Car Hacking (I)

Desde hace ya muchos años que los mecánicos de coches han aparcado el martillo y la escarpa para arreglar los coches que les llevan al taller. Años atrás con solo escuchar el ruido del motor ya sabían que tenía ese coche. Los tiempos cambian y la tecnología llegó a los motores. Sobre el año 1995 ya todos los coches tienen un pequeño ordenador dentro del capó del motor, algunos modelos incluso antes de esa fecha. A partir de entonces se dieron cuenta que podrían sustituir los kilómetros de cables que había dentro de un coche por un bus de datos industrial, vamos, un único cable para todo, que por cierto ya existían en la industria desde hacía ya una década. Buses que son resistentes a las alteraciones del entorno, al ruido electromagnético que afecta tanto a las comunicaciones Ethernet actuales. Este tipo de bus se diseñó para que ese ruido que generan los grande motores eléctricos, al arrancar, al funcionar, no cambiasen los bits que por ellos circulan de los sensores de esos mismo motores hacia los ordenadores que supervisan todo el proceso industrial. Los mecánicos enchufan un cable con un conector especial, que se llama OBD-II, y al otro lado un terminal USB normal que conectan a un portátil con el software de diagnóstico, ese portátil es el que les dice que es lo que falla en el coche, que aparato está mal y cambiarlo. Ahora empezamos a ver coches conectados permanentemente a internet, a las redes. Los coches de ahora, aunque sean de gama baja, ya disponen de clientes WiFi que al llegar al taller se conectan...

La tecnología cotiza máximos en bolsa… otra vez

(Trobareu la versió en català més avall) Actualmente, las empresas tecnológicas (Apple, Google, …) son las que tienen una mayor valoración a la bolsa y no parece que hayan tocado techo. Ante situaciones similares como por ejemplo la “burbuja de las punto como”, hay quién plantea si esta valoración es realista o nos encontramos ante una nueva burbuja. Un aspecto clave será su capacidad de crecimiento, ofreciendo nuevos productos o abriendo nuevos mercados. En el artículo hablaremos de las nuevas tecnologías y nuevas líneas de negocio de empresas tecnológicas (realidad virtual y aumentada, IA y big data, vehículos autónomos, computación cuántica, …) y sus posibilidades de crecimiento futuro. Si miramos la situación actual, cada empresa tecnológica apuesta por  un nicho de mercado. Apple obtiene un gran volumen de beneficios de la venta de smartphones  y tablets  de gama alta y servicios asociados como el App Store o iTunes. Empresas como Google y Facebook  generan sus ingresos principalmente a través de la publicidad. Microsoft tiene muchos ámbitos de negocio: el sistema operativo Windows, software de ofimática y productividad como Office, las tabletas Surface, la plataforma de cloud computing Azure y la plataforma  de entretenimiento Xbox. Por su parte, además de su negocio de distribución online, Amazon también tiene una fuente de ingresos importante a partir de su plataforma de cloud  computing Amazon Web Services. Y en los puntos de intersección entre estas empresas se están producido pequeñas “guerras” como por ejemplo en la búsqueda en Internet (Bing vs Google), los dispositivos móviles (Android vs iOS), los navegadores web (Edge vs Chrome) o la computación en la nube (AWS vs Azure)....

Un sistema de comunicación distribuido de 37 billones de elementos

El siglo XXI es el siglo de la multidisciplinariedad. El conocimiento avanza y se extiende solapando disciplinas de tal forma que hoy día resulta prácticamente imposible atribuir el éxito al conocimiento de una sola persona. Hoy en día son los equipos los que consiguen el éxito por encima de la individualidad  de otros tiempos. En la época del big data, cuando se habla de cifras de billones de elementos interconectados tendemos a  pensar  en grandes y potentes ordenadores distribuidos a escala mundial, trabajando en sinergia para conseguir resolver problemas, extraer patrones de comportamiento o desarrollar avances en el campo  de la inteligencia artificial. Al pensar en magnitudes tan elevadas nos alejamos de la unidad para irnos al todo. Cuando a alguien le hablan de un sistema de comunicación de 37 billones de elementos cuesta imaginarse que este sistema se encuentre en nuestro propio organismo. Si, 37 billones de elementos celulares interconectados consiguen que nuestro organismo funcione con el grado de precisión de un reloj suizo, comunicándose cual red fotónica para  mantener la homeostasis de nuestro organismo y regular de forma casi instantànea cientos de parámetros vitales. La investigación en el campo de la medicina durante los últimos años ha ido enfocada hacia la mejora de los procesos biológicos que permiten el buen funcionamiento de nuestro organismo. Atacar al patógeno ya no es suficiente para acabar con la enfermedad, y la aparición de un número cada vez creciente de enfermedades de etiología compleja como las autoinmunes, degenerativas y otras ha llevado a cambiar el enfoque de la investigación hacia el correcto funcionamiento celular. El objetivo diana deja de ser el...

mHealth, salud en movimiento

(Trobareu la versió en català més avall) Después de la entrada sobre eHealth, vamos ahora a centrarnos en una de las partes de la eHealth: la mHealth.  Pero, ¿cuál es la definición de mHealth? Según un documento de la OMS, no hay una definición clara, pero hay una que nos ha parecido útil; es la del Global Observatory for eHealth (GOe) y define el término cómo: prácticas médicas y de salud pública basadas en dispositivos móviles. Las aplicaciones de mHealth son incontables. Según el Banco Mundial, se pueden clasificar en siete categorías: 1) mejora de la gestión y la toma de decisiones por parte de profesionales de la salud; 2) recolección de datos basados en la localización en tiempo real; 3) prestación de asistencia sanitaria a lugares remotos; 4) fomento del aprendizaje y el intercambio de conocimientos entre los profesionales de la salud; 5) promoción de la salud pública; 6) mejora de la rendición de cuentas; y 7) autogestión de la salud del paciente. Ámbito de aplicación de la mHealth Por otro lado, según una lección del Dr. Bassam Kadry de la Facultad de Medicina de Stanford , si separamos la investigación en medicina en descubrimiento de salud y distribución de salud, en el primer grupo  habría las vacunas, los fármacos, la ciencia de materiales, etc. Aquí, hay poco espacio para la mHealth. Pero es a la hora de hacer llegar los resultados de la investigación al público, en la parte de distribución de salud, donde la mHealth puede jugar un papel importante. Aquí encontramos una nueva clasificación de las aplicaciones de salud móvil, más específica: a) gestión de la información,...

eHealth, salud digital

(Trobareu la versió en català més avall) Hace unos mesos apareció en la prensa varias noticias que Google y Apple entrarían en el negocio de la telemedicina (aquí tenéis una, por ejemplo). El planteamiento de las dos compañías se basa en sensorizar los pacientes (o mejor dicho, las personas, porque hay la componente preventiva y, por lo tanto, aún no son pacientes) mediante dispositivos. Alphabet Inc. (de Google) está desarrollando unas lentes de contacto que miden los niveles de glucosa. Este proyecto forma parte de los 5 proyectos más ambiciosos de Google y la lente en sí, que sería solar, mediría los niveles de glucosa en las lágrimas, pero también sería capaz de obtener la temperatura corporal o el nivel de alcohol en sangre. Incluso, podría llegar a informar de posibles alérgenos en el ambiente. Toda esta información se podría descargar en un ordenador para procesar. Eso sí, hay que decir que Google también ha abandonado otro proyecto de salud: Google Health. Apple, por su lado, está más orientada al desarrollo de aplicaciones y compartir datos entre usuarios y con los profesionales de la salud (se puede ver, por ejemplo, iOS-Health). Microsoft está trabajando en su proyecto Health Vault, con múltiples sensores y/o dispositivos para producir y consultar los datos. A continuación, intentaremos dar algunas indicaciones que pueden dar una idea de todo lo que abarca esta nueva disciplina, pero avanzar que aunque se escriban únicamente elementos referenciados, seguro que cada una de las afirmaciones que se hagan puede estar y está en discusión, ya que, como veremos, es un tema que está en ebullición y en el que...