gasto medio del 5.6% del presupuesto, del cual el 80% se dedica a dar soporte a las operaciones ordinarias (el run), no queda mucho espacio para transformar e innovar. Descargar (PDF, 56KB) GRAFICA: Los principales temas para las TI en las Universidades en 2017, según Educause. Para lamentarse juntos, compartir experiencias, información y cenas y a veces encontrar economías y servicios, tienden a agruparse en asociaciones y comités. La CRUE, la asociación que reúne a los rectores de las Universidades españolas, según el modelo de muchos países, tiene una “sectorial” de TIC (la CRUE-TIC) con grupos de trabajo sobre materias diversas, en general relacionadas con la planificación y gobierno de TI. Son bastante activos y tienen prestigio entre sus colegas europeos y...

El futuro del management en la era digital

Si los últimos años ya han sido de los best-sellers sobre la relación entre los humanos y las máquinas (en los libros de historia, de informática y de negocios, y en las canciones populares), sabíamos que no tardaría en llegar algún pensamiento sobre cómo ésto afecta o afectará a la función directiva y la organización de las empresas. Si casi todas las tareas sencillas y muchas de las complejas pueden automatizarse; si nuestro colega y una parte de nuestra fuerza de trabajo es una tecnología cognitiva que “sabe” más cosas que nosotros; si el trabajo es una utilidad que se adquiere en un mercado abierto de contratistas autónomos en cualquier lugar del mundo… ¿cómo podemos dirigir? ¿cómo debemos establecer las relaciones en el grupo? ¿cómo afecta a las jerarquías y los procesos de toma de decisiones? ¿cómo podemos ganar lealtades? Aún más: ¿es también prescindible, automatizable  o externalizable el trabajo directivo? ¿representa la “cuarta revolución industrial” el final del management tal como lo hemos conocido? GRAFICA: Portada del último número de la MIT Sloan Management Review. Con estas preguntas en la cabeza, la revista MIT Sloan Management Review, que suele estar para estas cosas, lanzó hace unos meses en la web y ahora en papel un suplemento llamado Frontiers en el que asalta a diferentes clases de gurús con la siguiente cuestión: “¿Cómo transformará la tecnología en los próximos cinco años la práctica de la dirección de empresas de una manera que no hemos visto antes?” El formato de las respuestas es el de un blog de menos palabras que el nuestro y por allí han pasado, de momento,...

El estado de ánimo de los CIO

El trabajo del primer ejecutivo de la información y de la informática, el CIO, tiene mil caras y no es fácil. Se le pide que las cosas no dejen de funcionar, que atienda las demandas del resto de las unidades de negocio, que aporte visión sobre la tecnología y que contribuya a la estrategia y la innovación. En diferente orden o todo junto. Yo diría que los CIO son como los seguidores del Barça: décadas de sequía y fracasos les hacen propensos a la incertidumbre y el desconsuelo. En épocas de triunfos tienden a la euforia, pero nunca pierden esa desconfianza alargada. Hemos hablado aquí de la ambigüedad de su rol y las múltiples razones para su efectividad que no dependen de ellos y les debilitan. Ahora la suerte se llama transformación digital y los CIO son más optimistas, piensan que su rol e influencia están aumentando y aspiran a asumir el liderazgo del cambio. GRÁFICA: Descargar (PPTX, 144KB) Mayores preocupaciones de los CIO (CIOs SIM Survey, 2016). Cada año, desde hace décadas, esperamos las encuestas y las reuniones de CIO para conocer su estado de ánimo. Las más importantes son las que publica el MISQE, por encargo de las Society for Information Management, la que hace la revista CIO y la de la empresa de prospectiva Gartner. La primera es más descriptiva que analítica, supuestamente más científica y sistemática, más selecta, y permite seguir anualmente más o menos las mismas cuestiones; es también más americana, por los entrevistados, y más estable y pacífica. Las otras necesitan cierta tensión y drama para vender más. El 2016 ha sido o...

Data Governance

El trabajo con datos bajo diferentes nombres (business intelligence, big data, data science, data analytics, data governance y más) es una nueva función dentro de la empresa, que apareció en la segunda mitad del siglo XX, pero que se ha consolidado en este siglo y que ya no desaparecerá. Hablamos de la gestión del dato, como lo hacemos de la gestión de los recursos humanos, las finanzas o el marketing. Tiene sus reglas de admisión, sus programas de formación, sus especialidades, sus métodos, sus costumbres y sus gremios. Es ya una profesión, con muchas especialidades. Algunos de estos expertos, se dedican al gobierno de los sistemas de datos, es decir, la organización, los procedimientos y la administración y documentación de los sistemas de datos dentro de organizaciones normalmente grandes. GRÁFICA: La Rueda de la Gestión de Datos. DAMA Internacional es la sociedad que agrupa a la comunidad de practicantes de la gestión de datos, define los estándares de la profesión y proporciona certificados de aptitud, si pasas (y pagas) un examen. Fue fundada en Los Angeles a finales de los 1980. DAMA gestiona un manual de buenas prácticas, el DMBoK o Data Management Body of Knowledge, del que se puede descargar una versión corta gratuitamente aquí. Las siglas recuerdan al estándar de gestión de proyectos, el PMBoK, bastante más popular y al que hemos dedicado en este blog unas cuantas entradas. Según el DMBoK, “la gestión de datos consiste en el desarrollo, la ejecución y la supervisión de planes, políticas, programas y prácticas para controlar, proteger, servir y aumentar el valor de los activos de datos e información” que...