¿Cómo está hoy la enseñanza de la programación en la infancia?

Ya hemos hablado en este blog del aprendizaje de la programación en la infancia. En este artículo vamos a hacer un poco de historia de la enseñanza de la programación en la escuela en España, después daremos una visión general de la situación actual, tanto en España como en Europa, y acabaremos centrándonos en lo que pasa en Cataluña, como botón de muestra de cuál es la realidad. La enseñanza de la programación en las escuelas no es algo nuevo. A mediados de los 80, el proyecto Atenea del gobierno español dotaba a los centros escolares de equipos y programas para introducir la informática en la educación. Entre estos programas estaban los lenguajes de programación Logo y Basic. En aquellos momentos muchas escuelas aprovecharon los equipos y los lenguajes que tenían disponibles para dar clases de programación a sus alumnos. Sin embargo, en los 90 se puso en duda la utilidad de la programación en el aula y en años posteriores se introdujo la ofimática y se dejó de lado la programación. Esta situación se mantuvo así hasta bien entrada la primera década del 2000, cuando la aparición de programas como Scratch (2005) y la popularización de la expresión pensamiento computacional (2006) volvieron a dar valor al aprendizaje de la programación en la escuela. En Europa, la European Schoolnet, una institución compuesta por los 31 ministerios de educación de la Unión Europea, publicó un informe en el 20141 donde puede leerse que la programación formaba parte del currículum de 12 países: Bulgaria, Chipre, República Checa, Dinamarca, Estonia, Grecia, Irlanda, Italia, Lituania, Polonia, Portugal y Reino Unido. La mayoría de estos países incluyen...

KPI y Smart City: el caso de la eficiencia energética

La Smart City, o ciudad inteligente, se puede describir como el paradigma por el cual la ciudad, ciudadanos y diferentes agentes que en ella conviven trabajan con el objetivo de garantizar un desarrollo sostenible, haciendo el mejor uso posible de los recursos disponibles para incrementar la calidad de vida de la ciudadanía. Teniendo en cuenta lo anterior, serán muchos los proyectos llevados a cabo en la Smart City con el fin descrito, de forma que se hace necesario poder evaluar las actividades desarrolladas. Cualquier actividad que no se puede medir no se puede evaluar ni, por tanto, mejorar ni valorar su evolución. Esta máxima será clave para aquellos proyectos o iniciativas desarrolladas en el contexto de las Smart Cities. De este modo, antes incluso de empezar un proyecto para Smart Cities, deberemos definir las métricas que lo evaluarán. Estas nos servirán para poder comparar con otros competidores y productos alternativos, comparar la evolución temporal de nuestro producto (mejoras, uso por parte de ciudadanos/usuarios finales) o el impacto que tiene sobre su ámbito dentro de la Smart City (por ejemplo, ahorro energético, reducción de la contaminación, etc.). Por tanto, será necesario tener claros qué indicadores o métricas hay que recolectar, también decidir cómo presentar estos indicadores y, por último, saber interpretar correctamente estos datos. La gestión eficiente de los recursos de una ciudad es uno de los principales objetivos que persigue el paradigma de la Smart City. Para poder maximizar la eficiencia, primero deben conocerse qué parámetros han de mejorarse y estudiar su posible optimización. Para ello, disponemos de indicadores de tipo Key Performance Indicator (KPI) señalando qué elementos se pueden...

Se celebra el II Foro Industria 4.0

(Trobareu versió en català més avall) El pasado 2 de junio tuvo lugar en el Espacio Endesa de Barcelona la 2a edición del Foro Industria 4.0. En otras entradas de este blog ya se ha escrito sobre el concepto Industria 4.0 y las diferentes implicaciones que tiene (y tendrá) en el capital humano y en el tejido empresarial de nuestro territorio: ahora, sin embargo, os ofreceremos un resumen del acto del pasado viernes. Este foro está organizado por la Comisión Industria 4.0, formada por los diferentes colegios y asociaciones de ingeniería del territorio (por orden alfabético: Colegio de Ingenieros Agrónomos de Cataluña, Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Cataluña, Colegio de Ingenieros Industriales de Cataluña, Colegio de Ingeniería Informática de Cataluña y Asociación Catalana de Ingenieros de Telecomunicación) y tiene los siguientes objetivos: Transportar al tejido industrial catalán el estado del arte del conocimiento y la práctica en el entorno de la Industria 4.0 Mostrar ejemplos reales que aceleren la comprensión del potencial de las tecnologías y su aplicación para la industria manufacturera Fomentar la interrelación entre los profesionales de los ámbitos que se ven implicados en esta transformación Establecer unos hitos en el calendario donde ingenieros y empresas, periódicamente, puedan debatir sobre los principales avances en la industria durante el último año Este año, han participado en este foro más de 225 profesionales, hecho que supone un aumento del 40% respecto la primera edición, celebrada en 2016, y demuestra el interés creciente de profesionales e industria en relación a la transformación digital en el sector industrial. A diferencia del año pasado, el acto se dividió...

La visualización interactiva de datos como herramienta de análisis

En la sociedad actual, cada día se generan datos por un volumen de 2,5 x 1018 bytes, aproximadamente. Estos datos son de naturaleza compleja y pueden combinar diferentes aspectos al mismo tiempo, entre otros: ser multidimensionales, ir ligados a restricciones espacio-temporales, longitudinales (que evolucionan en el tiempo), multimodales (combinando diferentes fuentes y orígenes), así como provenir de la ejecución de múltiples procesos paralelos y/o modelos. Visualizar datos incluye gestionar toda esta complejidad para convertirlos en información, es decir, obtener respuestas a las preguntas u objetivos de la visualización. El análisis visual no substituye a la estadística clásica o la construcción de modelos de minería de datos, sino que aporta una perspectiva diferente basada en las capacidades del sistema visual humano. La visualización de datos como herramienta de análisis pretende luchar contra el “síndrome de las cajas negras”, ya presentado en este blog con anterioridad. Así, el objetivo de una visualización de datos es mostrar la naturaleza de los mismos, facilitando su comprensión y posterior exploración. Se trata, entonces, de realizar un análisis visual preliminar para detectar los aspectos clave presentes en los datos: distribuciones de cada variable, valores extremos, relaciones entre variables, tendencias, patrones, outliers, etc. Para ello es necesario poder disponer de un entorno gráfico que permita visualizar datos usando diferentes proyecciones, combinando herramientas estadísticas con modelos generados a partir de los datos, desde descriptores estadísticos hasta el resultado de un algoritmo de clasificación no supervisado, por ejemplo, variando los parámetros del mismo. En este sentido, la evolución de la visualización de datos no se ha centrado solamente en la capacidad de generar gráficos complejos con mayor resolución...

Más frecuencias para las comunicaciones móviles 5G

Las mejoras tecnológicas en el ámbito de las comunicaciones inalámbricas acaecidas a lo largo de las dos últimas décadas –y en particular durante los últimos diez años- han tenido una enorme repercusión en la sociedad actual. El acceso a precios razonables a conexiones inalámbricas de banda ancha, tanto mediante las redes inalámbricas de área local –comúnmente conocidas como WiFi– como mediante las redes de comunicaciones móviles/celulares –3G y 4G-, ha creado las condiciones necesarias para una auténtica revolución basada en la generación/consumo ingente de datos. Así, conceptos como Big Data, proveedores Over-the-Top (OTT) o Internet of Things (IoT), entre muchos otros, no pueden ser entendidos sin tener en cuenta la revolución tecnológica subyacente. Si bien es cierto que en el pasado no es evidente si fueron los avances tecnológicos los que motivaron el crecimiento del intercambio de datos o si fue a la inversa1, parece obvio que hoy en día son los hábitos sociales y la demanda creciente de datos los que exigen mayor capacidad y velocidad de transmisión a la industria (fabricantes y operadores). A pesar de que los distintos estándares de la familia IEEE 802.11 han definido tecnologías capaces de alcanzar velocidades de transmisión elevadísimas, sus limitaciones en términos de área de cobertura –y por lo tanto en términos de movilidad- suponen todavía hoy su punto débil. Por el contrario, las comunicaciones móviles, con coberturas de servicios de 4G que alcanzan a más del 90% de los habitantes de algunos países desarrollados –entre ellos, el Estado español-, no son capaces de ofrecer todavía las velocidades de transmisión y las capacidades requeridas. Por ello los agentes involucrados en...